El Museo de Escultura muestra la obra escultórica de Miró

Ical
-

La Casa del Sol reúne 30 esculturas en escayola del artista catalán, presentadas en su mayoría por primera vez, y que fueron utilizadas como modelos para su fundición en bronce

'Miró. La musa blanca' llega al Museo de Escultura - Foto: Ical

GALERÍA

'Miró. La musa blanca' llega al Museo de Escultura

La Casa del Sol del Museo Nacional de Escultura de Valladolid acoge desde hoy la exposición ‘Miró. La musa blanca’, una muestra que reúne una treintena de esculturas en escayola, la mayoría expuestas por primera vez, que el artista catalán realizó para su posterior fundición en bronce, si bien no todas llegaron a materializarse en esta aleación metálica.

La exposición, que estará abierta hasta el 15 de marzo del próximo año, muestra obras de la etapa inicial del artista como escultor, faceta inició en su edad madura, a finales de la II Guerra Mundial durante un temporada de retiro en la masía familiar de Mont-roig (Tarragona), hasta las realizadas un año antes de su muerte.

La directora del Museo Nacional de Escultura, María Bolaños, se refirió a las esculturas que forman la exposición de ‘Miró. La musa blanca’, como “pequeñas obras maestras cuya frescura y sentimiento irradian un misteriosa belleza”, a la vez que destacó que el propio Miró fue el que manifestó en más de una ocasión, que fueran expuestas, deseo que no vio cumplido en vida.

Bolaños también explicó que uno de los empeños de Miró fue “recuperar la infancia” del arte, motivo por el que, en este caso, sus creaciones conviven en la Casa del Sol con una serie de yesos centenarios, reproducciones de alta calidad de obras clásicas griegas y romanas. Este hermanamiento, según Bolaños, también lleva al visitante a una reflexión sobre los procesos artísticos, sobre la paradójica relación entre el original y la copia y sobre las afinidades y contrastes de la historia de la escultura.

En torno a esta exposición temporal, se ha organizado un amplio programa de actividades que incluirá cine, música, conferencias, talleres y visitas guiadas. Además, se ha editado un catálogo con textos de la propia María Bolaños y Elena Juncosa Vecchierini, directora de la Fundación Mas Miró.

 

 

Por su parte, el subdirector general adjunto de Museos Estatales, Lucas García Guirao, además de agradecer la colaboración de la Fundación Mas Miró y de Sucessió Miró, entidades de las que proceden todas obras, resaltó el trabajo de María Bolaños y su trayectoria al frente del Museo Nacional de Escultura. En este sentido, indicó que se ha convertido en un referente nacional en materia de programación expositiva, ya que sus muestras van “más allá, planteando nuevas hipótesis y cuestionándose certezas sobre el arte”.

Además, sobre ‘Miró. La musa blanca’, destacó que se trata de una muestra que reivindica la figura de Miró escultor, que permite comparar la escultura clásica con la contemporánea y que establece un diálogo entre los materiales clásicos con el material más “humilde” como el yeso. Al acto de inauguración también asistió Joan Punyet Miro, nieto del artista y administrador de la Sucessió Miro, quien destacó que gracias a esta exposición su abuelo “está más vivo que nunca en Valladolid”.