El Pucela se abona al empate

A.G.M.
-

Real Valladolid y Atlético de Madrid saldan su duelo con un 0-0 que tuvo más intensidad que ocasiones. Sandro falló un penalti a la media hora de juego, pitado gracias al VAR, y Correa disparó al palo en el 81

Real Valladolid - Atlético de Madrid - Foto: LaLiga

GALERÍA

Real Valladolid - Atlético de Madrid

Empate a cero. Empate también a intensidad. Empate a fútbol. Empate a todo ante un grande de La Liga. Tercer empate del Pucela en Zorrilla, pero tras el mal sabor de boca ante Osasuna y Granada, el 0-0 ante el Atlético de Madrid sabe muy bien.

El Real Valladolid empezó con intensidad. Suyo fue el primer tiro (Sandro a los cuatro minutos) y también la primera tarjeta (Nacho, a los dos). El primer caño, dentro del área, lo firmó Joao Félix para que Saúl estrenase el casillero de disparos rojiblancos; fue casi lo único de la estrella portuguesa.

El Pucela, pese a todo, siguió tuteando a los del Cholo. Toni Villa pisó área con una jugada marca de la casa en el diez y, acto seguido, se llevó la segunda tarjeta del partido, por cortar una contra visitante. El equipo y Zorrilla no se amilanaban, y como el árbitro tenía para todos, las siguientes reprimendas ya fueron para Simeone y Morata, para regocijo de una grada tan enchufada como los jugadores; 23.650 se dieron cita en el remozado Zorrilla, tras un multitudinario mediodía en la Fan Zone. 

Real Valladolid - Atlético de MadridReal Valladolid - Atlético de Madrid - Foto: LaLiga

 

[ASÍ RUGIÓ ZORRILLA A LA SALIDA DE LOS JUGADORES]

Pucela y Atleti firman tablasPucela y Atleti firman tablas

 


El partido corría por el ecuador del primer tiempo y cada vez era de color más blanquivioleta.  Y en el 31, el premio a todo el despliegue local. Penalti, VAR mediante, que Sandro mandó a la grada y, con él, un poquito del ímpetu vallisoletano. El último cuarto de hora igualó la contienda y todos pactaron dejarlo para el segundo acto.
En la reanudación, el primero en dar fue el Atleti, primero con un disparo de Saúl de la frontal que se fue fuera por poco y luego con un remate franco de Morata, que detuvo Masip con la cara. La respuesta la dio Sandro en el 58, con un tiro cruzado que sacó el 'uy' a la grada.
Ya en el tramo final, fue Correa el que dio el susto de la tarde, con un disparo al palo que Masip sólo pudo seguir con la vista. Cuatro minutos después (85) era Joaquín, imperial todo el partido en el medio centro, el que rozaba el gol. Pero no era el día de los goles. 0-0 ante un grande.