Los cinco dependen de sí mismos para seguir en Primera

M.B
-
Los cinco dependen de sí mismos para seguir en Primera - Foto: LaLiga

Villarreal, Celta, Levante y el propio Real Valladolid pueden salvarse esta jornada. El Girona pasaría al Levante si le gana en su duelo directo. Los blanquivioleta tienen el average ganado con todos menos con los granota

Dos jornadas, 180 minutos y cinco clubes luchando por evitar la tercera plaza de descenso a Segunda. Así se presentan las dos últimas jornadas de la Liga. Y, curiosamente, los cinco equipos implicados dependen de sí mismos para seguir en la máxima categoría. Incluido el Girona, que recibirá al Levante este domingo en un duelo clave y directo por la salvación.
El Real Valladolid, al igual que sus cuatro rivales, tiene en sus manos la permanencia. Y las cuentas son claras.
Si gana al Rayo y al Valencia seguirá en la máxima categoría. Si suma una victoria y el Girona no gana uno de sus dos encuentros también se mantendría. Incluso si empata los dos, aunque en este caso ya habría que mirar el resto de resultados.
Porque los blanquivioleta tienen el average directo ganado con tres de sus cuatro rivales. Es decir superaría al Villarreal, al Celta y al Girona en cualquier empate; y solo estaría por debajo si queda igualado a puntos con el Levante. Pero aun más lejos, si en ese hipotético empate a puntos, además de los granota, se implica a algún club más, el Pucela también saldría beneficiado.
De ahí que incluso dos empates le podrían valer, siempre que el Girona no sumase más de tres puntos o el Celta y el Villarreal perdiesen los dos partidos que le quedan por jugar.
Estas mismas cábalas las están haciendo en el resto de clubes implicados en esta lucha por evitar el descenso. En la mayoría de los casos, una derrota del Girona este domingo les pondría la permanencia en bandeja.
Pero, al igual que al Pucela, necesitarían algo más. Los blanquivioleta deberían ganar y el resto, al menos, puntuar para que fuese matemático.
Un empate de los catalanes ante el Levante no salvaría ni siquiera a los granota. Ambos habrían empatado en sus dos enfrentamientos directos y habría que recurrir a la diferencia de goles (-8 para el Levante y -14 para el Girona, con lo que estos últimos aún tendrían una opción, aunque ya remota). Ese empate dejaría en bandeja de plata la permanencia al resto que, con una victoria, serían de Primera de forma matemática (todo aquel que no sume los tres puntos, estaría aún a tiro de piedra del equipo que entrena Eusebio Sacristán). Y una victoria del Girona abriría el abanico de posibilidades. En principio nadie estaría salvado matemáticamente. El Celta y el Villarreal también tienen igualados el average, aunque en ambos casos con una diferencia de goles aún más importante; mientras que el Levante caería a puestos de descenso, siempre que no gane el Pucela.