El problema de Sergio está en los centrales

M.B
-

El técnico aún no ha podido dar continuidad a una pareja de defensas, usando a los cuatro de la primera plantilla en las 6 primeras jornadas

Javi Sánchez y Bruno jugaron ante el Betis y el Real Madrid. - Foto: AFP7 vía Europa Press

Sergio González ha perdido en las dos últimas temporadas a sus tres centrales titulares. Dos, Calero y Salisu, se vendieron y el club hizo caja; y el tercero, Kiko Olivas, se lesionó de gravedad en la recta final de la pasada campaña. En la presente, el técnico del Real Valladolid está teniendo un problema, la falta de continuidad en un puesto capital en el sistema de juego blanquivioleta, tanto a la hora de defender como a la de sacar el balón desde atrás.
En las seis primeras jornadas, Sergio ya ha usado a los cuatro centrales de la primera plantilla. 
Bruno es el que más partidos y minutos ha jugado; y eso que empezaba como teórico tercer central. Lleva cinco encuentros y 450 minutos acumulados (ya ha jugado lo mismo que todo el año pasado en el Levante). JaviSánchez, en teoría el único defensa izquierdo de la zona, sigue lastrado por sus problemas de lesiones. Le impidieron arrancar de titular y le hicieron perderse el choque en Huesca. El de Getafe lleva 4 partidos jugados, tres de inicio (formando con Bruno y El Jamiq), y 299 minutos. 
Precisamente El Jamiq ha sido titular en los dos últimos partidos, sumando unos minutos más ante el Real Madrid, con lo que acumula 183 en esos tres encuentros. Ya ha variado de acompañante en el centro de la zaga, jugando ante el Eibar en el flanco derecho junto a Javi Sánchez; y en Huesca, en el izquierdo, al lado de Bruno.
El cuarto de la lista es Joaquín, central reconvertido a mediocentro o al revés. Jugó de titular los dos primeros partidos hasta que cayó lesionado. Acumula 178 minutos, los últimos en el centro del campo.
Diferencias 

Por contextualizar, Sergio usó el año pasado a Kiko Olivas en 35 partidos (se perdió el último por lesión) y a Salisu en 31 (no jugó los últimos por prevención ante su posible traspaso), dando continuidad desde la primera jornada a una pareja de centrales que creció con el equipo; y en la primera temporada en la máxima categoría, el técnico había alineado a Kiko Olivas en 35 partidos y a Calero en 36, siendo referencia del equipo. 
En el presente curso, el entrenador blanquivioleta aún no ha encontrado a su pareja de baile ideal para el centro de la defensa. De los cuatro usados, dos son nuevos, Bruno y El Jamiq, y han tenido que entrar con rapidez en el once por las lesiones de los otros tres, la de larga duración de Kiko Olivas, y las de Joaquín y Javi Sánchez con la Liga ya iniciada.