La oferta de vivienda 'exclusiva' se consolida en el centro

M.Rodríguez
-

Las licencias de rehabilitación o para la construcción de nuevos bloques suben en los dos últimos años. El precio por metro cuadrado de algunas promociones duplica la media, pero la mayoría vende todos los pisos ofertados

La oferta de vivienda 'exclusiva' se consolida en el centro - Foto: Jonathan Tajes

Las grúas han vuelto al centro de Valladolid. Los promotores vuelven a invertir en obra nueva, especialmente en los pisos como confirma los datos contabilizados por los colegios de Arquitectos Técnicos y que recopila el Ministerio de Fomento, y eso se están notando, y mucho, en el casco histórico de Valladolid. Este incremento de la oferta en este zona, después de casi una década estancada por la crisis, se acompaña también de una subida de los precios de venta, ya que la mayoría  se ofertan  desde los 250.000 euros, pero algunas llegan a alcanzar los 650.000 euros. 
El precio medio de la vivienda terminada -nueva y usada en España- registró un incremento del 8,3%  a nivel nacional en el tercer trimestre del año, según los datos provisionales de la estadística Tinsa IMIE Mercados Locales. Aunque en Valladolid se registró el efecto contrario, con una bajada del 1,2%, que dejaba el precio medio del metro cuadrado en los 1.095 euros. Aunque en la zona centro esta media sube hasta los 2.350, según el informe de la consultora Engel & Völkers, y puede llegar a un máximo de 3.150 euros por metro cuadrado. Un tope que sobrepasan estas nuevas promociones que alcanzan precios de 4.333 euros el metro cuadrado.


Alto standing. Este nuevo mercado inmobiliario se basa en la oferta de viviendas de alto standing, que ofertan una superficie superior a la media de la capital -90 metros cuadrados- e incluyen extras indispensables en la zona centro, y sobre todo en el casco histórico, como son las plazas de garaje. Un ejemplo es el bloque de 16 viviendas construido en la Bajada de la Libertad, en el solar  donde estaba ubicado Monedero, y que solo tiene ya dos viviendas por vender. Una promoción, que obtuvo su licencia en 2016, después de más de diez años como solar porque se derribó a pesar de tratarse de una edificación catalogada. Además, ha tenido que proteger restos históricos de un puente sobre el Esgueva localizados durante los trabajos de cimentación.
La oferta de vivienda 'exclusiva' se consolida en el centroLa oferta de vivienda 'exclusiva' se consolida en el centro - Foto: Jonathan TajesOtro hallazgo arqueológico de relevancia ha tenido lugar gracias a los excavaciones para la construcción de un bloque de viviendas de lujo en la calle Claudio Moyano, en un edificio construido en 1860. La  Comisión Territorial de Patrimonio Cultural concedió en septiembre a la promotora Pavalgan la autorización «definitiva» para continuar con las obras de rehabilitación, tras la conclusión de los trabajos para el estudio de los restos de la mezquita mudéjar del siglo XV. Una promoción de viviendas similares en un edificio rehabilitado, está vez en la calle Leopoldo Cano, ha conseguido vender ya el 50% de los pisos, según se puede ver en su página web, con unos precios superiores al precio máximo medio de la zona.
En pleno casco histórico, en un lateral de la plaza de Fuente Dorada, se ha rehabilitado otro edificio que llevaba años abandonado para convertirlo en viviendas de alto standing. En este caso, el precio medio por metro cuadrado es inferior a las otras dos promociones porque no ofrece la posibilidad de adquirir plaza de garaje.
La amenaza de ralentización del sector que avanzan los expertos todavía no frenan el anuncio de nuevas promociones en el centro. De hecho, Valladolid es la provincia de la región con más personas empleadas en el sector, con 13.500 trabajadores, según un informe de la empresa de recursos humanos Randstad. 
La oferta de vivienda 'exclusiva' se consolida en el centroLa oferta de vivienda 'exclusiva' se consolida en el centro - Foto: Jonathan TajesEl aumento de la actividad se confirma también con el número de licencias que concede el Ayuntamiento. En el primer trimestre de este año se aprobaron permisos para 198 viviendas nuevas, incluida la de la promoción de 20 pisos en el antiguo Lucense, un emblemático edifico que lleva años en ruina. Esta cifra es importante si se compara con las cifras de 2018, donde se aprobaron licencias para obra nueva y rehabilitación de 393 viviendas. En ese paquete está la rehabilitación del edificio con ocho viviendas y dos locales en la calle Perú, 17 y licencia para la construcción de 26 viviendas en el casco histórico.


Nuevas promociones. En marcha está ya el proyecto para la construcción de un bloque con nueve viviendas y local en la calle Mantería con vuelta plaza de la Cruz Verde y a calle José María Lacort. En este edificio emblemático, ya demolido, estaba también uno de los bares más conocidos de la capital: La Luna. Y la misma secuencia se puede repetir con otro establecimiento mítico de Valladolid como es El Penicilino. En este caso, el proyecto de rehabilitación del edifico no ha sido aprobado todavía por el Ayuntamiento, pero los gerentes de bar ya tiene fecha para concluir su actividad: el próximo febrero. 
Precisamente, en esta manzana hay otro proyecto de construcción pendiente de ejecutar, que también implicó el cierre del bar Los Tintes. En este caso, durante unos meses se anunció la venta de una nueva promoción de pisos y garajes, esta vez con precios más asequibles -desde los 170.000 euros-, pero, de momento, la obra de no ha comenzado, ni hay cartel anunciador. A escasos metros de la plaza de Portugalete, se anuncia desde unas semanas otra promoción de viviendas en Bajada de la Libertad, 10. En este edificio protegido, donde hace años en sus bajos estuvo instalado el comedor social municipal, la promotora de los nuevos bloques de Leopoldo Cano y Bajada de la Libertad 15-17 plantea un nuevo proyecto. 
Estas iniciativas inmobiliarias para dar una segunda vida a edificios abandonados o en riesgo de ruina también ha propiciado una nueva promoción para la rehabilitación de un edificio de ocho viviendas en la calle Perú, junto a la Acera de Recoletos. Las características  de los pisos y el precio de los mismos hace que estén dirigidos a un potencial comprador con un nivel adquisitivo alto. Muy cerca, en la calle Colmenares, en el edificio de la antigua discoteca Campus, se anuncia una promoción «exclusiva» de 14 viviendas, con precios de entre 354.000 euros y 646.400 euros.
Un mercado que el presidente de Aveco, Pedro García, apunta que se explora como reclama publicitario porque «se están construyendo pocas viviendas nuevas en otras partes de la capital».