La Diputación adquiere un nuevo edificio en Urueña

Ical
-
La Diputación adquiere un nuevo edificio en Urueña

El inmueble está junto a la Fundación Joaquín Díaz y servirá para centralizar los fondos de la biblioteca

La Diputación de Valladolid adquirirá por 40.000 euros un edificio anexo a la Fundación Joaquín Díaz en Urueña para acoger todos los fondos de la biblioteca de uso público y destinar algunos de los espacios actuales a salas de exposiciones. La casa contigua, que cuenta con una superficie de 440 metros cuadrados, albergará los 50.000 documentos y las 15.000 fotografías antiguas que atesora la institución pero también incorporará las nuevas colecciones de campanillas, cencerros y trajes -recientemente adquiridas- y permitirá ampliar su oferta museística.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, realizó el anuncio hoy antes de la reunión del Patronato de la Fundación Joaquín Díaz y apuntó que el edificio contiguo a la Casona de Urueña servirá para dotar de nuevas dependencias a la institución y amplia su capacidad expositiva. “Hay que seguir avanzando en la labor de potenciar el conocimiento, la valoración y la difusión de la cultura tradicional”, precisó.

Joaquín Díaz reconoció que la biblioteca está “al límite” porque los fondos no paran de crecer y era el momento de unificar las cuatro salas actuales con fondos en un solo espacio. Las salas liberadas en la Casona de Urueña podrán acoger exposiciones de objetos que ahora están guardados.

El encuentro del Patronato también sirvió para aprobar las cuentas y la memoria de las actividades llevadas a cabo el año pasado y, sobre todo, marcar el programa de acciones previstas para 2019 como dos simposios y tres exposiciones. Además, se dio el visto bueno a la incorporación como nuevo patrono de José Luis Rodríguez García, creador del foro de debate y análisis Nueva Economía Forum y responsable de las Bodegas Heredad de Urueña.

Entre las actividades para el año, destacan la celebración del Simposio ‘Perspectivas de la música desde Leonardo: creación, invención e improvisación”, que incluye ponencias y conciertos los días 4 y 5 de junio en la Bodega Heredad de Urueña. Las jornadas, que coincidirán con el quinto centenario del fallecimiento del artista del Renacimiento en 2019, analizarán la relación de Leonardo con la música, gracias a la participación de expertos como Raúl Rodríguez Quiñones y Joaquín Saura, entre otros.

Otro simposio abordará en octubre en el Centro e-Lea Miguel Delibes la relación del romanticismo y el costumbrismo y su influencia en la literatura popular, la etnografía y el folclore. En cuanto a las exposiciones, el Museo del Pan de Mayorga acogerá a finales de marzo una muestra con el título ‘El pan nuestro ...’, con motivo de su décimo aniversario. También habrá una exposición de fotografías antiguas de vendedores ambulantes en la Casa Revilla de Valladolid.

Joaquín Díaz avanzó que en los próximos meses tendrá lugar la firma de un convenio con la Fundación Santa María de Albarracín para hacer “causa común” a favor del paisaje y la conservación del monumentos.

Rodríguez García, nuevo patrono

José Luis Rodríguez García se suma al Patronato, del que forman parte el propio Joaquín Díaz, la Diputación de Valladolid, la Junta de Castilla y León, el Ministerio de Cultura, Unicaja, la Universidad de Valladolid y la Fundación SGAE. Este empresario de origen leonés está vinculado con Urueña desde 2004 gracias al proyecto vitivinícola Heredad de Urueña, que permitió recuperar el cultivo de la vid en la zona con la plantación de 25 hectáreas de viñedo y la construcción de una moderna bodega.

El presidente de la Diputación le calificó como un “mecenas privado” que además, gracias a la organización de los encuentros de Nueva Economía Forum, permitirá poner en valor la Fundación Joaquín Díaz y Urueña, además de incrementar el número de visitas a la institución. “Supondrá mayor dinamismo y difusión de la Fundación en un foro tan importante en España”, añadió. Por su parte, el etnólogo destacó la figura del nuevo patrono que llevó a cabo la recuperación “ejemplar” de la bodega y que cuenta con numerosos contactos.

El empresario recordó su relación “muy estrecha” con la Fundación, con la donación de alguna pieza como un organillo y con la colaboración a la hora de organizar actividades en la bodega. “Este nombramiento supone un reconocimiento a nuestra colaboración y un compromiso para seguir sintiendo con todo corazón el legado y el acervo que conserva la Fundación Joaquín Díaz”, explicó. En ese sentido, confirmó que la bodega continuará siendo la sede de la Academia de Música Antigua.