Valladolid acoge una muestra de imágenes de Milton H. Greene

D.V
-
Valladolid acoge una muestra de imágenes de Milton H. Greene

La sala municipal de exposiciones del museo de la Pasión acoge, por primera vez en España, una selección de 111 imágenes de Milton H. Greene, el fotógrafo "invisible"

La Sala Municipal de Exposiciones del Museo de la Pasión de Valladolid acoge, por primera vez en España, una selección de 111 imágenes de Milton H. Greene, el fotógrafo "invisible", quien logró retratar algunas de las instantáneas más íntimas de celebridades y artistas de las décadas de los 50 y los 60. Sin embargo, fueron los retratos únicos que creó de Marilyn Monroe, fruto de su relación de amistad, los que le han otorgado mayor reconocimiento.

'Milton H. Greene. El laboratorio de la moda' es el título de esta muestra, en honor al papel pionero del fotógrafo estadounidense, pues fueron sus fotografías las que "abrieron" la puerta a la siguiente generación de retratistas de moda, según ha explicado la comisaria de la exposición, Anne Morin, quien ha asistido a la inauguración de la misma junto a la concejal de Cultura, Ana Redondo.

Por ello, a Greene se le reconoce, junto a célebres autores como Cecil Beaton, Irving Penn, Norman Parkinson o el propio Richard Avedon, el haber logrado elevar la fotografía de moda al ámbito de las artes.

Inicialmente, Greene destacó por sus fotografías de moda, son sus retratos de artistas, músicos, películas, y celebridades de televisión y teatro los que acabaron siendo legendarios. A lo largo de su extensa carrera, Greene ganó numerosos premios, aunque "nunca logró el reconocimiento que se merecía", ha lamentado Morin.

La "peculiaridad" de sus instantáneas, ha explicado la comisaria, radica en la capacidad del fotógrafo para retratar la dimensión "más humana" de sus modelos, quienes dejaban de ser "meras perchas" de prendas y joyas para convertirse en "personas con identidad propia".

La mayor parte del trabajo de Greene durante las décadas de 1950 y 1960 apareció en publicaciones a nivel nacional en Estados Unidos, como Life, Look, Harper's Bazaar, Town & Country y Vogue.

Entre los personajes que posaron para Greene se encuentran Frank Sinatra, Grace Kelly, Marlene Dietrich, Sammy Davis Jr., Elizabeth Taylor, Cary Grant, Sophia Loren, Groucho Marx, Audrey Hepburn, Andy Warhol, Judy Garland, Giacometti, Lauren Hutton, Alfred Hitchcock, Romy Schneider, Laurence Olivier, Ava Gardner, Steve McQueen, Claudia Cardinale, Paul Newman, Lauren Bacall, Dizzy Gillespie, Catherine Deneuve y Norman Mailer. Pero alcanzó mayor notoriedad por sus retratos de la actriz Marilyn Monroe.

 

<iframe src="https://video.microcontenidos.com/EPPlayerTV.aspx?iframeid=8p2lYk2akE&videoid=432073&parte=1" width="677" height="377" style="display:block" scrolling="no" frameborder="0" allow="autoplay fullscreen" allowfullscreen></iframe>

 

RELACIÓN CON MARYLIN MONROE

Su primer encuentro con Monroe fue por encargo de la revista Look. Rápidamente, se hicieron amigos y formaron una compañía productora de la cual surgieron las películas 'Bus Stop' y 'El príncipe y la corista'. Antes de casarse con Arthur Miller, Monroe vivió con Greene y su familia en su granja de Connecticut. Fue ahí donde él capturó algunas de las más famosas fotografías de Monroe.

Durante sus cuatro años juntos, Greene retrató a Monroe en cincuenta y dos sesiones fotográficas, incluyendo la célebre serie de imágenes Black Sitting. Monroe le encomendó a Greene confeccionar su autobiografía, llamada 'My Story'. Posteriormente, él colaboraría con Norman Mailer en una autobiografía ficticia de Monroe, titulada 'Of Women and Their Elegance'.

Sus fotografías le valieron a Greene varios honores, medallas y premios, entre ellos, uno de parte del American Institute of Graphic Arts y otros del Art Director's Club de Nueva York, Chicago, Los Ángeles, Filadelfia, San Francisco y Detroit. Uno de los últimos premios que recibió del Art Director's Club de Nueva York fue por su trabajo en Harper's Bazaar.

CARRERA PROFESIONAL

Nacido en Nueva York el 14 de marzo de 1922, Milton Greene comenzó a tomar fotos a los 14 años. Aunque recibió una beca para asistir al renombrado Pratt Institute, su interés por la imagen fotográfica desvió su atención hacia la cámara y su versatilidad. Al poco tiempo, se convirtió en aprendiz del fotoperiodista Eliot Elisofon. Su estima por la moda lo llevaron a ser asistente de Louise Dahl-Wolfe, la connotada fotógrafa conocida por sus portadas y editoriales de moda publicadas por la revista Harper's Bazaar.

Al comienzo de su carrera, Greene destacó por sus fotografías de alta costura, pero posteriormente fue reconocido por sus retratos de artistas, músicos, actores y celebridades. Su destreza como director le permitió capturar las características que personificaban al modelo, mientras convertía su visión en arte fotográfico. Él quería capturar la belleza de la gente, la cual, según él, estaba en sus corazones. Al mismo tiempo, deseaba mostrar a las personas de una manera natural y elegante. Su habilidad era crear un vínculo con el modelo.

En los últimos años, las fotografías, imágenes y posters de Milton H. Greene, han sido expuestas en los principales museos y galerías de todo el mundo, así como la presencia en numerosas colecciones privadas. El trabajo de Milton H. Greene seguirá siendo considerado como representativo de una era en el tiempo, que puede haber desaparecido, pero que siempre se reflejará en imágenes.