scorecardresearch

41 sanitarios piden "respeto" para el traumatólogo de Medina

D.V.
-

Una carta firmada por médicos, enfermeros y administrativos apoya la presunción de inocencia del médico del Hospital de Medina del Campo investigado por abusos sexuales a pacientes y fallecido en accidente de tráfico

Un fallecido al colisionar un coche y un camión en Ceinos - Foto: @BomberosDip_VLL

41 profesionales sanitarios han rubricado un escrito en el que respaldan la presunción de inocencia del traumatólogo del Hospital Comarcal de Medina del Campo fallecido en un accidente de tráfico hace dos semanas y que había sido acusado de presuntos abusos sobre pacientes en dicho centro hospitalario.

En el documento, recogido por Europa Press, los firmantes -principalmente médicos pero también enfermeros o administrativos y que afirman haber mantenido trato profesional con el facultativo fallecido- recalcan que, ante las investigaciones abiertas sobre el traumatólogo consideran preciso "anteponer la presunción de inocencia a cualquier otra consideración".

Todo ello, responde a las "acusaciones genéricas e inconcretas y a las numerosas contradicciones" que afirman que han leído o escuchado en algunos medios de comunicación y que, añaden, se plasman en los fragmentos que aseguran conocer del escrito de acusación. De hecho, han negado de manera "radical" la certeza de esas "insidiosas manifestaciones".

41 sanitarios piden 41 sanitarios piden "respeto" para el traumatólogo de Medina - Foto: EUROPA PRESS

Esas conductas denunciadas, apuntan, se vendrían produciendo desde 2019 "sin solución de continuidad y de forma constante y habitual", por lo que han interpretado que "de ser así, resultaría que dichas ignominiosas prácticas serían observadas siempre por el personal del área de quirófano y reanimación" y ellos "conocerían todas las circunstancias, como días en los que se cometieron, modo en el que sucedía, persona que sufría los abusos". Si ello fuera totalmente cierto, apuntan, "se convertirían con su silencio cómplice en el tiempo, en sujetos activos de un delito de encubrimiento pasivo, algo realmente inverosímil".

Por ello, además de por "la ausencia de ningún tipo de denuncia formal durante el periodo que se menciona", entienden que dichas acusaciones están "en tela de juicio".

En cualquier caso, han incidido en que lo obligado es "ser prudentes y esperar el resultado de las investigaciones con la premisa de aplicar la presunción de inocencia".

ASEGURAN NO HABER SIDO TESTIGOS "EN AÑOS" DE DICHAS ACTUACIONES

Además, señalan que todos los firmantes han mantenido "durante años" una relación profesional con el fallecido y aseveran no haber sido testigos de actuaciones "innobles, indecorosas o atentatorias contra la libertad sexual o la dignidad de persona alguna".

Asimismo, han subrayado que el protagonista de dicho caso era considerado "un buen profesional, dedicado a su trabajo, riguroso en el ejercicio de la profesión y de trato cordial con el enfermo". Han añadido que era "muy exigente" y que su profesionalidad le empujaba a requerir de todos los miembros del equipo "el mayor rendimiento y los más altos niveles de calidad".

Por otro lado, han añadido que esperan que si no se pudriera probar que existieron conductas encubridoras, "susceptibles de investigación, persecución y castigo", quede "lavada" la memoria del fallecido, para la cual y para su familia piden "respeto".

También se han puesto a disposición de las autoridades para el esclarecimiento de la denuncia y para dar "cuenta, relato y fe" de la relación que tenían con el fallecido, "de su integridad, su profesionalidad y su dedicación a los pacientes".