Brasil rechaza la ayuda del G-7 para la Amazonia

Europa Press
-

El gobierno de Bolsonaro prevé renunciar a los 18 millones de euros que los líderes mundiales han destinado para combatir los incendios que están arrasando el 'pulmón de la Tierra'

Brasil rechaza la ayuda del G-7 para la Amazonia - Foto: Victor Moriyama

Bolsonaro rechazará la ayuda de 18 millones de euros para combatir los incendios que están arrasando la Amazonia acordada por el G7 a instancias fundamentalmente del presidente francés, Emmanuel Macron. 
Fuentes del Palacio de Planalto han indicado al diario Folha de Sao Paulo que se van a rechazar los 18 millones anunciados la víspera durante la cumbre del G7 en Biarritz. Según han explicado, en la Presidencia consideran que la oferta de ayuda es más un intento de Macron de capitalizar el tema que una iniciativa de los líderes de los países más ricos del mundo. 
No obstante, una fuente del Gobierno de Bolsonaro ha dicho que están a la espera de recibir la oferta formal de asistencia, si bien la postura actual es a favor de rechazarla. Las fuentes consultadas por Estadao también confirman esta versión. 
Así, fuentes próximas al presidente señalan que cualquier anuncio de ayuda que se haga sin un diálogo directo con Brasil será rechazada. "Consideramos que el asunto debe ser tratado como una cuestión sudamericana, de los países amazónicos, y no como un tema global", ha defendido un aliado del presidente. 
Previamente, el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, había dicho que la ayuda prometida por el G7, destinada principalmente al envío de aviones para ayudar en la extinción de los fuegos, era "bienvenida" si bien dijo que "quien va a decidir cómo usar los recursos para Brasil es el pueblo y el Gobierno brasileño". 
Entretanto, el ministro de Defensa, Fernando Azevedo, ha asegurado hoy que el Gobierno tiene la situación controlada. Al término de una reunión para hacer balance de la situación en el Amazonas por los incendios presidida por Bolsonaro y a la que han acudido varios ministros, Azevedo ha admitido que "no es simple" pero tampoco está "fuera de control". 
Según ha precisado, en el estado de Amazonas la situación es "buena, también en Roraima". "Rondonia preocupaba un poco más, pero hay más de 1.000 personas actuando y 15 aviones combatiendo las llamas", ha resaltado, de acuerdo con la agencia Brasil. Azevedo también ha reconocido que preocupa "un poco" la situación en Pará, si bien ha aclarado que la llegada prevista de lluvias en el oeste de la Amazonia podría mejorar la situación. 
Según datos del Instituto de Investigación Espacial de Brasil (INPE) en lo que va de año los incendios en el Amazonas han aumentado un 83 por ciento respecto al mismo periodo de 2018. En 2019 esta agencia estatal ha registrado 72.843 incendios, el número más alto desde que se alcanzó el anterior récord en 2013. Entre el 15 y el 20 de agosto, los satélites contabilizaron 9.500. 

 

Bolsonaro aceptará la ayuda con condiciones

El presidente brasileño afirmó hoy que Brasil aceptará la ayuda de 20 millones de dólares ofrecida por el G7 para combatir los incendios forestales en la Amazonía sólo si el mandatario francés, Emmanuel Macron, se retracta por haberlo tratado de mentiroso.
Bolsonaro, en declaraciones a la prensa, negó que Brasil haya rechazado la ayuda económica ofrecida por los países más industrializados del mundo, pero la condicionó a que Macron se retracte no sólo por haberlo llamado mentiroso sino también por poner en entredicho la soberanía de Brasil sobre la Amazonía.
"En primer lugar, el señor Macron tiene que retirar los insultos que hizo contra mí. Primero me llamó mentiroso y, después, por las informaciones que obtuve, dijo que nuestra soberanía en la Amazonía era un asunto abierto", afirmó el líder ultraderechista.
"Para conversar y aceptar cualquier cosa de Francia, que sea con las mejores intenciones posibles, él tendrá que retirar esas palabras y entonces podremos conversar", agregó.
El presidente galo afirmó el viernes pasado que Francia no respaldará el acuerdo de libre comercio anunciado hace dos meses por la Unión Europea y el Mercosur debido a que Bolsonaro supuestamente le mintió cuando dijo que Brasil cumpliría todos sus compromisos ambientales, lo que, en su opinión, fue puesto en duda por la multiplicación de los incendios en la Amazonía.
Ayer, en la entrevista que concedió tras la cumbre del G7 en Biarritz, Macron dijo que en algún momento habrá que discutir la posibilidad de darle un "estatus internacional" a la Amazonía para impedir su destrucción o que un gobernante de algún país amazónico adopte medidas contrarias al bienestar mundial.
La declaración fue interpretada en Brasil como una amenaza a la soberanía de los países amazónicos sobre la mayor selva tropical del mundo.