Dos camellos de La Victoria pactan penas de 5 años de cárcel

D.V.
-

La Fiscalía pedía 7 años de prisión para cada uno, pero se ha acordado la rebaja a cambio de que se declarasen culpables. La pareja, de 20 y 26 años, fue detenida en posesión de 42 pastillas de éxtasis y 68 gramos de anfetaminas, ketamina y cannabis

Material intervenido a la pareja de La Victoria. - Foto: Policía

La pareja formada por Mario F.A. y Vanesa E.L., detenida en enero del presente año con droga al acudir la policía a su piso para socorrer a la segunda tras protagonizar un intento de suicidio, se ha conformado finalmente con penas de cinco años de prisión, frente a los siete que inicialmente pedía para cada uno de ellos el Ministerio Fiscal, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

El acuerdo alcanzado ha hecho innecesaria la celebración del juicio previsto en la Audiencia de Valladolid, donde Mario, de 20 años, y Vanesa, de 26, se han reconocido autores de un delito de tráfico de drogas y de otro de tenencia de armas prohibidas, en el primero de los casos con la atenuante muy cualificada de toxicomanía, y han dado su plácet a las referidas penas de cinco años de prisión -cuatro años y medio por el primero y otros seis meses por el segundo- y al pago de multas por importe de 14.000 euros.

Los ya condenados, cuya sentencia es firme, venían dedicándose a la distribución al menudeo de sustancias tóxicas al menos desde julio de 2018, en un primer momento, hasta mediados de octubre, en zonas próximas al domicilio que ocupaban en el Paseo del Renacimiento y con posterioridad en el entorno de la calle Fuente El Sol, al que trasladaron su vivienda, tal y como atestiguan los numerosos pases a cambio de dinero que aseguran que presenciaron los agentes que participaron en las vigilancias.

No fue hasta el día 17 de enero cuando se precipitó la intervención policial a raíz de una llamada que el acusado efectuó al 112 solicitando asistencia ya que su pareja había protagonizado un intento de suicidio en su vivienda, en la calle Fuente el Sol, con lo que al inmueble se desplazaron efectivos sanitarios y policiales.

Fueron los agentes de la Policía Nacional quienes al solicitar la documentación al varón cuando se percataron de su nerviosismo, acompañado de una mirada a una vitrina del salón donde los funcionarios comprobaron a simple vista que había una caja con billetes doblados y otros envases que pudieran contener droga, junto con recortes circulares de plástico.

Ante ello, los agentes detuvieron al autor de la llamada y pusieron los hechos en conocimiento del grupo VIII-Udyco, cuyos integrantes, con la preceptiva autorización judicial, se personaron en el inmueble y lo registraron más a fondo.

En el transcurso del registro los policías se incautaron de un total de 42 comprimidos de MDMA, otros 4 gramos de la misma sustancia, 42 gramos de anfetaminas, más de 6 gramos de cannabis, casi 18 gramos de ketamina, una catana de 25 centímetros de hoja, una defensa eléctrica tipo táser -estaba oculta en el interior del mueble de la tele-, más de 900 euros en efectivo y una agenda con anotaciones.

La policía cifró el valor global de la droga intervenida, entre el MDMA, la ketamina y el cannabis, en casi 14.000 euros.