"No compartimos ideología, nos une el compromiso reformador"

SPC
-

El portavoz de Cs relata 30 años de "ventanas rotas" y pide al PSOE negociar los cambios que necesita el sistema sanitario y residencial y avanzar en la ordenación territorial

"No compartimos ideología, nos une el compromiso reformador"

El portavoz de Ciudadanos, David Castaño, advirtió hoy al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, de que la estabilidad del Gobierno autonómico depende del "compromiso de reformar", por lo que lo invitó a no perder la oportunidad de enderezar el “rumbo” y de resolver los problemas de 30 años de “ventanas rotas”. “Castilla y León se gestiona, pero no se reforma”, añadió, a lo que el jefe del Ejecutivo defendió la trayectoria de “pactos transformadores” y un proyecto de ideas “liberales”, informa Ical.

En el debate de política general de la Junta, un año después del acuerdo entre ‘populares’ y ‘naranjas’, David Castaño lanzó una advertencia al presidente. “Señor Mañueco, no se confunda, no compartimos ideología, lo que nos une, lo que da estabilidad a su gobierno, es el compromiso de reformar”, dijo para evitar que se repitan los problemas como la despoblación, para lo que citó al expresidente Juan José Lucas.

“No compartimos partido, pero su grupo y el mío, son la base de un gobierno de estabilidad para esta tierra”, le respondió Fernández Mañueco, quien recordó la trayectoria política de la familia de Castaño y destacó la construcción de un proyecto “muy sólido” en la Comunidad y abogó por “conseguir lo mejor”, desde la transparencia, rigor y la concordia.

Asimismo, el portavoz de Cs indicó al presidente de la Junta que la pandemia no debe invitar a la Junta a abandonar las reformas, sino a emprenderlas con más diligencia y entre ellas citó al eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, o las leyes LGTBI y de muerte digna, así como hacer una realidad de forma inmediata la igualdad de género y el fin de la violencia de género.

El presidente de la Junta, que sustentan PP y Cs, invitó al grupo 'naranja' a mejorar los proyectos de ley presentados en las Cortes, centro del debate político. También David Castaño demandó una estrategia contra la pobreza infantil, porque aseguró la Comunidad no puede fallar a los más pequeños. “Tras la curva de contagios, la curva de la pobreza llega a Castilla y León”, dijo el portavoz ‘naranja’.

También David Castaño se dirigió a la oposición socialista para cuestionar su rechazo a la ordenación territorial, que recordó reclaman y promueven desde hace décadas. “30 años de oposición y contradiciéndose hasta el día de hoy”, dijo para criticar a los que se están “atrincherando detrás de las pancartas”, fomentando la desinformación. También planteó a Mañueco si en esta décima legisaltura, que le recordó no es la primera suya, va a ser capaz de completar este proyecto. 

Igualmente, el portavoz de Cs aprovechó para demandar la “necesaria” reforma del sistema sanitario y modelo residencial y confió en que el Pacto para la Recuperación permita que entre “todos” acurden los cambios necesarios pensando en el interés general. Además, se refirió a la reforma del Estatuto de Autonomía, para acabar con los aforamientos y, también, dijo blindar los servicios, refiréndose a Tudanca.

Nuevo modelo

Castaño también abogó por impulsar un nuevo modelo económico de “vanguardia”. “Existen nuevos problemas, no los negamos, también nuevas oportunidades”, afirmó el parlamentario, quien sin embargo sentenció: “Hay motivos para la esperanza en Castilla y León”. En su opinión, la Comunidad ha superado el golpe con “mayor entereza” y auguró que saldrá adelante con mayor rapidez por su músculo en sectores estratégicos, como la automoción. “Nada de ocurrencias, seguridad jurídica, estabilidad fiscal y respeto a la ley de la oferta y la demanda”, remachó.

De la misma forma, David Castaño, que expresó su “compromiso liberal de poner en el centro a las personas”, advirtió de que la brecha digital amenaza con dividir a los castellanos y leoneses en “ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda”. El portavoz de Cs señaló que “las personas son un fin en si mismo, un principio elemental de la ética pública”, y abogó por qué Castilla y León se ponga a la cabeza de un “frente común que exija un trato justo, exento de privilegios” en la negociación del sistema de financiación autonómica.