Sin límite y con precios similares a la 2018-19

M.B
-
Sin límite y con precios similares a la 2018-19 - Foto: [[[Jonathan Tajes; Jonatan Tajes]]]

El club maneja la opción de mantener el coste de los abonos parecido al año pasado. El estadio aumentará el aforo y casi 4.700 personas están en lista de espera para ser abonados

El Real Valladolid tiene la intención de presentar a primeros de julio la campaña de abonados de la próxima temporada. Una campaña que mantendrá unos precios parecidos a los de la pasada y en la que no se pondrá límite al número de carnés... salvo el que le marque el propio aforo. 
La 2018-19 acabó con récord de abonados y con un límite, los 20.000, alcanzado a primeros de agosto, es decir, un par de semanas antes de que el balón comenzase a rodar. 
Para la próxima, el club ya ha confirmado que no habrá ese límite ya que se van a ganar localidades. Por un lado con las obras de eliminación del foso del estadio. Ahí se espera que se aumente el mismo en 1.800 asientos -a expensas de comprobar que tras la supresión del histórico foso los cálculos son correctos-. Por otro, se ‘ganarán’ localidades para los abonados con el cambio de ubicación de los aficionados visitantes. Hasta esta última temporada se encontraban en la zona alta de la Tribuna Este y a partir de la próxima se ubicarán en la Grada Sur, en la esquina más cercana a la Tribuna Oeste. Con ello se liberarán alrededor de 1.400 asientos para los posibles abonados (ya que la zona para los aficionados visitantes pasa de 2.000 a 619 localidades).
De esta forma, para la temporada 2019-20 habrá alrededor de 3.200 asientos más a disposición de los aficionados del Real Valladolid que quieran pasar a ser abonados.
Aunque el club maneja unos números aún mayores, ya que ya cuenta con casi 4.700 personas apuntadas en una lista de espera para poder darse de alta como abonado. Y aún falta una semana (hasta el 23 de junio) para que todos aquellos que quieran hacerlo, lo hagan. Luego, el club se pondrá en contacto con ellos para concertar una cita para darse de alta una vez haya concluido el periodo de renovaciones.
Pero eso será a partir de julio, cuando el Real Valladolid dé a conocer los precios de los abonos. Unos precios que no sufrirán muchas modificaciones respecto a los del pasado año, el del regreso a la máxima categoría.
 Por entonces, se cogieron como referencia los de cuatro temporadas atrás (243 euros en Grada Sur; 277 en Grada Norte; 284 en Tribuna Norte; 311 en Preferencia Norte; 425 en Tribuna Este o 398 en Grada Oeste, por poner algunos ejemplos). Y sobre esa base trabaja el club para la próxima campaña.
Sobre todo porque en esta última, 9.013 abonados (los que habían renovado en la anterior en el periodo incentivado) tuvieron gratis el carné y se mantuvo el precio a los que se dieron de alta durante el mismo periodo.
De esta forma, para la 2019/20 todos tendrán que pasar por ‘taquilla’ y el club mantiene su política de congelación de precios a expensas de alguna posible modificación.
El objetivo será superar esos 20.000 abonados, algo que parece factible y que en el tiro de cámara solo se vea el color blanquivioleta.
Una de las cosas que se reveló la semana pasada y que se desconocía es que el aforo real del estadio José Zorrilla no ha sido en las últimas temporadas de 26.512 espectadores. Tras las últimas modificaciones y obras, con los nuevos emplazamientos de las cámaras, la construcción de un estudio de televisión y la eliminación de la primera fila por el tema de la publicidad, el aforo real del coliseo pucelano ha sido de 25.499 espectadores, a los que habría que quitar otro centenar por aquello de la visibilidad reducida.
De esta forma, si se confirma definitivamente que la eliminación del foso traerá consigo la ampliación del aforo en unas 1.800 localidades, lo normal es que para la próxima temporada el José Zorrilla cuente con 27.300 espectadores. Si se restan los 619 asientos de la afición visitante, el Real Valladolid podría poner a disposición de sus abonados 26.681 carnés.