Toros, peñas y honores a la Virgen del Arrabal

M. Belver
-

Simancas se prepara para vivir su semana grande, que arranca este fin de semana y se alarga en el tiempo hasta el miércoles, 11 de septiembre

Toros, peñas y honores a la Virgen del Arrabal

Toros, peñas, música, fuegos artificiales, charangas, alegría y jolgorio, pero sobre todo honores a la Virgen del Arrabal. Simancas está de semana grande, de fiestas patronales, con la Virgen en el centro de las mismas.
Aunque alguna de las actividades ya comenzó el fin de semana pasado, es en éste, el del 7 y 8 de septiembre, cuando de verdad arrancan las fiestas para los simanquinos y cuando se centran gran parte de los principales actos: la hoguera, la jota y la música). 
Toñi y Magdalena darán este mismo sábado el pistoletazo de salida a las Fiestas en honor a la Virgen del Arrabal. «Este año queremos hacer un homenaje a los mayores de Simancas, que durante años y años han ido manteniendo y trasladando esa devoción a la Virgen. Ellas ponen el nombre a ese homenaje. Son de edad avanzada pero de espíritu joven», señala el alcalde de Simancas, Alberto Plaza, que apunta que en el programa que se culminará el próximo miércoles, 11 de septiembre, hay mucho y variado, «para todos los públicos, desde niños a mayores» y señala la importancia del crecimiento en el número de peñas de la localidad, llegando este 2019 a las 35, «algo que significa mayor vitalidad entre los jóvenes».
El programa en sí no presenta muchas modificaciones respecto al que ha triunfado los últimos años, con alguna pequeña modificación horaria. El sábado arranca con la marcha organizada por la Asociación de Peñas de Simancas. Unas peñas que son protagonistas con su pasacalles ese mismo sábado, que da paso al pregón y chupinazo, que señalan el comienzo de las fiestas.
En el entorno de la Ermita, sitio emblemático para los simanquinos, tendrá lugar posteriormente la tradicional hoguera que, como cada año, será saltada por los mozos de la villa.
El sábado finalizará con el primer encierro por el casco urbano y con música en la Plaza Mayor. Una jornada en la que las Doncellas de la Villa ya serán protagonistas, con el paseo y la ofrenda a la Virgen.
El domingo, 8, día grande por antonomasia, tendrá pasacalles y misa en honor a la patrona; procesión y la tradicional jota, una de las señas de identidad de las fiestas de los simanquinos.Será sobre las 20.00 horas en la Ermita.
Los primeros fuegos artificiales se podrán ver poco más tarde antes de más música y del segundo encierro de los siete programados hasta el miércoles. Porque el toro también tiene su importancia en Simancas, con Concurso de cortes Goyesco V el viernes por la noche; con el Grand Prix el martes y una novillada sin picadores el miércoles.
El domingo no acabará de madrugada, porque este año hay chocolotada, pasacalles y pancetada. «Los simanquinos no queremos que acabe el 8 y lo hemos ido alargando todos los años», se señala desde el Ayuntamiento.
Lunes, martes y miércoles continuarán con esa programación variada, concluyendo el último día con fuegos artificiales desde el Puente Medieval.
«Básicamente, lo más importante de nuestras fiestas en honor a la Virgen del Arrabal, y es algo que no podemos perder de vista ningún simanquino, aunque los toros sean el eje fundamental, como las peñas y la alegría, es que el motivo de las fiestas en honrar a la Virgen del Arrabal», concluye Plaza.



Las más vistas