La psicóloga dice que la madre de Sara ocultó a su pareja

D.V.
-

La psicóloga ha detallado que preguntaron directamente a la madre de la niña si vivía en su casa ella sola con las niñas y dijo que sí, sin mencionar que también residía una nueva pareja, el ahora procesado

Fiscal y abogados de las partes del juicio por la muerte de Sara. - Foto: Efe

 La psicóloga del Servicio de Protección a la Infancia de la Junta de Castilla y León que participó en la evaluación del caso de la niña Sara, antes de su muerte, ha asegurado que la madre de la pequeña ocultó que vivía con una pareja, el ahora acusado por el crimen de la niña, Roberto H.H.
La psicóloga ha declarado este martes en el juicio que se sigue en la Audiencia de Valladolid por el crimen, violación y malos tatos que sufrió Sara, de 4 años, unos hechos por los que la Fiscalía demanda prisión permanente revisable para la madre de la pequeña, Davinia M.G. y su compañero sentimental, Roberto H.H.
La experta ha relatado cómo el 25 de julio de 2017 -la niña falleció el 3 de agosto- llegó al equipo del servicio de Protección un informe derivado de la Fiscalía de Menores por correo ordinario que explicaba la situación de Sara y pedía que se investigara y se tomaran las medidas oportunas.
La comunicación de la Fiscalía se produjo después de que un pediatra y una forense del Hospital Campo Grande detectara el 11 de julio la posible existencia de malos tratos cometidos contra la niña.
El equipo planteó una prioridad 2 en el caso, que supone un primer contacto en las primeras 48 horas y tomar medidas en los siete días siguientes, debido a que si hubiera sido para nivel 1 la comunicación hubiera llegado por fax u otro sistema más rápido que el correo.
Entre otras razones, optaron también por la prioridad 2 por que la situación estaba orientada a violencia machista, supuestamente vinculada con el padre de Sara, que ya no residía en España, de forma que el riesgo había desaparecido.
La psicóloga ha detallado que preguntaron directamente a la madre de la niña si vivía en su casa ella sola con las niñas y dijo que sí, sin mencionar que también residía una nueva pareja, el ahora procesado.
Después, al preguntar con quien dejaba a las niñas cuando iba a trabajar -era cabo del Ejército- dijo en principio que en una guardería, pero en una conversación posterior admitió que no las llevaba allí y que las dejaba con su hermana o con un "amigo de confianza, de la infancia" del que no quería decir el nombre, en referencia a Roberto H.H, del que no dijo que era pareja.
Fue el 2 de agosto, cuando la Junta iba a hacerse cargo de la tutela de la niña, quien ya estaba hospitalizada en la UCI, cuando se enteraron de la existencia del acusado.
Ha narrado además cómo la madre de Sara daba largas a su equipo para realizar las visitas correspondientes a su casa.
Una trabajadora social del servicio de protección de menores de la Junta, que también ha declarado como testigo, ha coincidido con las afirmaciones de la psicóloga y ha explicado que ante las "mentiras evidentes" de Davinia M.G, su falta de colaboración y la suposición de que Sara y su hermana podían estar solas, decidieron asumir la tutela.
El 2 de agosto, cuando llamaron a Davinia M.G. para comunicarle que la Junta iba a tutelar a sus hijas, la acusada les manifestó que Sara estaba en parada cardiorrespiratoria en el hospital.
Está programado que ahora declaren en la vista dos tíos maternos de Sara.