Pastor: «Si quiero seguir siendo profesional, me tengo que ir»

Manuel Belver
-
Pastor: «Si quiero seguir siendo profesional, me tengo que ir»

El entrenador pucelano dirá adiós al Balonmano Valladolid a finales de la presente temporada. Afirma que la decisión fue durísima, por todo lo que supone dejar aquí a su familia y salir del club de toda su vida

Juan Carlos Pastor dirá adiós a su Balonmano Valladolid en junio. La pasada semana anunció que esta será su última temporada en el club donde lleva toda una vida, 18 campañas consecutivas como primer entrenador. Prefiere no revelar su destino y así lo ha pedido y lo pide públicamente. Y al campeón del mundo en 2005 se le respeta.

Ya ha pasado casi una semana desde su anuncio, ¿cómo está, qué ha ocurrido estos días?
Normalidad. Prefiero la rutina. Mis hijas al colegio desde el 8, el inicio de los entrenamientos, los Reyes Magos, la familia...

Y, ¿en su foro interno?
Que creo que he tenido la suerte de hacerlo en el momento que debía hacerlo. Nada más que se produjo, lo comuniqué al club, a Dionisio, luego lo hice por burofax al club y después a todo el mundo y que, como ahora hay un proceso electoral, se sepa que no voy a estar. Si tenían algunas dudas, que esté claro.

Pero, ¿quería hacerlo público ahora, justo antes de las elecciones?
Sí, por eso mismo. Ha surgido así. Comuniqué a los míos en su momento que iba a hablar con ellos y sabía que no se podía alargar mucho por las dos partes.

¿No le preocupa que ahora sus jugadores piensen que como se va a ir...?
Al revés. Tienen que apretar más. Al final, también quería que los jugadores supiesen qué es lo que va a ocurrir. Son peores los rumores durante la competición. Las cosas hay que anunciarlas cuando no hay competición y que todo el mundo empiece a entrenar sabiendo lo que hay. Quería que se supiese antes del proceso electoral y que los jugadores supiesen lo que hay antes de empezar a entrenar. Ahora nos tenemos que comprometer todos. La mayoría de jugadores también terminan contrato. Nuestro objetivo es salvar al club deportivamente.

¿Quién fue la primera persona que supo de sus negociaciones y de su marcha?
Mi mujer.

¿Y quiénes saben dónde se va?
Gente, poca gente. Hay familiares que no lo saben aún. No me preocupa, no lo voy a decir hasta que no lo hagan público ellos. Pero lo más importante es que me voy de Valladolid, que es la decisión más difícil y que he ido tomando desde hace tiempo. Si quiero seguir profesionalmente en esto, me tengo que ir.

Pero esa decisión, ¿la toma este año o en anteriores?
En mi foro interno voy trabajando a mi mujer. Pero tengo amigos que llevan fuera mucho tiempo, que se tienen que ir para seguir con su profesión. Lo voy viendo, pero hasta que no llegan las cosas...

¿Ha esperado a una buena oportunidad o ha cogido la primera para irse?
Ha llegado esta, que creo que es una opción seria en estos momentos.

¿Se ve fuera de Valladolid tras 18 años como primer entrenador y toda una vida en el club y en la ciudad?
Sí. Pero no me queda otro remedio. Y lo más sencillo para mí es seguir yendo a los mismos sitios, estar con mi familia, con mis rutinas, pero si quiero seguir siendo profesional de esto, no me queda otro remedio que salir de España.

Un entrenador de rutinas, estructurado... se va a encontrar fuera de España y alejado de su familia en unos pocos meses.
Intentaré trabajar el mayor tiempo posible, mantener el tiempo ocupado trabajando. Pero que quede claro que cuando hablé con ellos yo no lo hago del tema económico, son ellos los que hablen de ello. Yo de proyecto deportivo, que me quieran, de familia, de con quién vamos a hablar, con quién vamos a trabajar, cómo vamos a funcionar... luego llegará la oferta económica. No me he pegado por ese tema, porque si lo quieres hacer te vas a Catar pero entonces no te vas a dedicar profesionalmente a esto.

¿Qué tal se le dan los idiomas?
Tengo buena memoria, pero a partir del lunes... a trabajar intensivamente.

¿Cuál?
El inglés. Soy de francés, pero será el inglés.

¿Ha tenido alguna duda?
No. El corazón no le ha dicho a la cabeza... No tengo otra solución. Se lo he dicho a mi mujer igual, si me plantea otra solución...

¿Y qué le dice la familia?
Que si yo estoy contento, los demás también. Me van a apoyar. Ahora no se saben las reacciones hasta junio-julio, que llegarán los momentos más complicados, sobre todo con mi mujer y mis hijas. Pero saben que esto es lo mío, lo que me gusta y saben que si me tengo que ir fuera de España, me tengo que ir.

¿Piensa en un futuro en volver a entrenar aquí?
No me lo he planteado. Soy un hombre de proyectos y siempre hay que estar abierto.

Pero, no le veo 18 años en el extranjero.
Ni yo, espero que España vaya para arriba. Pero siempre estaré abierto a escuchar cualquier proyecto, porque va a haber una parte muy importante a favor, que es mi familia.

Entonces, ¿su primer destino puede ser un trampolín hacia otro mayor?
Nunca se sabe, podría ser... pero ahora mismo no lo pienso así. Profesionalmente hay que volver al escaparate. Jugar en Europa es para mí...

Ahora tiene un reto, quizá el más complicado, con su BM Valladolid. Casi un torneo de 15 partidos. ¿Cómo lo ve?
Vamos a ver cómo venimos todos. El torneo empieza el primer día, que es fundamental. Esperemos no tener tantas lesiones, problemas y tener más acierto. Ha habido partidos que se han ido a la cruz. Esperemos que Huerta del Rey lleve sus granitos de arena. A mí las cuentas me salen, pero es muy importante el primer día. A ver si la gente va haciendo las cosas, trabajando, no se pone nerviosa, ni les puede la presión.

¿Le da miedo irse de aquí, de Valladolid, con un descenso?
No quiero ni imaginarlo. Creo que lo vamos a sacar adelante. También quiero viabilidad para mi club. He luchado ininterrumpidamente, estuve en el encierro... siempre he querido a mi club por encima de... por encima de mí está el club, nadie es imprescindible y otros vendrán, como vine yo en su momento.

¿Va a ayudar a buscar sustituto?
Estoy para lo que el presidente que venga quiera. Ahora y cuando me vaya.

¿Quién sería un buen sustituto (Jota, Raúl, César...)?
Los hay muy buenos. Raúl y Jota son los mejores, está claro, pero están en proyectos interesantes. Hay otros, pero no quiero influenciar a nadie. El que se presente tendrá sus ideas. Si me preguntan responderé, pero no públicamente. No he filtrado nunca nada y menos ahora. Si alguien me pregunta, perfecto, le ayudaré.

¿Había preparado algo para la próxima temporada aquí, como proyecto, fichajes...?
No, porque está todo muy parado, pero ideas siempre tienes. Siempre se planifica ahora, pero ahora mismo hay elecciones y hay que esperar al nuevo presidente con sus ideas (profesionales, etc.).

En estos cinco días, habrá recibido muchas llamadas y felicitaciones, ¿algún reproche?
No, directamente no.

Si alguien le recriminase el porqué se va ahora.
Diría que no me queda más remedio. No voy a decirle que se cambiase de silla, pero si me lo dice, no me conoce. Para mí es una decisión durísima, sobre todo al dejar a mi familia (hoy mismo me he levantado a las 7.15 para hacerles el zumo y el desayuno a mis hijas, las llevo a clase, me voy a tomar café donde siempre, hago las mismas cosas...). La gente que me conoce sabe que soy muy familiar, que siempre que puedo estoy con mi mujer. Somos familiares, de mis amigos, de mis padres, de mi familia política... para mí es muy complicado, pero repito, si quiero seguir siendo profesional de esto no me queda otro remedio. Lo entiendo como cualquier español que se va, por la incertidumbre en España.

Ya se lo habrá imaginado, ¿cómo será ese último día que se despida del pabellón?
Buf. Intentaré ser aséptico, extraterrestre, como lo soy, pero está complicado. Lo más importante es que estemos salvados antes. Respiraré el día que estemos salvados. Después serán emociones, sensaciones, sentimientos, pero lo más importante es eso. Imagino que será emotivo.