CSIF dice que las agresiones a policías "no son puntuales"

D.V.
-

El sindicato denuncia la tercera agresión contra policías locales en un mes, tras la última ocurrida este lunes en Las Delicias, y exige al Ayuntamiento que "se tomen las medidas necesarias"

El sindicato CSIF ha advertido este miércoles de que los policías locales han sufrido, en el último mes, tres casos de agresión en la ciudad --dos en Las Viudas y uno en el Recinto Ferial--, por lo que ha considerado que los problemas "no son puntuales", como han afirmado hoy representantes del equipo de Gobierno. 
  CSIF ha denunciado la tercera agresión contra policías locales de Valladolid en un mes tras la última ocurrida este lunes, con el enfrentamiento de un varón con varios agentes, y ha exigido al Ayuntamiento de Valladolid que "se tomen las medidas necesarias, y que se aporten los recursos formativos y materiales suficientes para evitar las agresiones" a estos empleados públicos. 
  De hecho, han aseverado que estos sucesos "lamentablemente son cada vez más frecuentes y violentos" y, han apuntado, "no son puntuales". 
  En esta última ocasión, han recordado que los agredidos han sido dos agentes que se disponían a interponer una denuncia al titular de un coche por carecer del seguro obligatorio, y a ordenar la retirada del vehículo a un vecino de las viviendas del Grupo Aramburu, en Las Delicias, muy cerca de donde se produjo la agresión del pasado día 10 de septiembre como consecuencia de una denuncia tras arrojar escombros a un contenedor, en esta ocasión, en la barriada de Las Viudas.
  Además, han añadido que el pasado 4 de septiembre otro policía sufrió la rotura del tabique nasal en el recinto ferial durante las fiestas, esta vez por mediar en una pelea de dos jóvenes. 
  CSIF recalca que los policías locales "son agentes de autoridad que merecen todo el respeto, y a los que hay que dotarles de los medios necesarios para poder ejercer su trabajo y funciones con garantías, sin quedar desprotegidos e indefensos ante posibles agresiones". 
  "Si queremos que la Policía Municipal garantice la seguridad y el auxilio ciudadano, nuestros derechos y libertades, haga cumplir la ley; o vigilen las vías públicas, parques y jardines y todos los lugares y bienes que constituyen el patrimonio municipal, no los podemos dejar abandonados a su suerte", han reflexionado. 
  El responsable de Seguridad de CSIF en el Ayuntamiento de Valladolid, Raúl Castrillo, ha recordado que, "lamentablemente, los agentes locales de Valladolid sufren una media de una o dos incidencias diarias contra su integridad física, pero sólo trascienden las más mediáticas o de mayor gravedad". 
  "El hecho de que los agentes municipales sean trabajadores que atienden la seguridad, el orden público y el cumplimiento de la ley, no implica que puedan ser agredidos gratuitamente, o que se les falte al respeto con impunidad", ha afirmado, al tiempo que ha apuntado que van a estar "muy pendientes" de estas situaciones, y de que los policías locales "trabajen en condiciones dignas", apunta. 
  CSIF ha mostrado su solidaridad con los dos últimos policías locales agredidos, y ha reclamado al Ayuntamiento de Valladolid que se persone como acusación cuando se produzca una agresión a un policía local, y que habilite los mecanismos necesarios para que "estos agresores, individuos aislados que no representan a colectivo alguno y con nulo respeto para los agentes de la autoridad".