Las placas solares producen energía para 70.000 hogares

R. Gris
-

La provincia lidera la creación de energía fotovoltaica generada en Castilla y León y supera la barrera de las mil instalaciones. El autoconsumo vuelve a empujar al sector

Las placas solares producen energía para 70.000 hogares - Foto: Jonathan Tajes

El sector fotovoltaico está reflotando durante los últimos años después de más de una década de parón industrial y desaparición de las empresas instaladoras. Tanto la Junta de Castilla y León como las empresas instaladoras reconocen un potencial de futuro considerable y apuestan de forma abierta por la llegada de nuevas inversiones focalizadas a dos iniciativas distintas dentro del sector. 
Por un lado, la construcción de grandes parques solares está generando puestos de trabajo a través de fuertes inversiones, especialmente en el medio rural. Por otro, la edificación de viviendas que ya dispongan de placas solares en sus tejados para la generación de este tipo de energía, una práctica cada vez más común, tal y como ocurre en la urbanización El Peral, en Valladolid capital. Y también para el autoconsumo dentro del sector industrial, enfocado de forma predominante en el sector primario. ? 
La crisis económica y el denominado impuesto al sol lastaron un sector que ha estado prácticamente paralizado durante más de una década. Mientras que en 2008, la instalación fotovoltaica en España fue de 2.718 megavatios, en los diez años siguientes hasta 2018 se colocan parques solo para 1.852, según los datos que maneja Red Eléctrica Española.
El parón hizo hincapié hasta tal punto que las seis empresas de construcción de placas solares existentes en Castilla y León, una de ellas de Valladolid, tuvieron que echar el cierre ante la falta de demanda. 
Sin embargo, esa situación ha cambiado desde 2018, justo hace ahora un año, cuando el Gobierno de Pedro Sánchez eliminó el impuesto al sol y simplificó los trámites para la construcción de parques solares. Ese fue el punto de inflexión. Desde ese momento, las empresas del sector se pusieron manos a la obra para captar clientes que apostaran por la energía solar.  ?

 

Asociación
La Unión Española Fotovoltaica (Unef) es la asociación sectorial de la energía solar en España. Formada por más de 300 empresas, entidades y agrupaciones. Desde la Unef estiman que las dos subastas de energías renovables celebradas en 2017, en las que se adjudicaron casi 4 gigavatios (GW) de potencia fotovoltaica para su puesta en marcha antes de acabar 2020, hacen prever que el parque de generación fotovoltaica experimentará un repunte importante durante todo ese año.
Desde el Cluster de Energías Renovables y Soluciones Energéticas de Castilla y León (Cylsolar) destacan que la instalación de paneles se está enfocando de manera principal tanto en particulares como en fábricas para el autoconsumo debido especialmente a la simplificación de la producción. «Las empresas actualmente incluso pueden compartir su excedente de producción, lo que ha posibilitado  que cada vez mayor número de negocios apuesta por la energía solar». 
Además, indicaron que el retorno de la inversión económica realizada para la instalación fotovoltaica llega a partir de los ocho años y recordaron que las empresas instaladoras ofrecen a sus clientes una garantía de 25. «Estamos dando charlas en Valladolid y en el resto de la Comunidad para informar a las empresas de las ventajas que supone la instalación de placas fotovoltaicas y estamos obteniendo una buena respuesta», aseguran.
Valladolid parte de una posición de ventaja con respecto al resto de provincias de la Comunidad, ya que actualmente lidera la producción de esta energía limpia. En la provincia ya están ubicadas  1.043 instalaciones fotovoltaicas, según Unef (1.184 según la Consejería de Economía), que suman una potencia instalada de 103 megavatios. Y eso teniendo en cuenta que no todos los parques están produciendo en la actualidad debido a la falta de comercialización de la electricidad, algo que puede cambiar el próximo año ante el aumento de demanda. 


Energía para las viviendas.

Considerando esos 103 megavatios instalados en la provincia y una teniendo en cuenta que pueden producir energía durante unas 1.500 horas (algo inferior a la media en España que está más cerca de las 1.700), se obtienen 154.500 megavatios hora de energía generada. Considerando un consumo residencial como la media de la tarifa 2.0 de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia para 2018 (2.240 kWh), se obtiene que las plantas fotovoltaicas de Valladolid podrían dar electricidad para casi 70.000 hogares.
Valladolid encabeza el ‘ranking’ de instalaciones y producción en la Comunidad, seguida por Zamora, que cuenta con 985 instalaciones y genera 82 megavatios. A pesar de su cercanía con Madrid, Segovia se sitúa a la cola de la región, al tener solo 328 instalaciones y una potencia inferior a los 25 megavatios. La implantación de este tipo de energía depende en gran medida de la orografía de la provincia y de las horas de sol. En este sentido, Valladolid cuenta con la ventaja de tener grandes planicies donde se pueden levantar parques solares y tener también bastantes horas de sol. En cocreto, son 2.510 cada año, aunque lo realmente importante es la potencia que genera ese sol en contacto con la tierra. En este sentido, la provincia llegan 1.540 kilovatrios por metro cuadrado al año, una cifra que se sitúa en la media del país, aunque muy lejos de la provincias andaluzas. A la cabeza del país se sitúa Málaga, con 3.073 horas de sol al año y una irradiación solar media anual de 1.700 kilovatios.