El Pleno rechaza la idea de Vox de un soterramiento corto

M.Rodríguez
-

Todos los grupos municipales rechazan la propuesta de descartar la integración y soterrar 2,5 kilómetros de vía por 175 millones de euros porque consideran que en las elecciones los vallisoletanos apoyaron el proyecto de la integración

El Pleno rechaza la idea de Vox de un soterramiento corto

El portavoz de Vox, Javier García Bartolomé, volvió a plantear el proyecto del soterramiento en el Pleno del Ayuntamiento de Valladolid. García defendió el soterramiento de 2,5 kilómetros de vía porque entiende que garantizaría, entre otras bondades, 15 nuevas conexiones directas a nivel de calle a Pajarillos y Las Delicias y costaría 175 millones de euros. Una propuesta que no contó con el apoyo de los grupos de la oposición ni del equipo de Gobierno. Incluso el propio alcalde intervino para matizar que todas las propuestas se estudian, pero recriminó a García Bartolomé que en su moción "juega" con los cifras y con las comparaciones, lo que implica que "se juega con la ciudadanía". De hecho, criticó los ejemplos que se utilizan para que los vallisoletanos se sientan "agraviados" respectos a otras ciudades como Vitoria, San Sebastián o Bilbao. 

Así, Manuel Saravia apuntó que el equipo de Gobierno está acostumbrado a que cada grupo de la oposición presente su propio proyecto. El edil explicó que no podía aceptar esta "enésima" propuesta porque "juega" con los números y no computa correctamente las aportaciones de los socios de la sociedad. "No vale la cuenta de la vieja". También advirtió de que "juega" con las soluciones técnicas y recordó que se han estudiado en este tiempo unas 12 soluciones de soterramientos cortos pero se descartaron por problemas técnicos. El edil de Urbanismo aseguró que la moción se basa en datos que no son correctos, como el valor de los suelos de los talleres de Renfe, cuya valoración aseguró que ha subido en los últimos meses, al igual que descartó el argumento de Vox de que el tráfico será más fluido o que el valor de las viviendas de Pajarillos y las Delicias subiría. Además, le recriminó al concejal de Vox que parte de comparaciones interesadas para sus argumentos; que deja sin resolver el problema fundamental del origen del soterramiento y no afronta el soterramiento de la zona de Pilarica, que califica de elemento crítico y, finalmente, dice aseguró que la propuesta llevaría nuevamente a "empezar" todo el proyecto. Saravia explicó que se está avanzando en el proyecto de integración, que considera es "bueno" para la ciudad. 

Por su parte Pablo Vicente, concejal de Ciudadanos, recordó que su partido había considerado estudiar el proyecto del soterramiento en su programa electoral, pero reconoció que después de las municipales "todos pasamos página menos Vox". En este sentido, apuntó que en las municipales el soterramiento se planteó como un plebiscito y en los comicios se votaron las opciones y el resultado fue claro. Eso sí, criticó la gestión de los equipos de Gobierno por el retraso acumulado de este proyecto. "La ciudad tiene que avanzar y mirar al futuro, que ahora pasa por el proyecto de integración y no el soterramiento, mal que nos pese", explicó. Eso sí, anunció que estarán "vigilantes" con la ejecución de este proyecto. 

Un argumento similar utilizó Alberto Gutiérrez Alberca, concejal de PP, que calificó al concejal de Vox del "último mohicano". El 'popular' recordó que su partido defendió siempre el soterramiento pero que ahora han desistido de defenderlo porque los ciudadanos votaron otra cosa en las municipales de mayo, y ellos sí que aceptan el "juicio electoral". Y al igual que Ciudadanos anunció que estarán vigilantes en la ejecución del proyecto.

En la misma línea se expresó el portavoz del PSOE, Pedro Herrero, que apuntó que la moción presenta un "mini soterramiento low cost", que matizó no está argumentado con datos correctos y le recriminó que la propuesta no "es seria".