scorecardresearch

El convento de San Francisco revive

M.Rodríguez
-

Investigadores vallisoletanos reconstruyen, gracias a la realidad virtual, la planta de uno de los grandes centros religiosos de la capital, donde se enterró a Colón y a Red Hugh O'Donell

El convento de San Francisco, fundado en el siglo XIII, fue una de las grandes joyas de la arquitectura local, pero su demolición en 1836 evitó que quedaran vestigios y, hasta el momento, las únicas referencias disponibles son una pocas obras gráficas. 

El emblemático inmueble, uno de los tres grande centros religiosos de la capital, estaba asentado sobre un amplio solar junto a la plaza del mercado, inicialmente situada extramuros. Pasados los siglos este espacio se convirtió en el centro de la ciudad, junto a la actual Plaza Mayor. Precisamente en el lado opuesto al Ayuntamiento, junto al Teatro Zorrilla hay una placa que recuerda que su ubicación.

En este espacio estaban las dependencias monacales, iglesia, varios claustros, hospedería, huerta, corrales y jardines. A pesar de sus dimensiones solo tenía dos puertas: una era el acceso desde la Plaza Mayor, la puerta principal. Se llegaba a un gran corralón e inmediatamente después estaba la iglesia, que ocupaba el espacio que sería después la calle de Constitución. La otra entrada estaba por la calle Santiago.

La ausencia de restos físicos ha dificultado el trabajo de los distintos investigadores que han intentado recomponer su planta y su aspecto original. Este interés científico, además, ha estado alimentado por el reclamo adicional de que en este espacio murió Cristóbal Colón en 1506 y que un siglo más tarde, fue enterrado el líder irlandés Red Hugh O'Donnell.

Cementerio de ilustres.

El último trabajo en ver la luz ha sido el del equipo de investigadores liderado por el profesor Marcial Castro, que ubica la primera tumba de Cristóbal Colón en la calle Constitución, precisamente en el mismo espacio en el que hace dos años otra investigación, impulsada por otro  grupo de expertos vallisoletanos, ubicó el enterramiento del líder irlandés. 

Ambos grupos de investigación ubican las tumbas en la conocida popularmente como Capilla de las Maravillas, oficialmente denominada Capilla de D. Luis de la Cerda (o del conde de Cabra). Un espacio en el que también descansó al famoso escritor del siglo XVI, Fray Antonio de Guevara, obispo de Mondoñedo, así como el hijo de Antonio de Cabezón, el organista oficial de Felipe II. «Esos son seguros, pero probablemente también se encuentre enterrado allí Hernando del Pulgar, cronista oficial de los Reyes Católicos», apunta la investigación de Castro. Otras también  ubican los restos de Leonor 'la de los leones', hija del rey Enrique II de Castilla.

En el trabajo sobre los restos de Colón, que dará lugar a un documental, han colaborado los arquitectos vallisoletanos Juan Luis Saiz Virumbrales y Francisco M. Morillo Rodríguez, que han realizado una reconstrucción en 3D del convento. «Se trata de dar una idea de cómo era el espacio», detalla Morillo.

Para elaborar esta realidad virtual, que permitirá tener una visión general del exterior de la iglesia del convento desde la antigua plaza del mercado, pero también recorrer su interior y conocer las distintas estancias, se ha trabajado con documentación de la época, como el dibujo de Ventura Pérez datado en el siglo XVIII y el Manuscrito de fray Matías de Sobremonte.  «El problema es que no había ningún plano que describiera de forma gráfica el convento y sus dependencias... tan solo el famoso plano de 1738 de Ventura Seco y el plano que se levantó de la expropiación de los terrenos», recalca Morillo. El arquitecto e historiador del arte apunta también que en el diseño ha sido muy importante la descripción del monje Sobremonte. «Aunque el problema  es que no había referencias de alturas y para hacer el modelo 3D se ha recurrido a la comparación estilística», detalla Morillo. De hecho, del edificio de la iglesia no se conservan dibujos ni pinturas ni litografías.

También se ha contado con los resultados de las excavaciones arqueológicas de la zona. Una parte fundamental ha sido la derivada de los trabajos en la calle Constitución para localizar los restos de Red Hugh O'Donnell, pero también se han utilizado los datos de las realizadas previamente a la reconstrucción del Teatro Zorrilla y las de unas obras que se están realizando actualmente en la calle Ferrari.

Este trabajo ha sido muy laborioso, pero el equipo está muy satisfecho con el resultado. «Nos pusimos manos a la obra y a medida que íbamos encajando las piezas del puzzle pudimos ir 'reconstruyendo' la parte colombina del convento. Y al final logramos la propuesta virtual de nuestro desaparecido convento de San Francisco», reitera.  En este trabajo visual la premisa ha sido no ser hiperrealistas para «no crear falsos históricos». «Sí que hemos construido las diferentes estancias para que sean reconocibles con texturas mas o menos ajustadas a la realidad para hacer lo más inteligible», detalla el arquitecto.

Un recorrido virtual que pretenden que esté a disposición del público general mediante una aplicación virtual y el uso de unas gafas de realidad virtual. Aunque antes deberán terminar la reconstrucción en 3D que están realizando del Valladolid de la época. Para eso se están apoyando en la maqueta de la antigua ciudad realizada a partir de los planos del escribano vallisoletano Ventura Seco.

Una aplicación virtual para el turismo

La galería de imágenes en 3D que se han realizado tratan de mostrar cómo pudo ser el convento de San Francisco que conoció Cristóbal Colón en el año de su muerte y enterramiento. Y la intención de los investigadores es crear una aplicación para cargar los archivos en 3D y que se puedan visualizar con gafas de realidad virtual. «Hemos hablado con el Ayuntamiento de Valladolid para que en uno o dos años se pueda ofrecer como un atractivo turístico más o para los estudiantes. Sería ideal que puedan ir a la calle Constitución y allí pasear por el interior de la iglesia y de la capilla donde estuvo enterrado el descubridor», apuntan.

Un proyecto para vender la ciudad

El Ayuntamiento de Valladolid está estudiando las propuestas derivadas de las diversas investigaciones sobre el convento y la búsqueda de los restos de personajes históricos enterrados en sus capillas. La Concejalía de Cultura y Turismo considera que todas estas aportaciones son muy interesantes para la promoción exterior de la ciudad. En este sentido, se está valorando la propuesta de la aplicación de 3D, que también podría resultar «interesante» para el Museo de Colón, cuyos contenidos se están renovando. Además, también se considera importante la difusión que dará el documental que se está grabando sobre la tumba de Colón.