Dos nuevos soles para Valladolid

M. Belver
-

Los restaurantes Dámaso y Trasto entraron esta semana en la Guía Repsol 2019. Ambos se unen a Cepa 21, Fuente Aceña, Refectorio y Llantén, que ya tenían esta distinción. El Trigo y La Botica se encuentran en el nivel superior, con dos soles

Dos nuevos soles para Valladolid

Valladolid es gastronomía. No solo por sus concursos de pinchos y de tapas. Que también. Lo es por sus restaurantes y sus cocineros. Así esta semana la Guía Repsol, que cumplió 40 años con una gran Gala en San Sebastián, reconoció a dos nuevos establecimientos de la capital con Un sol, una de sus distinciones. Los elegidos fueron Dámaso y Trasto, que se unen a los ya reconocidos en ediciones anteriores, Cepa 21, Fuente Aceña, Refectorio y Llantén, todos con Un Sol; y Trigo y La Botica, en este caso con Dos.
Los Soles Repsol son «las prestigiosas distinciones que se conceden a los mejores restaurantes y cocineros. Símbolo de excelencia culinaria y muestra del vínculo y el apoyo de Repsol a la gastronomía en España y Portugal», se señala desde la Guía. 
Y este 2019, con la opinión por primera vez de un comité de expertos independientes, además de con el asesoramiento de la Real Academia de Gastronomía y las academias autonómicas, la Guía seleccionó 80 restaurantes: 5 con Tres Soles Guía Repsol, 23 Dos Soles y 53 Un Sol, donde se ubican Dámaso y Trasto.
- Foto: «Dámaso Vergara es el alma del restaurante ubicado en el hoyo 9 del campo de golf del club La Galera de Valladolid. No hay carta, el chef recita los platos del día según lo que llegue del mercado, aunque también elabora menús degustación cada mes. Dámaso ofrece una cocina de arraigo clásico renovada que refleja la querencia por la caza, los guisos, las verduras y la casquería», se señala desde la Guía.
«Teo Rodríguez, chef de Trasto, es un viajero incansable. Y siempre que puede se trae en la mochila ideas para componer platos que sorprendan y traben amistad entre Valladolid y otras latitudes. Al chef también le gusta jugar con ingredientes foráneos sin perder su acento. La carta habla por sí sola: verduras de verano salteadas sobre un mojo, carrilleras de cerdo al curry rojo, navajas con crema de aguacate y cilantro... Además, desayunos, brunch y platos para llevar», se añade.
Ambos se unen a otros cuatro restaurantes que ya tenían Un Sol: Cepa 21 (Castrillo de Duero), Fuente Aceña (Quintanilla de Onésimo), Refectorio en Abadía Retuerta (Sardón) y el Llantén. Con Dos están El Trigo y La Botica (Matapozuelos).
Luego hay una larga lista de recomendados: Paco Espinosa, Gabi García, 5 Gustos, Martín Quiroga, La Viña de Patxi, Villa Paramesa, Luna Llena (Peñafiel), Manix (Campaspero), El Torreón (Tordesillas) y Alquira (Tordesillas); y de seleccionados: Don Bacalo, Ángela, Mesa Cero del Val, Montellén, La Cacatúa, Los Zagales, La Garrocha, La Parrilla de San Lorenzo, La Criolla, El Figón de Recoletos, La Pedriza y El Hereje, en la capital; más Molina de Palacios (Peñafiel), La Espadaña (Valbuena), Mesón 2,39 (Tudela) y El Cossío (Mojados).