Héctor Tomás renueva con el Cuatro Rayas hasta el 3 de marzo

Manuel Belver
-
Héctor Tomás renueva con el Cuatro Rayas hasta el 3 de marzo

«Me apetece y me encanta jugar al balonmano», señaló ayer el portero alicantino, que llegó a Valladolid a finales de septiembre con un contrato temporal por la lesión de Lamariano

Héctor Tomás seguirá defendiendo la portería del Cuatro Rayas Valladolid, al menos, hasta el 3 de marzo. Así lo anunciaron ayer Raúl Torres, gerente del club, y el propio portero en una rueda de prensa que, además, supuso la llegada de un nuevo patrocinador al club, en la figura de Halcón Viajes.

El alicantino llegó a finales de septiembre, firmó por tres meses debido a la lesión de Yeray Lamariano, y ahora continuará por un tiempo limitado ante una nueva baja del eibarrés. «Me apetece y me encanta jugar al balonmano», aseguró ayer Héctor Tomás, para el que no es un problema tener fecha en su contrato aunque reconoce que estaría encantado si la vinculación se prolongase hasta finales de año.

«La directiva ha hecho un esfuerzo y el jugador también. Ojalá se puede ampliar el tiempo hasta final de la temporada», comentó Raúl Torres, que quiso destacar la implicación del portero en el proyecto pucelano y en el vestuario del Cuatro Rayas.

No hay que olvidar que Héctor Tomás debutó en la máxima categoría, a finales de los 90, en el Balonmano Valladolid. Aunque solo estuvo una temporada, guardaba un gran recuerdo y en su segunda etapa siempre ha dejado claro que viene a ayudar al máximo. «La renovación es un gran regalo de Navidad. Estoy encantado de seguir ayudando y aportando», añadió el alicantino antes de irse de vacaciones.

Sobre el futuro del equipo, el portero no tiene dudas de que se salvarán y da la receta: «Tenemos que creernos que podemos. El trabajo empieza a dar sus frutos». Sus mejores actuaciones llegaron precisamente las últimas semanas, en los duelos ante Cangas y Atlético de Madrid. Él habla de trabajo en global y matiza, ante la petición de Juan Carlos Pastor de que necesitaba más aportación de la portería, que «lo que siempre ha reclamado el míster es defender y parar, por encima del portero; más actitud».