Deterioro general de los servicios públicos municipales

D.V.
-
Deterioro general de los servicios públicos municipales

El tercer Barómetro de Satisfacción de los Servicios Públicos del Observatorio de los Servicios Urbanos pone de manifiesto una caída en el grado de satisfacción de los vallisoletanos

El tercer Barómetro de Satisfacción de los Servicios Públicos del Observatorio de los Servicios Urbanos (OSUR) ha reflejado un deterioro generalizado de los servicios públicos municipales de Valladolid, al obtener un 64 por ciento de satisfacción, es decir, cinco puntos porcentuales menos respecto al barómetro del año pasado. Sin embargo, en esta materia la ciudad de Valladolid se sitúa por encima de la media nacional, en la que el porcentaje de satisfacción es del 57 por ciento. En cuanto al número de insatisfechos, también empeora, al pasar del 16 al 23 por ciento.

Según este informe, todas las prestaciones obtienen más críticas por parte de los ciudadanos, entre quienes baja su porcentaje en satisfacción, con la única excepción del transporte público, que logra mantener el mismo porcentaje que el año pasado. En línea con lo que ocurre en el resto de ciudades analizadas, el servicio que obtiene mejor valoración es el suministro de agua, le sigue la recogida de basuras y el transporte público. Todas las prestaciones consiguen aprobar, excepto la conservación de zonas verdes y espacios públicos.

El suministro de agua es, con un 68 por ciento, el servicio con mayor satisfacción, aunque baja un tres por ciento respecto al año pasado y se sitúa siete puntos por debajo de la media nacional, mientras que el número de insatisfechos es el más bajo de todos los servicios, con un once por ciento. Lo que más se valora es la gestión operativa, con 65 por ciento de satisfechos, le sigue el servicio atención al cliente con el 61 por ciento de opiniones favorables. En cambio, los vallisoletanos se muestran críticos y suspenden la factura que emite la empresa pública que presta el servicio.

El 61 por ciento de los vallisoletanos se muestran satisfechos con el servicio de recogida de basuras y residuos, que baja cinco puntos respecto al resultado registrado el año pasado, y se coloca tres puntos por encima de la media nacional. El número de insatisfechos también desciende y pasa del 24 al 19 por ciento. La frecuencia del servicio de recogida de basuras es el aspecto más valorado, con un 77 por ciento de satisfechos, seguido del servicio de contenedores para recogida selectiva, con un 55 por ciento de valoraciones positivas.

El transporte público es el tercer servicio por orden de valoración, con el 59 por ciento de satisfacción, el mismo porcentaje que en el anterior barómetro, pero un dos por ciento por debajo de la media nacional. El número de personas insatisfechas se reduce al 14 por ciento, es decir, 12 puntos menos que en el barómetro anterior. El aspecto más apreciado es el estado de limpieza y conservación de los vehículos de transporte público, con un 63 por ciento, mientras que el punto peor valorado es la fluidez del tráfico de vehículos, con el 37 por ciento de satisfechos.

La prestación de limpieza viaria obtiene el 51 por ciento de opiniones positivas, una cifra que, pese a bajar 15 puntos respecto al anterior barómetro, se sitúa ampliamente por encima de la media nacional. Los aspectos más valorados por los vallisoletanos son la limpieza de aceras y calles en su zona y la frecuencia con la que se realizan labores de limpieza de vías, ambas con un 53 por ciento.

Por último, la conservación de espacios públicos y el cuidado de zonas verdes es la única prestación que no consigue aprobar, con un 46 por ciento de satisfechos. A pesar de ello, se coloca dos puntos por encima de la media nacional, que se sitúa en 44 por ciento. El número de insatisfechos es del 18 por ciento, es decir, tres puntos menos que el año anterior. El cuidado que se brinda a las zonas verdes es el aspecto más valorado, con un 57 por ciento de satisfechos, mientras que la disponibilidad, el estado y equipamiento de las instalaciones deportivas es el punto peor valorado con un 27 por ciento de satisfechos.

Para el director General de OSUR, Ramiro Aurín, pese a que a la satisfacción global ha disminuido y ha aumentado la insatisfacción general con relación al año pasado, Valladolid “se mantiene en un aprobado razonable, por encima de la media nacional y con buenas notas en el análisis detallado de casi todos los servicios”.

Los resultados de esta tercera edición del Barómetro son fruto de la encuesta realizada por Time Consultant a 5.500 personas y que busca reflejar la opinión de los servicios públicos municipales de los ciudadanos de las 30 poblaciones más pobladas del país: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Málaga, Murcia, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria, Bilbao, Alicante, Córdoba, Valladolid, Vigo, Gijón, L’Hospitalet de Llobregat, Vitoria, La Coruña, Granada, Elche, Oviedo, Terrassa, Badalona, Cartagena, Jerez de la Frontera, Sabadell, Móstoles, Santa Cruz de Tenerife, Pamplona y Alcalá de Henares.