scorecardresearch

«Somos las mejores fragatas de acompañamiento a la empresa»

SPC
-

La zamorana, elegida por unanimidad como secretaria general de la institución cameral el 10 de noviembre, promete seguir trabajando para ayudar a las empresas a «afrontar sus desafíos»

Marian Hidalgo, secretaria general del Consejo regional de Cámaras - Foto: M. Chacón (Ical)

El pleno del Consejo Regional de Cámaras de Comercio de Castilla y León aprobó el 10 de noviembre el nombramiento de la zamorana Marian Hidalgo como secretaria general por unanimidad, por «su amplia capacidad de trabajo, su perfecto conocimiento del Consejo y por la cualificación otorgada por el plenario». Hidalgo agradece este nombramiento y lo recibe con «humildad y lealtad».

¿Cómo valora su nombramiento como nueva secretaria general del Consejo de Cámaras de Comercio?

Como una forma de seguir trabajando para ayudar a las empresas de la Comunidad, con el mismo compromiso adquirido desde mi llegada al Consejo hace 14 años, lo que me ha permitido adquirir experiencia y habilidades que puedo poner en práctica para cumplir con mi labor de secretaria con humildad y lealtad. 

¿Supongo que el día de su nombramiento sintió un sabor agridulce, tras el fallecimiento de su compañero Víctor García?

La pérdida de Víctor ha supuesto un duro golpe del que no nos hemos recuperado y quienes trabajábamos día a día a su lado, le seguimos pensando en cada momento. Su recuerdo, su bondad y su trabajo siempre estarán ahí, en nuestra memoria y en nuestro corazón. Jamás le olvidaremos. 

¿Qué retos se plantea para el cargo?

El único reto personal que tengo es no defraudar a todas las personas que me han otorgado su confianza, uno de los valores que más aprecio. En el ámbito profesional, ser una pieza más del gran engranaje que conforma la red cameral con los mismos objetivos que nos marcamos desde la creación del nuevo Consejo hace dos años: Adaptarnos a las necesidades de las empresas y ayudarlas a afrontar los desafíos que marque el devenir económico y vital.

Es la única mujer en el Pleno del Consejo. ¿Sería necesaria una mayor presencia de la mujer en estas instituciones?

Es cierto que en el Pleno del Consejo soy la única mujer. Sin embargo, los diferentes Plenos de Cámaras y Comités Ejecutivos cuentan con una notable presencia femenina. Además, en el equipo de la propia red cameral y en el del Consejo, cerca del 70% de la plantilla somos mujeres con cargos de responsabilidad. Siempre señalamos que no existen presidentas de Cámaras porque no se presentan, no porque no hayan salido elegidas. 

¿Cree que el futuro de las cámaras está garantizado tras años convulsos con la modificación de la normativa nacional y la aprobación de una autonómica?

Hemos sido la primera Comunidad en tener una Ley Autonómica aprobada, que ha sido modelo a seguir para el resto de España. Hemos sido el primer Consejo con un plenario que no sólo conforman las Cámaras, sino las grandes empresas y miembros de CEOE. Hemos sido los primeros en firmar el pasado año un convenio transversal, pionero en España, con la Junta a través del cual se han beneficiado más de 38.000 usuarios de la Comunidad y hemos dado buena muestra de lo bueno y bien que sabemos hacer. 

¿A qué retos se enfrentan?

Las Cámaras son corporaciones centenarias y eso no significa que estén anquilosadas en el tiempo. Se renuevan adaptándose a los tiempos, a los servicios demandados, en definitiva, a los distintos caminos que ofrecen las empresas. Además, seguiremos siendo nexo de unión clave entre las empresas y las Administraciones.

¿En qué servicios a la empresa debe centrar sus esfuerzos?

En el ADN cameral está la creación de empresas, la formación y la apertura a nuevos mercados y en eso las Cámaras son líderes por sus conocimientos, su saber hacer y en cómo se adaptan a los perfiles que demandan sus servicios. No cabe duda de que el reto actual para todos camina de la mano de la digitalización y de la sostenibilidad, en definitiva, del cambio de un modelo productivo. Después de una pandemia, la verdadera recuperación pasa por centrarse en la empresa y las cámaras somos las mejores fragatas de acompañamiento para llegar a puerto.

La unidad de acción entre todas las instituciones dentro del Consejo se ha visto cuestionada por algunas territoriales. ¿Se siente usted apoyada por todas las cámaras de la Comunidad?

Sí, sin duda, cuento con el beneplácito de todas. Es cierto que alguna vez ha habido enfrentamientos… pero le comento, ¿en qué gran familia de más de un centenar de personas a veces no se discute o se tienen puntos de vista diferentes? La fuerza de la red está en ir todos a una y en apoyarnos encontrando el punto intermedio que beneficie a todos. En lo que a mí respecta mano tendida para todas y cada una de las Cámaras y del conjunto del Pleno, lo contrario no lo entendía, ni va con mi personalidad.