Detenido por extorsionar durante dos años a un discapacitado

D.V.
-

La Guardia Civil arresta a un joven de 21 años por las continuas amenazas a las que sometió a la víctima y con las consiguió un botín de 6.000 euros

Detenido por extorsionar durante dos años a un discapacitado

La Guardia Civil ha detenido a un joven de 21 años e iniciales N.S.M. acusado de un delito de extorsión, después de que hubiese obtenido unos seis mil euros de sus amenazas a un discapacitado que trabajaba en Olmedo.

Los hechos se inician cuando la víctima trabajaba en la localidad vallisoletana y entró en contacto con el detenido, quien, inicialmente, le dijo que era una persona que "vivía en un entorno social extremadamente vulnerable, de desarraigo y tenía problemas para encontrar trabajo por su condición de extranjero y por las dificultades para entender y hablar el castellano, entablando, mediante engaño, un clima de confianza con la víctima", detallan fuentes de la Comandancia de Valladolid. Esto propició que por dos ocasiones, la victima entregase voluntariamente dinero al detenido, por un importe de 30 y 40 euros respectivamente.

Ante la insistencia del detenido para que le entregase más, la víctima le manifestó que no podía ayudarle más, comenzando desde ese momento el presunto proceso de extorsión y amenazas, que se ha prolongado durante dos años, "aprovechando la indefensión que presenta la victima debido a su incapacidad", amenazando con agredirle a él y a su familia si no le hacía entrega de dinero cada vez que se lo pidiera; una extorsión que, por miedo a que cumpliera su palabra, dio sus frutos y fue dándole más dinero, hasta 200 euros cada vez. "Debido a la presión que sufría la victima por estos hechos y a la pérdidas económicas acarreadas por las extorsiones, la víctima abandonó durante un tiempo su actividad profesional y dejó de trasladarse a Olmedo", según estas fuentes. Pese a todo, el ahora detenido localizó a la víctima en su localidad de residencia, comenzado nuevamente las amenazas y extorsiones, pidiéndole un número de teléfono donde poder localizarle siempre que quiera y, a partir de ese momento, el acoso se concentró a través de llamadas de móvil cada dos o tres días, pudiendo hacer entrega ya de cantidades de entre 500 y 700 euros semanales. Agotados sus ingresos, la víctima llegó a recurrir a los ahorros familiares para hacer frente a las extorsiones, momento en el que se presenta ya denuncia ante al Guardia Civil y se descubre la situación que el discapacitado mantenía en silencio. La investigación dio como resultado el arresto de este joven, que se desplazaba diariamente desde Medina a Olmedo.