Seis carreras de la UVa exigen tener una nota superior al 10

ICAL
-
Seis carreras de la UVa exigen tener una nota superior al 10

Física y Matemáticas tiene la nota de corte más elevada, con 13,001

Seis carreras de la Universidad de Valladolid exigen tener una nota superior al 10 para poder acceder a sus estudios. Se trata de los grados de Física y Matemáticas (13,001), Medicina (12,400), Matemáticas e Ingeniería Informática de Servicios y Aplicaciones (11,818), Física (10,972), Matemáticas (10,648) y Enfermería (10,155). Otras cinco carreras de los diferentes campus que componen la Universidad también superan el nueve de nota de corte. 

En Castilla y León son 14 los grados de universidades públicas que exigen tener una calificación media superior al 11 para acceder a sus estudios, según las notas de corte de las titulaciones con un límite de plazas del curso pasado que suelen ser muy similares entre un año y otro. De esta manera, el doble grado en Biotecnología y en Farmacia de la Universidad de Salamanca (Usal) lideró el ránking el curso pasado, con una calificación de 13,442, lo que supuso ser la tercera nota de corte más alta de España, tras el doble grado de Matemáticas y Física de la Universidad Complutense (13.773) y el doble grado en Estudios Internacionales y Derecho, de la Carlos III de Madrid (13.493). Es habitual que la nota de corte de los dobles grados sea superior que la de los grados.

Las universidades públicas ofrecen en sus páginas web las notas de corte de los grados, que corresponden a la calificación de acceso de la última persona que ingresó en cada una de las titulaciones de los estudios de grado en el curso pasado.

Eso sí, dejan claro que es solo tienen un “mero carácter informativo”. En concreto, precisa que una persona que tenga una determinada puntuación de acceso, por encima de la nota de corte del curso anterior, “no significa” que en la admisión del curso 2019-2020 tenga garantizada una plaza. Hay un dato a tener en cuenta como que, el año pasado, la mayor parte de las carreras con límite de admisión o ‘numerus clausus’ aumentó su nota de corte respecto al curso pasado.

Tras padecer, un año más, el debate sobre la necesidad de una prueba única a nivel nacional, los estudiantes de Castilla y León que esta semana realizaron la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) esperan ansiosos el día 14, viernes, para conocer la nota de la prueba, que supone el 40 por ciento de la calificación para acceder a la universidad mientras que el otro 60 por ciento corresponderá a la nota de la etapa de Bachillerato. La combinación de ambas puntuaciones marcará parte del futuro de muchos jóvenes.

La competencia es máxima y los alumnos más brillantes no se conforman con superar la Selectividad -algo que ocurrió en el 92,2 por ciento de los casos el año pasado- sino que deben conseguir la mejor posible. Solo así se aseguraran entrar en las titulaciones más demandadas y que exigen las calificaciones más altas como son los casos en Castilla y León de algunos dobles grados, Medicina, Biotecnología, ingenierías y Enfermería.

Solicitantes y plazas disponibles

La nota de corte es una puntuación que viene marcada por el número de solicitantes de una carrera universitaria y las plazas disponibles. Y hay determinados grados donde la competencia es máxima, no solo entre alumnos de la propia Comunidad sino de otros territorios al existir un distrito único, que permite la elección de grados por un estudiante de cualquier lugar de España. Eso genera, por ejemplo, que el 45 por ciento de los estudiantes de primer curso en Medicina en Valladolid proceda de otras regiones, un porcentaje que aumenta hasta el 49,7 por ciento en el caso de Salamanca el curso pasado, según los datos recopilados por Ical. Lo mismo ocurre con el grado de Enfermería en el campus de Salamanca de la Usal (50,3 por ciento) y Burgos (47 por ciento), aunque se dispara hasta el 63,1 por ciento en el campus de Soria de la UVa. También rondan esos porcentajes en Salamanca las carreras de Psicología (47,8 por ciento) y Farmacia (49,2 por ciento).

La Usal es la institución de la Comunidad más demandada para cursar las carreras más exigentes, ya que acumula diez grados que el año pasado exigieron una nota superior al 11. Tras el doble grado de la Facultad de Ciencias, se situó uno de los ‘clásicos” en las clasificaciones por la elevada demanda de solicitudes de admisión y la escasez del número de plazas. Se trata del grado de Medicina, con un 12,668; seguido de Biotecnología (12,642); doble grado de Farmacia y Pymes (12,169); Odontología (12,135); Administración y Dirección de Empresas y Derecho (11,783); Fisioterapia (11,700); Matemáticas (11,439); Física (11,390) y Enfermería, en el campus de Salamanca (11,306).

Las universidades públicas más pequeñas como León y Burgos solo lograron el año pasado colar un grado con una nota de corte por encima del 11. Se trató de Biotecnología en la Ule, con un 11,328. Por detrás, aparecen Ingeniería Aeroespacial (10,729) ; Veterinaria (10,383) y Enfermería, en el campus de León, con un un 10,126. A partir de ahí, se sitúan las carreras con una nota inferior al 10 como Fisioterapia y Enfermería, ambas ofertadas en Ponferrada.

En el caso de la UBU, solo el doble grado en Ingeniería Mecánica y Electrónica Industrial y Automática y Enfermería superaron el 10 en la nota de cortes, con un 10,166 y un 10,110, respectivamente.