65 minutos para hacer balance y apostar por modernizarse

SPC
-

La crisis sanitaria y económica obliga al presidente de la Junta a dejar en un segundo plano el reto demográfico y la ordenación del territorio y reserva el 80% de su discurso a la economía, el empleo y los servicios públicos

65 minutos para hacer balance y apostar por modernizarse

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, dedicó hoy su discurso de algo más de un hora, concretamente 65 minutos, a hacer balance de las actuaciones sanitarias y económicas sobre el COVID-19, abogar por la “necesaria” modernidad de Castilla y León e invitar al acuerdo político a la oposición para aprobar los Presupuestos Generales de la Comunidad en 2021, siguiendo la línea del Pacto por la Recuperación, informa Ical.

Tras un arranque introductorio en el que relató algunas de las medidas que su Gobierno ha desarrollado en los últimos tres meses con motivo del coronavirus, lógicamente en la que basó la mayor parte de su intervención, Mañueco recordó que cada uno de los fallecidos por covid-19 “es mucho más que una cifra o estadística, es una ilusión de vida, un proyecto personal, una familia cercenada de manera cruel y muchas veces inesperada". 

Así, aunque mezcló algunos de los bloques, la crisis sanitaria y económica obligó al presidente de la Junta a dejar en un segundo plano el reto demográfico y la ordenación del territorio y reservó el 80 por ciento de su discurso a la economía, el empleo y los servicios públicos.

En el primero de los apartados, la economía y empleo, Mañueco destinó 20 minutos para hablar del pacto por la Reactivación y enumerar algunas de las medidas extraordinarias que se han aprobado, sin dejar de lado la industrialización y lo que el jefe del Ejecutivo calificó como “nueva economía” en el futuro inmediato de la Comunidad. Además, en este punto destacó también aspectos sobre el “ejemplo de turismo seguro y prudente” que supone Castilla y León en tiempos post-covid-19; la digitalización; de la que dijo que “ya no es una opción, sino una necesidad”; y la economía verde y sostenibilidad.

Sobre los grandes servicios públicos, con 17 minutos, Mañueco expuso las políticas de la Junta durante la crisis de estos últimos meses. En este punto, reafirmó su compromiso con la sanidad de la Comunidad, sobre la que dijo que “se reforzará”; e hizo un llamamiento sobre la sanidad rural a los grupos de la oposición y la sociedad: “Los consultorios siempre han estado abiertos y van a seguir abiertos”.

En materia de servicios sociales lamentó la pérdida de aquellos castellanos y leoneses que han fallecido en residencias y anunció que en el primer periodo de sesiones, tras el verano, el Ejecutivo presentará el informe de afección del COVID-19 en estos centros. Por último, destacó que la Comunidad es “de las mejores en educación”, tal y como señala el Informe PISA, y abogó por un esfuerzo inversor en ciencia.

Impulso al medio rural

Mañueco separó la agricultura y la industria agroalimentaria de la parte económica, dado que enfatizó que se debe encuadrar en un impulso de modernización al medio rural. En este punto citó las inversiones en regadíos, concentraciones parcelarias, incorporación de jóvenes y, por supuesto, la necesidad de “mantener al menos los mismos recursos en la nueva PAC”.

Recordó el presidente de la Junta que Castilla y León es “ejemplo internacional” en transparencia, materia para la que dedicó un par de minutos; y casi diez en hablar de la situación y defensa de España, en la que abogó por recuperar las conferencias de presidentes “tras el buen gesto” de las telemáticas de los últimos meses, y la coordinación entre comunidades autónomos y el Gobierno, “dejando de lado las relaciones bilaterales” del Ejecutivo con otros territorios, en referencia, entre otros, a Cataluña. Aprovechó para lanzar un mensaje de defensa de las raíces castellanas y leoneses en el nacimiento de España: “Debemos sentirnos orgullosos del legado español, del que Castilla y León forma parte esencial, con muchas más luces que sombras”.

Cerró su discurso con una invitación al resto de grupos parlamentarios, “principalmente al PSOE, como mayor grupo de la oposición”, para acordar los Presupuestos Generales de la Comunidad de 2021, en la línea del Pacto por la Reactivación firmado hace dos semanas.