Braulio Vázquez: «Tenía claro que el número 1 era Rubi»

Manuel Belver
-

El director general deportivo del Real Valladolid repasa la actualidad blanquivioleta y reconoce que le gustan los equipos que tratan de jugar al fútbol

Braulio Vázquez.

Braulio Vázquez lleva trabajando en las oficinas del José Zorrilla desde primeros de abril. Sin hacer ruido ni declaraciones, en la sombra. La semana pasada por fin fue presentado, con el cargo de director general deportivo. Aunque aún no ha hecho público su equipo de trabajo, tiene claras las ideas... y no tiene prisa por fichar.

Lleva tres meses trabajando prácticamente en Valladolid, ¿qué primeras sensaciones tiene?
Lo que he intentado es estar en la sombra, como estuve, porque el equipo estaba luchando por evitar el descenso y creo que eso era lo más importante. Me he sentido muy a gusto porque el trato tanto de la gente del club como de la ciudad ha sido muy afable. Lo que puedo decir es que me siento muy a gusto.

Qué pena que al final el proyecto sea en Segunda...
Es cierto porque creo que subir a Primera es mucho más complicado que mantenerse. Pero hay que asumirlo, aceptar el reto e intentar volver. Pero más allá de volver, que hay muchas formas, espero que el equipo tenga un proyecto deportivo y eso nos lleve a estar no un año y bajar al siguiente, sino estar asentado en Primera.

Ha dicho Carlos Suárez que a él le ha variado mucho su proyecto de Primera a Segunda, ¿a Braulio también?
La lástima es que en Segunda no tenemos los recursos que podríamos tener en Primera. Pero hay que trabajar con ellos, que creo que para Segunda seremos uno de los equipos punteros. No puedo prometer el ascenso, pero sí que creo que primero hemos acertado plenamente con el entrenador, por la preparación y el conocimiento que tiene; y ahora intentaremos hacer una buena plantilla para estar peleando hasta el final.

¿Qué tipo de club se ha encontrado?
Al final, es cierto que vengo de un club en el que trabajaban muchas más personas. Este es un club familiar, pero sobre, vuelvo a repetir, me he encontrado un trato muy afable y un club que tiene potencial para crecer. Lo digo ahora que estamos en Segunda. Vamos a intentar imponer el método de trabajo que tengo y a ver qué tal sale.

A Rubi le elige Braulio, pero ya era una opción clara la temporada pasada...
A Rubi lo conozco hace tanto tiempo que me daba igual qué percepción... sé que era una posibilidad antigua. Lo que sí tenía claro es que el número 1 era Rubi, no solo para el Real Valladolid, sino para cualquier equipo al que hubiese ido.

Para los que no le conocen, ¿cómo es Rubi?
Sobre todo que es una persona muy preparada, un apasionado de su trabajo, que tiene un conocimiento increíble de la Segunda. Y que está acompañado por un grupo de trabajo muy bueno.
Hablando de grupo de trabajo, ¿cómo va el suyo? ¿Le preocupa que tarde y se pierda tiempo?
Hay que esperar. Es evidente que me gustaría que estuviera aquí, pero hay situaciones que no se pueden solucionar por fechas.

Ya han salido a la luz pública dos nombres (Braulio no entra a valorarlos), ¿el grupo será más amplio de dos o tres?
No pueden ser más de dos o tres personas por un tema presupuestario.

Pasa lo mismo con el grupo de trabajo del técnico...
El entrenador va a tener un cuerpo técnico que está bien y más extenso que mi secretaría técnica (y sonríe).

¿Es partidario de seleccionar algún tipo de jugador o prefiere que sea el entrenador el que lo haga?
A lo mejor sobre algún jugador  el entrenador tendrá más conocimiento que yo. Y en el extranjero seguramente tenga yo más que él.

Falta media plantilla, a expensas de que algún jugador no siga. Ha dicho que no hay prisa o que tal y como está el fútbol es imposible tenerla y cerrar ya la plantilla.
Es cierto que hay que ir sin prisa pero sin pausa. Estar convencido del jugador que traemos. Podíamos tener la plantilla ya cerrada con la cantidad de nombres que barajamos y que te ofrecen, pero no se trata de eso. Se trata de traer a los que nosotros queremos, no a los que te ofrezcan.

¿Hay fecha para los primeros fichajes?
Hay que esperar. No se pueden decir fechas porque además hay situaciones que cuanto menos se sepa más posibilidades hay.

¿Le preocupa que no haya delanteros en la plantilla?
El gol es lo más difícil de encontrar pero estamos en ello. Es cierto que necesitamos gente que tenga gol. Si no podemos tener un Javi Guerra, pues tener 2-3 que hagan los mismos o más.

¿Qué le dice el cargo, director general deportivo? Parece el jefe de todo.
También cuando entré en el Valencia empecé con un cargo, luego me lo cambiaron, luego me lo subieron... al final era el máximo responsable deportivo y aquí es lo mismo. Bueno lo de general (se vuelve a reír...).

Pero sí, después de que el presidente haya sido que dará un paso al costado, tiene responsabilidad máxima.
Es un reto. Lo peor es morir sin hacer nada, no tomar decisiones. En el fútbol es lo más difícil, pero si tomas decisiones y te sale mal, te vas con la conciencia tranquila. Si no tomas decisiones por dejadez o por no querer crear problemas, es lo peor.

Una de esas decisiones ha sido la de prescindir de la anterior dirección deportiva. Decisión que puede generar polémica porque no deja de ser gente de club.
Lo entiendo, pero igual que Rubi trae su gente. También cuando yo me fui del Valencia, la gente que entró tenía su grupo de trabajo. Es ley de vida. Lo entiendo como algo normal.

¿Qué tipo de fútbol le gusta?
Creo que con los entrenadores que he apostado en el Valencia te dice el tipo de fútbol que me gusta. He tenido a Ernesto Valverde, Unai Emery, Djukic, Pellegrino... y ahora Rubi. La propuesta era intentar jugar siempre al fútbol, lo que no implica que, y más en Segunda, habrá campos donde será complicado y habrá que adaptarse. Me gusta el fútbol que gana.

Ya lo ha dicho. Además del ascenso, le gustaría un proyecto estable...
Creo que, por lo menos, cuando me vaya de Valladolid que haya una idea de club, unas bases asentadas. Esa es la clave para que pueda crecer en todos los aspectos.

¿El Valladolid será uno de los grandes en Segunda?
Hay que demostrarlo en el campo, que los últimos casi bajan a Segunda B.

¿Por cierto se acuerda de la primera vez que pisó el José Zorrilla?
Sí, con el Deportivo y empatamos a 2 (temporada 95-96). Tenía que haber muchos lesionados para que jugase yo (se vuelve a reír).