La campaña micológica será buena por las tormentas de verano

D.V
-

La Asociación Micológica de Valladolid resalta «las buenas expectativas» de los aficionados por las precipitaciones registradas en la provincia en agosto y septiembre. «Ya hay gente que ha cogido níscalos»

La campaña micológica será buena por las tormentas de verano - Foto: Rueda Villaverde

Muy buenas expectativas de los aficionados a las setas. Desde la Asociación de Mitológica de Valladolid destacan que las lluvias caídas durante los meses de agosto y septiembre han ocasionado que la campaña vaya a ser «muy buena». Su presidente, Aurelio García, se mostró esperanzado ante la posibilidad de disfrutar de una «muy buena» temporada de otoño después de tres años, cuando los aficionados ni siquiera han podido salir al campo debido a la sequía. «Llevamos tres otoños que no hemos podido coger ni un solo ejemplar en toda la provincia». 
Las precipitaciones han sido generalizadas en la provincia entre los meses de agosto y septiembre, aunque haya sido en forma de tormentas. «Ha llovido mucho durante estos dos meses», reconoce García, quien insiste que la lluvia sobre todo ha llegado durante la última quincena del mes de septiembre. «Es el momento más oportuno y cuando tiene que llover para favorecer la aparición de las setas a finales de este mes». 
Sobre el calor que se ha registrado prácticamente en toda la provincia durante los últimos días, García señaló que también beneficia la aparición de setas. «Es lo esperado con el veranillo de San Miguel. Hay mucha humedad por todos los sitios y eso favorece la aparición de setas y ahora este calor también ayuda». 
Para el mes de octubre, García destacó que es necesario que mermen un poco las elevadas temperaturas de los últimos días y que se registren «más precipitaciones, aunque sea poco». Con estas condiciones, la campaña sería estupenda. García se muestra optimista y manifiesta que durante los próximos días comenzara la recogida de setas, tanto en los pinares como en el resto de terrenos de la provincia. Sin lugar a dudas, en Valladolid el níscalo es el principal protagonista de todas las temporadas. Cada vez mayor número de aficionados salen en busca de los afamados níscalos. Una pasión que va en aumento. «Cada vez tenemos mayor número de aficionados que salen al campo y ya no se limitan a los níscalos, sino que se busca una mayor variedad y ya hay gente que apuesta por otro tipo de setas con mayor gusto culinario».
Las abundantes lluvias de este verano y el calor de los últimos días, lo que han provocado es que la temporada se adelante casi unos 20 días, ya que algunos recolectores ya han recogido níscalos, cuando lo normal es que comiencen a aparecer a finales de este mes de octubre. «Lo normal otros años es que aparezcan en el mes de octubre y hace días ya he visto a un aficionado que llevaba algunos».
En otras provincias de la Comunidad ya se ha comenzado a recolectar los primeros ejemplares de  boletus o amanitas. No obstante, el presidente sí aseguró que, al igual que en el resto de las zonas de la región, las amanitas y los boletus comenzarán a mostrarse dentro de unos quince días. «Si se mantienen las temperaturas todo apunta a que será una muy buena temporada en todos los sentidos».
García indicó que en la periferia de la Comunidad ya se podrán encontrar algunos ejemplares durante las próximas semanas. «En Valladolid la situación es diferente, pero en las provincias de León y de Burgos se podrá encontrar mucha en muy pocos días. Las temperaturas son ideales», manifestó el presidente, quien indicó que otros años no se registraban lluvias en el mes de agosto y casi tampoco en septiembre, lo que «retrasaba mucho  el inicio de la campaña». 
Eso sí, estas buenas previsiones para el inicio de la temporada se pueden truncar si no acompaña la climatología durante los próximos días. «Una helada puede echar al traste toda la temporada, pero si después de la lluvias se mantienen estas temperaturas será un buen año». Por eso, el presidente prefirió mostrarse cauto antes de asegurar con total rotundidad que habrá una gran campaña hasta dentro de unos días. 


Expedición de permisos. Aurelio García volvió a criticar un año más el sistema de permisos de recolección expedidos para los vecinos del medio rural y para los que residen en Valladolid capital al considerar que los precios son abusivos. «Sí estamos a favor de que se regule la situación, pero más por peso de recolección diario que por un dinero que nos parece excesivo», concluyó García, quien apuesta por un precio simbólico para que todos los aficionados puedan disfrutar de la recogida moderada de setas.
Además, indicó que él mismo está teniendo problemas a la hora de conseguir un permiso para la elaboración del muestreo necesario que hacen todos los años desde la Asociación Micológica de Valladolid. 
«Ni para coger cinco ejemplares de algunas de las especies más llamativas de la provincia nos conceden un permiso y tenemos que pagar para hacer una muestra que sirve a todos los aficionados», lamentó el presidente, quien insistió en la necesidad de  facilitar los permisos de recolección a las personas que pretende investigar y aportar nuevos aspectos a la micología.