San Cristóbal mejora sus accesos y aparcamientos

D. V.
-

La calle Cobre se reabrirá al tráfico tras diez años sin uso y estará comunicada con Acero y Topacio. Esta vía tendrá un aparcamiento para camiones y se ampliará otro en la calle Oro

San Cristóbal mejora sus accesos y aparcamientos

El Ayuntamiento de Valladolid estudia la habilitación como aparcamiento de camiones de una parcela situada junto a la remodelada y reabierta calle Cobre, en el polígono industrial de San Cristóbal, así como la posible ampliación del espacio provisional para estacionamiento de la calle Oro. 
El alcalde, Óscar Puente, junto a los concejales de Movilidad, Luis Vélez, y de Planeamiento Urbanístico y Vivienda, Manuel Saravia, visitó la calle Cobre, que se reabrirá al tráfico después de diez años sin uso como consecuencia de las obras de infraestructuras que se han realizado en la zona -la VA-30 y el túnel de la variante de Mercancías-, informa Europa Press.
Con una inversión de 326.716 euros, IVA incluido, se trata de una de las actuaciones que lleva a cabo el Ayuntamiento para mejorar las infraestructuras y servicios en el polígono de San Cristóbal y estará comunicada con las calles Acero y Topacio, desde donde se puede salir para incorporase al tráfico junto a la rotonda situada bajo la VA-30. 
La habilitación de este vial permitirá crear un espacio en el que se podría ubicar el aparcamiento de camiones que reclama la Asociación de Empresarios del polígono. El edil de Movilidad explicó que se van a comenzar los estudios para la posterior redacción del proyecto, aunque se podría habilitar más pronto con una solución provisional de pavimento residual que impida la formación de charcos. 
También se estudia la ampliación del actual aparcamiento provisional situado en la calle Oro, también solicitada por los empresarios debido a la importante demanda que tiene este espacio. 
En cuanto a la calle Cobre, su trazado estuvo «sepultado» durante años por las obras de construcción de la VA-30, que entró en servicio en octubre de 2010. Además, junto a esta zona se ejecutó en su día un falso túnel para la proyectada variante ferroviaria de mercancías, que se rellenó con materiales que el estudio geotécnico clasificó como suelos tolerables, por lo que se ha podido recuperar el uso de la superficie. 
El proyecto ha consistido en la construcción de calzada, aceras y red de alumbrado, además de la renovación de la red de abastecimiento de agua y la creación de canalizaciones para baja tensión, así como conductos para cableado de comunicaciones.