El Ayuntamiento prevé una treintena de obras hasta el verano

M.R.I.
-

La Concejalía de Espacio Urbano anuncia el inicio de las obras de reforma de la plaza Caño Argales para después de Semana Santa con un proyecto modificado

El Ayuntamiento prevé una treintena de obras hasta el verano - Foto: Jonathan Tajes

El calendario de obras municipales  de esta primavera para la reforma y conservación del espacio público será más intenso de lo previsto inicialmente por el arranque de obras tan importantes como la reforma de la plaza de Caño Argales o la peatonalización de calles del centro. En estos meses coincidirán los trabajos de proyectos de la Concejalía de Espacio Público en casi una treintena de puntos de la capital. Aquí se incluyen los previstos en el contrato de conservación, con una dotación anual de tres millones de euros, y las obras vinculadas a los presupuestos participativos, con una inversión de 1,5 millones. Y también se incluyen la parte de los proyectos del presupuesto de 2020 de este área.
La reforma de la plaza de Caño Argales, prevista ya en los presupuestos de 2018, se ha demorado por distintos problemas, pero finalmente arrancará después de Semana Santa y se prolongará hasta el verano. El concejal de Movilidad y Espacio Público, Luis Vélez, explica que no se llegó a adjudicar el contrato de obras por «distintos problemas» y el Ayuntamiento ha decidido afrontarla ahora con «medios propios». De hecho, Vélez se reunirá «en breve» con la asociación de vecinos para explicarles un proyecto que contempla más actuaciones que las previstas inicialmente. «Se sustituirá el pavimento en el itinerario peatonal», explica.
En los próximos días también se adjudicará el contrato para las obras de urbanización de las calles Aralia y Costa Rica. Los primeros trabajos tienen una dotación económica de 137.873 de euros, mientras que las obras de urbanización de la calle Costa Rica cuentan con un presupuesto de 354.000 euros para la creación de una plaza pública en el barrio de Arturo Eyries. También se afrontarán las obras de urbanización de la calle Tomillo y se cambiarán luminarias en San Cristóbal, Miguel Ángel Blanco y en las márgenes del Pisuerga.
En el paquete de obras de esta primavera también está la ejecución de la rampa del parque Patricia, que se suspendió hace unos meses por problemas técnicos. También se retomarán las obras del carril-bici de la avenida de Santander y el tramo de la calle Padre José Acosta que conecta con el centro cívico José Luis Mosquera. La extensión de los carriles bici segregados se extenderá a Páramo de San Isidro, Parque Central de Parquesol y el primer tramo de Fuente Berrocal.
«Estamos consiguiendo avanzar bastante en la ejecución de obras pendientes. Ya tenemos casi todas las de los participativos de 2018 terminadas, la gran mayoría de las de 2019 y estamos empezando a afrontar las de este año», concreta Vélez. En este sentido reitera que no han sufrido problemas con los contratos en marcha, salvo con el de la urbanización de la calle Peninsular. En este caso, la empresa abandonó la obra y el Ayuntamiento está gestionando el expediente de rescisión y sanción, además de encargarse de concluir la obra.