Un proyecto transforma a los niños de Pedrajas en eco-héroes

D.V.
-
Un proyecto transforma a los niños de Pedrajas en eco-héroes

La iniciativa repartirá 300 bolsas de algodón por la localidad para promover la reducción del plástico bajo el lema 'Pedrajas plastic free'

Los alumnos del CEIP Virgen de Sacedón de Pedrajas de San Esteban se han embarcado en 'Proyecto Salacia', un "buque-escuela" que relaciona las distintas asignaturas del currículo escolar con la sensibilización sobre la problemática de los "mares de plástico", con el objetivo de transformar a los niños en "ecohéroes" que "salven el planeta" desde sus aulas, a partir del conocimiento, el reciclaje y el consumo sostenible.

La iniciativa, respaldada por el Proyecto Libera de SEO Bird/Life y Ecoembes, llega a los más de 260 niños del centro, desde primero de Infantil hasta sexto de Primaria, a través de la técnica de gamificación, que traslada la mecánica de los juegos al área educativo-profesional y, en este caso, anima a los niños a resolver situaciones para ayudar a la 'Princesa Ecología' a salvar su planeta, Salacia, que se encuentra "enfermo" por la contaminación, como ha explicado Olivia Rodríguez, una de la profesoras impulsoras de la idea, a Europa Press.

El objetivo principal, como ha precisado otra de las docentes que ha puesto en marcha el proyecto, Arantxa Delgado, es concienciar a la comunidad educativa, alumnos, profesores y padres, de la problemática "tan importante" que se tiene en la actualidad por la contaminación del plástico; lograr que los niños reduzcan el uso de este material y fomentar el reciclaje en las aulas, las casas y el pueblo.

Para conseguir estos propósitos, 'Proyecto Salacia' se divide en dos partes "diferenciadas". La primera está enfocada en las actividades en el aula y más centrada en la gamificación, a través de la que los "ecohéroes" tienen que "descontaminar" el mapa del mundo a partir de la superación de misiones "cooperativas", que se guían por el temario que marca el currículo escolar para cada asignatura y que, a su vez, tienen que concluir con una autoevaluación.

"Se trabajan todos los aspectos de la guía docente enmascarados en la misión de salvar el mundo. Involucramos todas las asignaturas dentro de esta narrativa para hacer más amable la materia y animar a los niños a participar", ha apuntado, por su parte, Rocío Gómez, otra de las profesoras creadoras de esta iniciativa.

Así, los problemas de Matemáticas se abordan desde el relato de los residuos de plástico o otro problemas medioambientales; el aprendizaje del cuerpo humano se realiza a partir de la construcción de los órganos con materiales reciclados, como se ha desarrollado en el museo 'Anatoplastic', o la comprensión lectora se práctica sobre la historia de la 'Princesa Ecología', entre otras actividades.

A nivel general, en el centro se desarrollan las "misiones de tropa" con diferentes actividades en las que intervienen las familias, a las que se ha propuesto colaborar con la reducción de envases de plástico en los almuerzos que envían a sus hijos, una proposición que ha tenido "gran repercusión", o con la inmersión del proyecto en otras acciones que realizan las Ampas, como la cabalgata de Reyes Magos, para la que este curso se elaboró una carroza que denunciaba cómo afecta la contaminación a la fauna marina, o la obra de teatro anual, que, en este caso, versará sobre la narrativa de Salacia.

Otra de las "misiones de tropa" es la limpieza del patio del colegio una vez a la semana, cuyos residuos se pesan para plasmar las cantidades en el gráfico 'Almuer-cero, por un patio limpio', una "ecoauditoría" que permite que los niños puedan analizar su evolución en la reducción del uso de estos envases y en el reciclaje. "Hubo un repunte en el volumen de residuos recogidos y los mismos alumnos propusieron el crear una patrulla que vigilase que no se tirasen cosas en el patio, lo que visibiliza que el proyecto avanza", ha relatado en este sentido Gómez.

Entre las actividades a nivel de centro también se efectúan batidas para limpiar los pinares del municipio y la orilla del río Eresma, así como el entorno natural que lo rodea, Sacedón, una labor que además sirve para tratar aspectos de Geografía y que se complementa con otras didácticas como la creación de una maqueta a gran escala con elementos reciclados.

De este modo el proyecto traspasa las paredes del colegio y llega al municipio, otra de las "prioridades" que se han marcado las tres profesoras impulsoras, quienes pretenden reforzar este aspecto con la campaña 'Pedrajas plastic free', a través de la que repartirán entre los alumnos del centro 300 bolsas de algodón que recogen este lema y están pintadas a mano por los mismos niños.

La idea, como ha subrayado Olivia Rodríguez, es que cada niño pasee por el pueblo con estas bolsas y sus familias las utilicen a la hora de realizar compras, de modo que el mensaje pueda llegar al resto de vecinos de la villa piñonera. Para ello, además, se ha producido un vídeo promocional y los alumnos han elaborado distintos carteles, que se distribuirán por los establecimientos comerciales, en los que se pueden leer consignas "muy potentes" como 'No seas basura' o 'Si quieres molar ponte a reciclar'.

"La incidencia puede ser grande, todas las familias del colegio irán con la misma bolsa para recordar a la gente la importancia de sustituir estas por otras de algodón", ha incidido Rodríguez, para resaltar que de esta forma los niños también se convierten en "protagonistas" y se dan cuenta de que "el cambio está en sus manos".

Si bien hay clases y alumnos "más concienciados que otros", 'Proyecto Salacia' intentará incidir en todos y cada uno de ellos de la misma forma y no solo en el presente curso sino a largo plazo, puesto que, como ha matizado Arantxa Delgado, se trata de una iniciativa "ilusionante" y "de amplio recorrido" que "no se puede dejar", y que se ha convertido en una "seña de identidad" del CEIP Virgen de Sacedón, un espacio que ejercerá como "chispa" de este "necesario" cambio que se "contagiará a más centros".