Los grupos municipales se unen para acabar con el botellón

M.Rodríguez
-

Los grupos municipales del Ayuntamiento aprueban varias medias propuestas por el PP y Ciudadanos para luchar contra el botellón

La Policía critica la suciedad de un botellón en Los Viveros

El portavoz de Ciudadanos, Martín Fernández Antolín, defendió su moción para revisar las alternativas municipales al botellón expresando su preocupación por la normalización de este hábito. El Pleno aprobó una de las siete propuestas de la moción, centrada en incidir en el seguimiento de la ordenanza de prevención del alcoholismo.

Y también dos medidas de una enmienda de adición del PP para actualizar la Guía Familiar par la Prevención de Drogas y para colaborar con la Diputación para poner en marcha "medidas más efectivas"

El concejal de la formación naranja explicó que Valladolid lidera el consumo de alcohol entre los jóvenes menores de 30 años en la región y es donde a más temprana edad se inician. "Se puede y se debe hacer mucho mejor". Así, propuso "innovar" para definir políticas que se "adecúen" más a los jóvenes y tomar ejemplos de ciudades como Granada, donde se controla el consumo de alcohol a través de lugares específicos, conocidos como botellódromos. También apuntó que se deben modificar estos hábitos de consumo mediante la educación y nuevas propuestas de ocio. En este sentido, cuestionó los resultados de Vallatarde y Vallanoche, donde destacó el escaso número de inscritos por actividad, y se mostró partidario de incrementar las medidas de presión y sanción sobre los que venden alcohol a los jóvenes. 

La concejal de Servicios Sociales, Rafaela Romera, criticó la "poca" claridad de la moción y defendió que los programas educativos que se están desarrollando actualmente siguen los directrices marcadas a nivel nacional, pero reconoció que "habría que darle una vuelta". También aprovechó para resaltar la "escasa" aportación económica de la Junta a los programas municipales para evitar el consumo de alcohol entre los jóvenes y defendió los esfuerzos del Ayuntamiento, donde explicó que el "gran logro" de los últimos años ha sido "implicar" a unos 80 supermercados de la ciudad para no vender alcohol a los menores. En esta línea, defendió la actuación de la Policía Municipal para evitar también esta venta de alcohol a menores, con más de mil intervenciones. Y remitió las propuestas al Consejo Municipal de Drogas.

El Partido Popular, a través de su concejal Rodrigo Nieto, cuestionó que la moción se centrara exclusivamente en el botellón, pero también incidió en la ambigüedad de las siete medidas que se proponen poner en marcha y por eso presentó tres enmiendas de adición para "mejorar" la propuesta. 

Alberto Bustos, concejal de VTLP y anterior responsable de Juventud, reconoció las buenas intenciones de la moción, pero le recriminó a Ciudadanos la falta información sobre las acciones municipales a este respecto. "El botellón no se debe vincular a la fiesta", apuntó para reafirmar que ese es el problema. Y aseguró que la mayoría de las medidas propuestas en la moción ya están en marcha o "superadas" por lo que supondría "retrocesos". También recordó a Fernández Antolín que el pasado mandato se incrementó "más de cien por cien" el número de participantes en los programas de ocio alternativo. 

El concejal de Vox calificó la moción de "paternalista", pero pidió al Ayuntamiento autocrítica por apoyar actividades como el desfile de Peñas o el "macrobotellón" de la noche de San Juan. Y no apoyó la propuesta porque considera que contiene medidas "muy genéricas".