scorecardresearch

"El día que metamos 5 o 6 goles no se va a sorprender nadie"

D.V.
-

Álvaro Aguado, centrocampista del Real Valladolid, señala que llegan mucho pero producen poco para tantas ocasiones. "Jugar con Roque es un orgullo y es muy fácil estar con él porque transmite mucha seguridad y hace que todo fluya más", ha añadido

Álvaro Aguado. - Foto: realvalladolid.es

El centrocampista del Real Valladolid Álvaro Aguado ha afirmado este jueves que el día que el equipo meta "cinco o seis goles" en un partido "no va a sorprender a nadie" porque "se están creando muchas ocasiones pero cuesta mucho marcar".

"Está claro que lo más importante son los goles, lo que vale dinero, y a nosotros nos falta meterla porque se llega mucho pero se produce poco para todas esas ocasiones que tenemos", ha insistido el medio centro, quien se ha convertido en una pieza fundamental dentro del esquema del técnico, José Rojo Pacheta.

De hecho, ha sido la confianza que siempre ha depositado en él el entrenador y el hacerle "sentir útil cada día y cada partido" la clave para su progresión y crecimiento con el equipo blanquivioleta, en el que comparte puesto con el experimentado Roque Mesa. Con el canario ha conseguido hacer un gran tándem, tal y como ha advertido: "Jugar con Roque es un orgullo y es muy fácil estar con él porque transmite mucha seguridad y hace que todo fluya más y que los movimientos que se repiten cada día salgan en el campo cuando se compite".

Una competición que, precisamente, se para este fin de semana, lo que permitirá al Real Valladolid "recuperar a gente y mejorar detalles para seguir estando arriba", si bien Aguado está deseando que llegue la próxima semana para jugar "porque es lo que hace feliz a todos los futbolistas".

En opinión del mediocentro del cuadro blanquivioleta, "lo más positivo es que el equipo ha ido de menos a más y debería seguir creciendo hasta mayo, para estar en lo más alto de la tabla y tratar de lograr el ascenso directo alcanzando el liderazgo".

"Psicológicamente el equipo está fuerte y unido porque, aunque es cierto que costó mucho coger la idea del entrenador, hemos logrado una continuidad en el juego y nuestra ambición es máxima siempre", ha añadido Álvaro Aguado, quien confía en "seguir mirando a ese primer puesto, e ir adquiriendo distancia con el resto".

El jugador ha pasado de una complicada situación en las últimas temporadas a convertirse en referente en el Real Valladolid, una recompensa que ha llegado por su "constancia" a la hora de seguir trabajando cada día, por no haberse "rendido" cuando las cosas iban mal y "mantener la energía para estar preparado cuando llegase la oportunidad de demostrar", ha argumentado.

La próxima cita del Real Valladolid será en Zaragoza, "un partido de los que gustan, con un buen rival que cuenta con una gran plantilla y un estadio lleno, por lo que una victoria supondría un importante impulso en esa lucha por el ascenso directo", ha concluido.