El 'Atleti' termina con el gafe

SPC
-
El 'Atleti' termina con el gafe - Foto: Emilio Naranjo

Los rojiblancos siguen enganchados a la lucha por el título de liga después de ganar al Villarreal (2-0), que no logra salir de la zona de descenso

El Atlético de Madrid rompió una racha particular de siete partidos sin ganar al Villarreal gracias a la victoria (2-0) este domingo sobre el 'submarino' en el Wanda Metropolitano, una jornada 25 de LaLiga Santander que dejó el estreno goleador de rojiblanco de Álvaro Morata, para seguir la persecución al líder Barça. 
Después de la exhibición de Messi en Sevilla, los de Diego Pablo Simeoene respondieron para seguir segundos en la tabla, a siete puntos de la cabeza. 

Cuatro días después del triunfo sobre la Juventus en Champions volvió el fútbol al Metropolitano y lo hizo con más buenas noticias. En especial por el primer gol de Morata, quien a la media hora remató un centro de Filipe Luis sin dejar caer el balón, con la zurda ajustada al palo. El flamante refuerzo de Simeone este invierno respiró de su agonía con el VAR, que le había anulado dos goles, ante Madrid y Juve.

Pero el 'Atleti' inició algo empanado la tarde, contra un equipo que le había sacado cuatro victorias y tres empates en los últimos siete partidos. El Villarreal, con el refuerzo de la goleada al Sevilla, buscó con acierto la espalda rival. Ekambi la tuvo solo ante Oblak pero el gol no se materializó. Sí llegó el 2-0 de Saúl, en una contra, en el 88'. Un triunfo atlético, casi cuatro años después ante el 'submarino', para seguir muy vivos con 13 jornadas por delante y derrota amarilla que frena el momento de los de Calleja en su intento por salir de puestos de descenso.

 

Reparto de puntos. En el partido de la mañana, el Leganés volvió a mostrar una enorme solidez como local y le quitó dos puntos al Valencia tras lograr empatar 1-1 en los instantes finales del encuentro. Kondogbia hizo el primer tanto a favor de los 'ches' y el danés Braithwaite consiguió igualar el marcador con asistencia de El Zhar. Y gracias tuvieron que dar los de Marcelino pues En-Nesyri perdonó un mano a mano en el descuento que olía a gol. Hubiera sido la guinda a un enfrentamiento donde el Leganés volvió a demostrar que gran parte de sus opciones de salvación las tiene en su casa.

Rubén Sobrino (i) pelea un balón con los jugadores del Leganés, Dimitrios Siovas (c) y Vasyl Kravets. EFE Kiko Huesca
Rubén Sobrino (i) pelea un balón con los jugadores del Leganés, Dimitrios Siovas (c) y Vasyl Kravets. EFE - Foto: Kiko Huesca