De los Mozos, nuevo director general adjunto de Renault

D. V.
-

El vallisoletano ayudará, junto a Olivier Murguet, a Cotilde Delbos, recién nombrada consejera delegada de la compañía

De los Mozos, nuevo director general adjunto de Renault

El consejo de administración del grupo Renault ha decidido prescindir de Thierry Bolloré como consejero delegado de la compañía "con efecto inmediato" y nombrar a Clotilde Delbos para el cargo de forma interina.

La decisión del consejo supone la salida de Bolloré, después de estar menos de un año en el cargo, al que accedió tras la salida precipitada de Carlos Ghosn por sus acusaciones de fraude fiscal en Japón.

En un comunicado, Renault detalla que Delbos ocupará el cargo "con efecto inmediato" y se mantendrá en el mismo de forma interina hasta que se complete el proceso para elegir a un nuevo consejero delegado.

Delbos se unió a Renault en 2012 como 'group controller', para después ser nombrada en abril de 2016 vicepresenta ejecutiva y directora financiera. En abril de 2019, Delbos, que también forma parte del comité ejecutivo, asumió además la responsabilidad de control interno.

Asimismo, el consejo de administración ha dado este viernes una opinión favorable al nombramiento de Olivier Murguet y José Vicente de los Mozos como directores generales adjuntos para ayudar a Delbos en sus tareas.

Por otro lado, la compañía informa de que Jean-Dominique Senard asumirá la presidencia de Reanult durante este periodo de interinidad del equipo de dirección.

Con este relevo, Renault pone fin a la etapa de Carlos Ghosn, detenido por primera vez el 19 de noviembre de 2018 y que se enfrenta a cargos por supuestos delitos fiscales con agravante de ruptura de confianza, al haber reportado supuestamente durante casi diez años una remuneración menor de la recibida en realidad, con una diferencia de unos 82 millones de dólares (72,5 millones de euros).

Nissan también ha nombrado esta semana a Makoto Uchida nuevo consejero delegado (con efecto el 1 de enero de 2020) de la compañía en sustitución de Hiroto Saikawa, quien se vio obligado a dimitir después de que se conociera que habría recibido remuneraciones más elevadas de lo que le correspondía.

En enero de este año, pocos meses después del estallido del caso Ghosn, Renault nombró a Jean-Dominique Senard como presidente y a Bolloré como consejero delegado, encargado de supervisar la actividad diaria de la compañía. Bolloré asumió de manera provisional las funciones de Ghosn el 21 de noviembre del año pasado, dos días más tarde de la detención del Ghosn.

Además, Bolloré ejercía en la actualidad como "interlocutor principal" con las firmas niponas Nissan y Mitsubishi para cualquier conversación sobre la organización y la evolución de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.