La Junta detecta un «pequeño repunte» en los contagios

SPC
-

El Ejecutivo regional advierte de que serán «firmes» y tomarán las medidas necesarias, pero apelan a la «responsabilidad» durante los fines de semana

Imagen de varios clientes con mascarilla pidiendo en el interior de un local de ocio nocturno de Burgos - Foto: Jesús J. Matías

La Junta de Castilla y León reconoce que la Comunidad registró la pasada semana un «pequeño repunte» de la incidencia acumulada de casos de coronavirus, cuando se notificaron dos brotes en Valladolid y Soria con más de una treintena de afectados y casi ochenta en estudio, a los que se suman los dos nuevos focos conocidos ayer enBurgos. No obstante,  el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, aseguró que la Comunidad está a la cabeza en el control de la trazabilidad de los casos y no dudó en destacar que desde elEjecutivo regional adoptarán las medidas pertinentes si es necesario, informa Europa Press.
En esta misma línea, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, mandó un mensaje a la sociedad castellano y leonesa en general y a los jóvenes en particular, a los que instó a no bajar la guardia frente al coronavirus las noches de los fines de semana, puesto que recordó que frenar el avance del coronavirus es «responsabilidad de todos».  «Tenemos que mantenernos en guardia especialmente las noches de los fines de semana», publicó en su perfil de Twitter el presidente de la Comunidad, quien además apeló al compromiso de administraciones, empresarios y jóvenes. «Seremos firmes porque no podemos permitirnos un paso atrás contra la pandemia», concluyó Fernández Mañueco, informa Ical.
El número dos del Gobierno autonómico destacó ayer que en la región hay suficientes rastreadores para seguir los casos de la covid-19 que puedan aparecer. Igea, que se encontraba en la provincia de Palencia para mantener un encuentro monográfico sobre ordenación territorial con alcaldes de la zona de Carrión, subrayó que la región es de las comunidades que «más rastreadores tiene por número de habitantes» y que de momento están siendo capaces de rastrear cada caso sospechoso, aunque de producirse un brote de 600 personas pudieran tener problemas.
En este sentido, quiso insistir en evitar aglomeraciones y recordó a los jóvenes la importancia de las medidas de seguridad porque «nadie es inmune de acabar en una unidad de cuidados intensivos entubado boca abajo y de transmitir la enfermedad a su padre o a su abuelo y que esto acabe produciendo un desenlace fatal» .
El vicepresidente de la Junta apuntó durante su intervención que la incidencia acumulada ha ido bajando desde el fin del estado de alarma en la región y que aunque esta semana se ha producido «algún pequeño repunte» Castilla y León siendo una de las comunidades «con menor índice de toda España».
«El control está funcionando de una manera bastante favorable ya que hemos podido controlar y tratar todos los brotes adecuadamente», aseveró mientras admitía que al Ejecutivo regional le preocupa los aspectos relacionados con el ocio nocturno y las aglomeraciones.
Francisco Igea reconoció que en la Comunidad «hay un elevado sentido de la responsabilidad» y que se están cumpliendo las normas de manera «muy adecuada» pero ahora hay brotes de incidencia acumulada en Aragón, Cataluña, ... «y esto está bastante más cerca de lo que estaba Bérgamo cuándo empezaron los brotes» ha advertido. Así, volvió a pedir que se extremen las medidas de seguridad, y reiteró la solicitud de que los castellanos y leoneses evitan viajar a los lugares con incidencias y seguir los consejos marcados por las instituciones sanitarias.
Ante una subida de manera progresiva de contactos y viendo como evolucionasen se tomarían las medidas pertinentes, explicóIgea, aunque quiso tranquilizar a la población tras afirmar que Castilla y León ha conseguido avanzar por debajo de la media ya que la incidencia acumulada se sitúa «cuatro veces por debajo de la media nacional» lo cual no quiere decir que no vuelva a pasar y por eso hay que «mantener la tensión».