Con el 0-2 de la 95-96 en el recuerdo

M.B
-
Con el 0-2 de la 95-96 en el recuerdo

El Real Valladolid, con goles de Alen Peternac y Mami Quevedo, ya se impuso hace 23 años en Vallecas con la permanencia en juego

La historia suele ser caprichosa en el mundo del fútbol. El Real Valladolid visitará este domingo Vallecas en la penúltima jornada liguera. Se jugará la permanencia, como ya lo hice en la temporada 1995-96, en aquella ocasión a falta de tres jornadas para el final y con madrileños y vallisoletanos inmersos ambos en la pelea por no caer al pozo de la Segunda. 
Los blanquivioleta llegaban a Vallecas a jugarse, un 5 de mayo de 1996, algo más que tres puntos. Se encontraban, en una Liga de 22 equipos, en la tercera plaza por la cola, con 38 puntos, los mismos que los rayistas, en puestos de descenso directo (bajaban dos y promocionaban otros dos).
Cantatore, que había sustituido a Rafa Benítez a mitad de temporada, alineó en ese encuentro a César, Torres Gómez, Iván Campo, Santamaría, Antía, Juan Carlos, Quevedo, Gutiérrez, Fernando, Soto y Peternac; y en la segunda parte dio entrada a Marcos, Turiel y Raúl Ibáñez. Enfrente estaba el Rayo de un bisoño Marcos Alonso, que había relevado a Pedro Mari Zabalza casi en el arranque de la temporada. Salió con, entre otros, Abel Resino en portería; Ezequiel Castillo, Guilherme, Aquino y un nombre de sobra conocido, Onésimo.
El encuentro fue tenso, duro, igualado y se decidió en la recta final de la segunda parte, cuando Cantatore dio entrada a Raúl Ibáñez, cedido por el Valencia en Valladolid, y éste provocó dos penaltis: el primero lo anotó Peternac; el segundo, Quevedo. El 0-2 dio los tres puntos a los pucelanos, que tomaron aire en esa recta final, en la que lograron la salvación de forma matemática tras aquel recordado 3-8 en el Carlos Tartiere y el 3-1 en el José Zorrilla ante el Betis.
Los vallecanos se salvaron en la promoción de descenso. Fueron cuartos por la cola y se midieron con el Mallorca, ante el que cayeron por 1-0 en la ida y ganaron por 2-0 en la vuelta. Por entonces ya no estaba Marcos Alonso en el banquillo, que había sido destituido tras la derrota contra el Pucela. 
otros. Además de ese encuentro, el Pucela ha visitado en otras nueve ocasiones Vallecas en la máxima categoría. De esas, en otras cinco han salido victoriosos los blanquivioleta, la último de ellas en la 2013-14 al ganar por 0-3 con goles de Ebert, Javi Guerra y Larsson, también con Paco Jémez en el banquillo local. También se sumaron los tres puntos en la 12-13 y en la 02-03, es decir, los tres últimos partidos allí en Primera. Cuatro derrotas completan el balance en Primera División entre ambos.