Zorrilla marcará el futuro

M.B
-
zorrilla marcará el futuro - Foto: Jose Manuel Vidal.

El Real Valladolid recibe este domingo (16.15 horas) al Sevilla tras perder este jueves en Leganés. Los blanquivioleta necesitan sumar de tres en tres

El Real Valladolid afrontará este domingo en su casa, el José Zorrilla, el tercer encuentro liguero en siete días. Tras empatar ante la Real Sociedad y perder, de nuevo con polémica arbitral, ante el Leganés en Butarque este jueves, los blanquivioleta recibirán al Sevilla a partir de las 16.15 horas. Los hispalenses llegarán a Zorrilla en puestos europeos tras ganar al Alavés en un duelo directo por la sexta plaza. Precisamente esa necesidad y esa lucha es lo que hace más peligroso a un Sevilla que cambió de entrenador tras caer eliminado en la Europa League. Joaquín Caparrós, hasta entonces director del área de fútbol, sustituyó a Pablo Machín a mediados de marzo, ganando su primer encuentro lejos del Sánchez Pizjuán desde septiembre.
Pero lo que tiene en juego el Pucela es la permanencia. Después de sumar solo un punto esta semana (ese empate ante la RealSociedad), los de Sergio González necesitan sumar de tres en tres para acercarse un poco más a la ansiada salvación y no depender de pinchazos de otros -el Celta recibe a la Real Sociedad; el Rayo Vallecano, al Valencia; el Villarreal visita al Betis; mientras que el Levante se medirá con el Huesca en un duelo por la parte baja-.
Y todo tras lo de Leganés. Otra más en el capítulo de quejas hacia el estamento arbitral. Esta vez no fue el VAR. Aunque casi. Porque Cuadra Fernández fue el único que vio mano en el balonazo en la cara a Joaquín (que el VAR le corrigió). Fue el árbitro del Colegio Balear, aunque madrileño de nacimiento, el que decidió añadir más tiempo de los cinco que había marcado. Y en ese tiempo, concretamente 23 segundos, la escuadra pepinera puso un centro y anotó el único gol de un partido igualado en la primera parte, con un par de buenas ocasiones de Guardiola -sobre todo casi a puerta vacía- y una segunda en la que la posesión fue local, con centros al área en busca de un remate de cabeza. Llegó en la última acción. Fuera de tiempo. Pero como esto también es a criterio del colegiado...
Lo de este domingo ya es harina de otro costal. Sergio recuperará a Anuar y Unal, que no pudieron estar en Butarque por sanción; y los blanquivioleta llegan al encuentro con pocas rotaciones y con la moral quizá un poco tocada con esa derrota in extremis. 
Pero Zorrilla debe marcar el camino de la permanencia. En casa está la llave de la misma. Además, hay cierto aire de revancha tras lo ocurrido en la primera vuelta en el Sánchez Pizjuán. Por entonces, un Sevilla lanzado y que luchaba por el liderato se impuso por la mínima a los blanquivioleta en un partido también con polémica arbitral. El VAR ratificaba la anulación del empate de Unal por fuera de juego posicional de Toni en una de esas acciones controvertidas. El canterano blanquivioleta daba la sensación que no perturbaba la visión del portero Vaclik.
Ahora, los hispalenses ya no luchan por esa primera plaza de la Liga pero sí por la sexta, que les daría derecho a jugar competición europea el año que viene.
El encuentro tendrá cierto morbo. Miguel Ángel Gómez, que fuese mano derecha de Monchi en el Sevilla, se enfrentará al cuadro andaluz por segunda ocasión, primera con Monchi allí.