BSH sitúa al Clínico entre los mejores hospitales de España

D.V.
-

Los Premios Best Spanish Hospital también han distinguido la "excelencia" del Comarcal de Medina del Campo

Acceso a la zona de urgencias del Hospital Clínico Universitario. - Foto: JONATHAN TAJES

Castilla y León cuenta con dos de los mejores hospitales de España, el Clínico y el Hospital de Medina del Campo, según los Premios BSH-Best Spanish Hospitals Awards. Estos centros han sido reconocidos por su excelencia en una entrega de premios celebrada hoy en la sede de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), acto liderado por el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero.

En representación de la organización, han asistido el CEO de la consultora Higia Benchmarking y director de los Premios, Toni Hidalgo, y los directivos de ASHO, empresa líder nacional en servicios de codificación de altas hospitalarias y codificación automática de procesos ambulatorios: Ruth Cuscó, directora gerente, y Carlos Sevillano, director comercial.

Los Premios BSH han reunido en su primera edición a 80 hospitales, 43 de ellos públicos y 37 privados, de Andalucía, Canarias, Madrid, Murcia, Comunidad de Valencia, Navarra, País Vasco, Castilla y León, Galicia y Catalunya.

El objetivo de esta iniciativa es premiar los mejores ejemplos de gestión sanitaria para la mejora continua de hospitales de agudos españoles a través de 250 indicadores de eficiencia, adecuación y calidad asistencial.

Estos galardones se caracterizan porque ponen a disposición de todos los hospitales participantes la información necesaria para poder mejorar sus resultados. De esta forma, todos los centros recibirán el detalle de las metodologías utilizadas y el posicionamiento de sus resultados en todos los indicadores analizados para establecer los premios.

En la primera edición de los Premios BSH - Best Spanish Hospital Awards* se han entregado 60 primeros premios y 120 diplomas a hospitales de nueve comunidades autónomas distintas. Los galardones se han estructurado en diez categorías y seis grupos de hospitales, teniendo en cuenta la diversidad de procesos clínicos prevalentes de actuación en cada grupo de hospitales.

De este modo, los resultados de los hospitales se miden no solo en función del ámbito en que operen (público o privado) sino que se clasifican en grupos para identificar así patrones de mejores resultados en calidad asistencial, funcionamiento y gestión clínica. Además, se ha buscado reconocer la labor de los que mejores resultados han obtenido para establecer un punto de partida para todos los hospitales participantes.