scorecardresearch

PSOE y VTLP proponen al Pleno aplazar el pago de la deuda y realizar una consulta

M. Rodríguez
-

El alcalde de Valladolid dejó ayer abierta la puerta a salvar la operación del soterramiento a pesar de que la deuda millonaria con los bancos amenaza con liquidar el proyecto. Puente aseguró que si los socios de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad -Ministerio de Fomento y Junta- pagan su deudas con la misma, que suma 325 millones de euros, se podría afrontar una operación cuyo coste final fijó en 996 millones de euros. Según las cuentas del equipo de Gobierno, si se vende el suelo previsto por valor de 400 millones, el Ayuntamiento se comprometería a pagar los costes de la urbanización, que fijó en 137 millones de euros. «El soterramiento se puede hacer. Es posible pero no fácil», sentenció.


Pero, ¿cómo se piensa afrontar una operación a la que hace varios días se sentenció de muerte? El PSOE y VTLP llevarán al Pleno Extraordinario, que se celebrará hoy a petición del Grupo Municipal Popular, una propuesta que contempla el aplazamiento de dos años para  pagar la deuda de 125 millones de la Sociedad. El Ayuntamiento,  asegura el alcalde, tiene «la voluntad de cumplir el compromiso del soterramiento», pero siempre que se renegocien las condiciones de financiación. Así, pide que las entidades financieras no computen intereses, con la esperanza de poder iniciar en este plazo, si la situación del mercado inmobiliario «lo permite», la venta de suelo liberado.


 El PP también apoya la renegociación de los plazos de devolución de los préstamos, aunque en lugar del período de carencia de dos años que plantea el equipo de Gobierno,diferir los pagos hasta el 30 de junio del año próximo.


Por su parte, el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, apoyó esta idea pero advirtió de que el desarrollo de la operación será «muy largo». Así, explicó que el Ayuntamiento afrontaría la urbanización exterior «según se pueda ir haciendo» y reiteró que sería «un compromiso» del actual equipo de Gobierno. «Ya firmaba yo que todos los costes para el Ayuntamiento fueran de 137 millones de euros», apostilló Puente, que fijó el plazo de ejecución de cuatro a ocho años.


En la moción que hoy se someterá al Pleno también figura la propuesta de  «consultar a la ciudadanía» y «poner sobre la mesa con absoluta transparencia» todas las cifras relativas al soterramiento, algo que ya se hizo ayer antes los medios de comunicación.