Los aranceles de Trump amenazan las ventas de queso y vino

Óscar Fraile
-

El vino concentra 11,3 millones de esas operaciones a Estados Unidos desde la provincia, y el queso es el segundo producto más vendido a este país

Los aranceles de Trump amenazan las ventas de queso y vino

La tensión comercial entre la Unión Europea y Estados Unidos se está convirtiendo en una amenaza para uno de los sectores económicos más importantes de Valladolid: el vino. Aunque todavía no hay ninguna decisión en firme, el presidente del país norteamericano, Donald Trump, ha anunciado aranceles del 25 por ciento para una larga lista de productos agroalimentarios. Algunos de ellos, muy importantes para la economía española, como el aceite de oliva, la carne de cerdo y el vino.
Según los datos facilitados por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, las ventas de productos agroalimentarios que estarían afectados por los aranceles de Estados Unidos sumaron el año pasado casi doce millones, de los cuales 11,3 corresponden a vino, algo más de 400.000 euros a queso y poco más de 110.000 euros a mermeladas, purés y jaleas. No se trata de la cifra global de exportación de cada producto, sino de los que están afectados por los aranceles. A falta de lo que puedan dar de sí las negociaciones de una medida que entraría en vigor el 18 de octubre, hay algunos vinos que están excluidos de estos aranceles. Por ejemplo, los espumosos, los que estén por encima de los 14 grados de graduación alcohólica y los que se vendan en botellas de más de dos litros.
Matices que son de suma importancia. Por ejemplo, el presidente de Bodegas Emilio Moro, José Moro, reconoció esta semana que la producción de su empresa no se verá muy afectada porque la mayor parte de los vinos que producen están por encima de los 14 grados, si bien calificó la medida de Trump de «trasnochada». Muy diferente es la situación de los vinos de la Denominación de Origen Rueda, mucho más afectados. La presidenta del consejo regulador, Carmen San Martín, reconoce que «es difícil que los blancos lleguen a 14 grados». De hecho, la graduación media de estos vinos suele estar entre los 12,5 y los 13,5 grados. Una situación que se podría solucionar mediante una técnica denominada chaptalización, que consiste en añadir azúcar de remolacha al proceso de elaboración de los vinos para aumentar su graduación alcohólica, aunque esto está prohibido en España, a diferencia de otros países de la Unión Europea donde hay menos horas de sol para el proceso de maduración de la uva.
mercado importante. El anuncio de Trump es importante en la medida de que Estados Unidos es el mayor consumidor del mundo de vino, aunque no es el mercado principal de las bodegas de Valladolid, por la dificultad que tiene hacerse un hueco. Precisamente esta medida llega pocos años después de que Ribera del Duero y Rueda iniciaran una campaña en este país bajo el lema ‘Sí. What’s Next!’ para impulsar la demanda en este mercado. «Para nosotros es estratégicamente importante porque supone el 9,5 por ciento de nuestras exportaciones, si bien está por detrás de otros, como Holanda y Alemania», reconoce la responsable de la DO Rueda. Ante esta situación, San Martín hace una llamada a la prudencia a la espera de que se concreten las medidas, pero reconoce que puede ser el momento de explorar otros mercados con potencial, como el de Europa del este y Rusia. La propia Junta de Castilla y León ha reconocido esta semana que será necesario abrir nuevos mercados, entre los que señaló Suiza México y Alemania.
Estados Unidos también ha anunciado que impondrá un arancel del diez por ciento a las aeronaves civiles, una medida que va directamente enfocada a proteger a la empresa americana Boeing frente a Airbus. Esta decisión también podría influir en la economía vallisoletana, toda vez que la empresa Aciturri, con presencia en el Parque Tecnológico de Boecillo, fabrica algunas de las piezas del Airbus. Fuentes de la compañía reconocieron que un posible encarecimiento del avión en Estados Unidos redundaría, evidentemente, en una pérdida de competitividad.


El brexit. La amenaza de los aranceles se suma a la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea. Una ‘divorcio’ que podría concretarse el 31 de octubre, y no se descarta que se haga sin acuerdo con la Unión Europea, lo que podría dificultar las relaciones comerciales posteriores. Un informe del Banco de España señala que este escenario podría afectar al 2,6 por ciento de las exportaciones españolas al país británico, lo que supondría casi 14 millones de los 537 en ventas de empresas vallisoletanas el año pasado. En los últimos dos años las exportaciones a Reino Unido han caído un 22,5 por ciento en la provincia al pasar de 692,5 millones a esos 537. Además de las bodegas, algunas de las empresas vallisoletanas que han exportado allí en los últimos años son Crystal Pharma, Lingotes Especiales e Industrias José Luis Blanco.