La misión ExoMars en la que participa la UVa partirá en 2020

Ical
-
La propuesta del catedrático Fernando Rull en el desierto de Tabernas de Almería prosperó frente a las de otros seis países. - Foto: Universidad de Valladolid

El plan es que llegue al planeta rojo en 2021. El director científico de la misión preside el tribunal para la lectura de una tesis sobre el espectómetro desarrollado con la Universidad de Valladolid para analizar las muestras de polvo

El director científico de la misión ExoMars, Jorge Vago, anunció este miércoles que es previsible que su lanzamiento entre julio y agosto de 2020 y su aterrizaje en el planeta rojo está previsto a las 12 horas del 19 de marzo de 2021. Allí el vehículo llevará tres tipos de instrumentos, uno de ellos será un espectómetro (tecnología Raman) desarrollado con la participación de la Universidad de Valladolid, con el que se analizarán las muestras (polvo cristalino) que se obtengan a distintas profundidades, que podrán llegar hasta los dos metros gracias a un perforador, un hecho único hasta la fecha. 

Esta tecnología tiene la capacidad de analizar las muestras in situ, ya que aún es imposible traer dichas muestras a la tierra, por lo que la información que envíen será fundamental para que el equipo científico pueda acercarse a su posible origen, biológico o no. 

Vago matizó que conocer si existió vida en otro momento parecida a la de la tierra es complicado porque la zona concreta en la que aterrizará es un lugar en el que nunca se ha estado y tiene una antigüedad que jamás ha sido estudiada. Hace millones de años existió en esa zona un campo magnético y si se identifican compuestos no se puede estar seguro de su origen, ya que estarán muy degradados. Además, fue cauto y explicó que los datos que emitan desde aquel recóndito lugar no podrán ser interpretados hasta mucho tiempo después, y esta interpretación tiene que ser “hecha con cautela", matiza. “Es fundamental que ExoMars funcione bien para iniciar futuras misiones", concluye.

El Aula Triste de la Universidad de Valladolid acogió la lectura de una tesis doctoral fundamental en la carrera por el espacio, defendida por el doctorando Andoni Moral, centrada en cómo se ha desarrollado desde sus inicios la tecnología Raman hasta convertirse en uno de los tres instrumentos que va a llevar el vehículo Exomars (de nombre Rosalind Franklin) en la misión a Marte de 2020 de la Agencia Espacial Europea (ESA) con el objetivo de detectar si hay trazas de vida presente o pasada en Marte. 

Dado el alcance de esta investigación, desarrollada en la Universidad de Valladolid con la colaboración del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), el director científico de la misión espacial Exomars, Jorge Vago, acudió expresamente a Valladolid para presidir el tribunal, en el que también estuvo uno de los directores de la tesis y artífice del instrumento Raman, el catedrático de la UVa Fernando Rull. 

La tesis “Desarrollo del instrumento RLS (Raman Laser Spectrometer) para la misión Exomars: nuevos retos de la espectroscopía Raman en la exploración planetaria" fue dirigida por Fernando Rull (UVa) y Tomás Belenguer del INTA. En ella se describen los detalles de este desarrollo técnico, así como los ensayos térmicos y mecánicos necesarios para satisfacer los exigentes requisitos impuestos por las durísimas condiciones de vuelo, aterrizaje y funcionamiento en la superficie marciana. Y finalmente las pruebas funcionales realizadas para verificar que tras superar todas esas exigencias el espectómetro cumple también con los objetivos científicos. Cabe destacar que será el primer espectómetro Raman en la historia totalmente calificado para el espacio, y en estos momentos ya ha sido entregado a la Agencia Espacial Europea para su integración en el vehículo y está listo para volar a Marte. 

El actual instrumento Raman, que ha sufrido modificaciones hasta convertirse en el actual modelo, es producto de un desarrollo conjunto UVa-INTA al que han contribuido Francia, Reino Unido y Alemania, en el contexto de un consorcio internacional, dirigido por el catedrático de la UVa Fernando Rull.