Pablo Casado: "CyL encarna el proyecto nacional del PP"

SPC
-

El líder de los 'populares' da inicio al curso político en Ávila y garantiza que el PP está "en condiciones de volver a liderar el país"

Pablo Casado: "CyL encarna el proyecto nacional del PP"

“Castilla y León encarna el proyecto nacional” del Partido Popular que “se basa en servir a los españoles”. Así lo dijo el presidente del PP, Pablo Casado durante el acto de inicio del curso político que se desarrolló este domingo en el Parador de Ávila, un inicio de curso que llega en un “momento de cambios, retos e incertidumbres”. “Somos la vacuna a todo esto. El partido responsable que ha gestionado la nave en las peores  tempestades”, apuntó el dirigente ‘popular’ antes de criticar la “irresponsabilidad” de Pedro Sánchez, “un presidente que quiere estar en funciones y que además utiliza el presupuesto de todos los españoles para hacer precampañas electorales y seguir en el poder”.

Pablo Casado garantizó que el partido se encuentra “en condiciones de volver a liderar el país” y puso como ejemplo a Castilla y León de las políticas que tienen que desarrollar los ‘populares’. El Partido Popular eligió Ávila un año más para dar inicio al curso político con un acto celebrado en el Parador de la capital abulense que contó con la presencia de miembros de la Dirección nacional, con su presidente al frente, así como de la regional y provincial y con los presidentes de Madrid y Castilla y León, Isabel Díaz Ayuso y Alfonso Fernández Mañueco, respectivamente.

Casado criticó nuevamente la actitud del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, por haber generado una situación de “incertidumbre” en nuestro país y de “miedo” entre los ciudadanos “ante una nueva crisis” por “la falta de competitividad que demuestra el Gobierno de España” y ante la cual el PP convocará en las próximas semanas una convención económica para plantear “proyectos para generar empleo, oportunidades, financiar asuntos sociales y pensiones, mejorar la sanidad y la educación y bajar impuestos”.

Pablo Casado tuvo palabras para los ‘populares’ abulenses, de los que dijo haber “aprendido mucho” y a los que aseguró que  “los mismos compromisos que tenía como candidato” por esta tierra en el año 2011 los mantendrá “ahora como presidente del PP y muy pronto como el tercer abulense presidente del Gobierno de España después de que Adolfo Suárez y José María Aznar también empezaran aquí su carrera política”. Así, aseguró que el PP seguirá “reivindicando lo mejor para esta provincia tanto en materia de transportes ferroviarios y en mejora de las infraestructuras viales como en industria” y, por supuesto “también para el campo”, apuntando la importancia que para provincias como Ávila tiene “volver a negociar una Política Agraria Común a la altura de lo que los agricultores y ganaderos demandan”.

Casado hizo referencia al acuerdo alcanzado por el PP en Castilla y León y otras autonomías como Madrid para gobernar, destacando la “prudencia, empuje, responsabilidad, ambición y sobre todo la capacidad de diálogo” de Alfonso Fernández Mañueco que va a permitir que “una vez más nuestra tierra esté a la altura de las circunstancias”.

Es más, Casado destacó la importancia de estos acuerdos  que han permitido que Castilla y León y Madrid continúen bajo gobiernos del PP “para mejorar en las cuestiones de transporte, educación, atención sanitaria y medio ambientales”. Díaz Ayuso y Fernández Mañueco, aseguró Casado, son “el símbolo de lo que fue capaz de hacer el PP” en la ronda de negociaciones tras las elecciones en las que se demostró que el Partido Popular es una formación “moderada, centrista y capaz de reunirse con personas que nos insultan para echarnos del poder”. 

El dirigente ‘popular’ también mostró preocupación por la seguridad ciudadana y la inmigración ilegal de la que “se lucran las mafias”, y recordó que el PP recibió a cinco millones de nuevos españoles en los años 90 “sin ningún problema de integración ni seguridad porque se hizo bien”. Aprovechó también para hacer una defensa de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y criticar al Gobierno de Pedro Sánchez por no hacer “nada” ante las amenazas recibidas por las familias de los guardias civiles de Alsasua, según informa Ical.

No olvidó tampoco Casado del tema de la “unión nacional” y lamentó que Sánchez no cierre la puerta a los independentistas con los que ha pactado en lugares como Badalona. “Lo que ha venido a decir es apoyénme ustedes si no quieren que pacte con los independentistas, lo que no deja de ser una amenaza bastante hipócrita”, aseguró, y demuestra que “es pura utilidad electoral lo que le hace no cerrar un acuerdo que le cueste demasiados ministerios”. 

“Estamos diciendo no a Sánchez porque en el discurso de investidura apeló a las demandas de esos dos millones de catalanes que quieren la ruptura constitucional por encima de la ley”, aseguró Casado que sin embargo se mostró en contra de unas nuevas elecciones porque  “somos un partido responsable”. Pese a todo, aseguró el ‘popular’ que el PP “está en condiciones de volver a liderar este país”. Eso sí, en el caso de una nueva cita con las urnas abogó Casado por “unir fuerzas” entre los partidos de centro y de derecha porque “los españoles lo que quieren es que nos pongamos de acuerdo”, dijo. “Nuestro compromiso, pase lo que pase, es estabilidad y desbloqueo”, afirmó el presidente del PP antes de recordar que su responsabilidad será “unir en torno al Partido Popular a todos aquellos que quieren mantener unida España”.