Sacyl contabiliza 29 afectados por listeriosis desde 2016

A.G.M.
-

Esta infección solo es peligrosa en embarazadas o ancianos y afecta a una decena de personas en Valladolid cada año. Investigan si un hombre que acudió al Río Hortega tras comer carne de 'La Mechá' puede estar infectado del brote andaluz

Sacyl contabiliza 29 afectados por listeriosis desde 2016 - Foto: EFE

La listeriosis es una infección poco frecuente, pero no improbable, cuya gravedad va ligada al tipo de brote, pero, sobre todo, al estado de salud de base del afectado. En Valladolid, en los últimos años, se han dado una decena de casos anuales, si bien no suele entrañar riesgos vitales, salvo en supuestos de ancianos, embarazadas o de personas débiles, cuyos cuadros clínicos pueden complicarse. En lo que va de 2019 se han registrado cuatro casos en Valladolid, que se suman a los diez de 2018, los cinco de 2017 y otros diez de 2016; 24 en los últimos tres años y medio, según datos de la Consejería de Sanidad recogidos por este periódico.
La propia consejera, Verónica Casado, cifró este jueves en 132 los supuestos registrados desde 2014 en Castilla y León, 37 de ellos en 2018 y 18 en lo que iba de este 2019 hasta el pico surgido a resultas del brote andaluz con la carne de la marca ‘La Mechá’. «Hay que llamar a la tranquilidad porque la listeria está en nuestro espacio», apuntó Casado en declaraciones recogidas por la agencia Ical. «El problema es cuando hay más casos con un vínculo epidemial por el consumo de carne mechada de esta marca en concreto», apostilló la titular de Sanidad tras dar cuenta de cuál es la situación en la región respecto al brote andaluz, que ya suma más de un centenar de casos en todo el país.
Casado confirmó que habría un paciente salmantino contagiado por listeria y que se investigan otros siete en Castilla y León, todos ellos vinculados al brote de ‘La Mechá’ pero sin confirmar, considerados aún como «probables», uno de ellos en Valladolid. Se trata de un hombre de 30 años que acudió el miércoles al servicio de Urgencias del Río Hortega con una clínica leve y síntomas gastrointestinales, pero que no necesitó ingreso.
Los siete en investigación tienen idénticos síntomas y no han tenido necesidad de ingreso, puntualizó la consejera, quien recordó que se han recogido cultivos para su análisis. «Estamos pendientes de ellos para saber si se confirman. Ahora mismo son casos probables», sentenció, ya que «tienen los síntomas y han tomado la carne», pero la analítica aún no es concluyente.

CONTAMINACIÓN CRUZADA

El paciente confirmado de Salamanca asegura no haber comido carne directamente, «pero estuvo con gente en Sevilla y, lo más probable es que consumiera un producto con contaminación cruzada», tal como explican fuentes de Sanidad a Ical, por lo que podría haber sido patatas, por ejemplo, contagiadas de la carne. El caso estaría dentro del brote de Sevilla y es un varón que supera los 60 años, que tenía síntomas de lumbalgia y fiebre, que entró por Urgencias pero que no necesitó ingreso.
Verónica Casado calificó el caso de «esporádico» y apuntó que esta persona se encontraba bien y que acudió a su médico de familia tras conocerse los casos en los medios y le informó de algunos síntomas que había notado en días previos. El cultivo dio resultado positivo a la bacteria.
Igualmente, la consejera dijo que en estos momentos se analizan esos otros siete casos de personas que comieron productos de esta marca andaluza y que presentaron varios síntomas compatibles con la listeriosis. En todo caso, evolucionan «favorablemente y se encuentran en su casa», apostilló Casado, quien insistió que se determinará cuál es el alcance del brote en Castilla y León cuando se vayan conociendo los resultados de los cultivos en marcha a estas personas. «Estamos pendientes de ellos para saber si se confirman. Ahora mismo son solo casos probables, ya que tienen los síntomas y han tomado la carne, pero la analítica todavía no es concluyente», dijo.
A ellos se suma otro paciente de Segovia que ha dado positivo pero que no se ha contagiado por el brote andaluz, dado que ha declarado no haber consumido carne mechada ni haber estado en Sevilla, sino que es esporádico y ha podido contraer el contagio con otros alimentos.