A Toni se le ha hecho larga la espera

D.V.
-
A Toni se le ha hecho larga la espera

El canterano volvió a jugar el martes tras diez jornadas alejado del césped por una lesión. Asegura que el Real Valladolid está capacitado para puntuar, e incluso ganar, el sábado en el Metropolitano

Toni Villa volvió al césped el martes. Jugó sus primeros minutos ante el Girona desde que se lesionase de gravedad en la rodilla diez partidos atrás y ahora espera ayudar para lograr la anhelada permanencia. Para él, como recoge la web del Real Valladolid, el equipo viene mostrándose en “una buena línea” en las últimas jornadas y esa misma cadencia debe mantenerse para seguir sumando puntos en las cuatro finales que quedan.

Así lo ha expresado en rueda de prensa, en la que ha asegurado que no nota molestia alguna en su rodilla, aunque no ha escondido que se sintió “un poco ahogado” en los últimos minutos que disputó ante el Girona. “Ha sido muy largo, sobre todo en la recta final, porque yo ya me veía para jugar. El cuerpo técnico y los médicos saben lo que hacen. Sergio se preocupa mucho del jugador y aunque a veces los jugadores no lo entendemos, es muy importante”, ha subrayado Toni, que hablado de la penúltima jugada del partido en la que a punto estuvo de hacer el 2-0 con el portero fuera de sitio tras subir a rematar un córner: “Veía que me pillaban. Rematé con el alma porque estaba ahogado. No entró. Mala suerte”.

Aunque el encuentro del sábado es complicado, consideró que el Real Valladolid está capacitado para puntuar o “por qué no ganar” en el campo del segundo clasificado. “Es un partido a vida a muerte. Tenemos que morir”, ha espetado Toni Villa, quien para concluir, ha rechazado mirar de reojo a lo que hacen los rivales directos por evitar el descenso: “Sé que todos van a puntuar. Tenemos que preocuparnos de nosotros mismos y conseguir más victorias”.