El Ayuntamiento elaborará una única ordenanza de Movilidad

M.Rodríguez
-
020818JT_0108.JPG - Foto: Jonathan Tajes

La Concejalía de Movilidad espera tener una propuesta antes de que finalice el mandato. La Policía ya multa el exceso de velocidad en los vehículos de movilidad personal (VMP)

Valladolid tendrá una única ordenanza de Movilidad, que agrupará el reglamento municipal de Tráfico, la ordenanza de movilidad ciclista y la futura regulación del tráfico, además de incluir los derechos y deberes de los peatones. El Ayuntamiento ya está trabajando en las bases de la nueva normativa municipal «para dar cobertura a todos los usuarios, pero siempre respetando el espacio de cada uno», como explica el concejal de Movilidad, Luis Vélez
Los plazos en los que se mueve el equipo de Gobierno son muy ajustados por el calendario electoral tan intenso de los próximos meses. De hecho, la idea es tener un borrador antes de las elecciones municipales del 26 de mayo, pero la ordenanza no se podrá someter a la aprobación inicial del Pleno antes de la renovación del mismo. 
En la misma línea, el borrador del Reglamento General de Circulación, que tenía preparado la Dirección General de Tráfico (DGT), también ha quedado en el aire por las elecciones generales del 28 de abril. En el texto, que servirá de base a la nueva ordenanza, se plantea como gran novedad la regulación del uso de vehículos de movilidad personal (VMP), como son los patinetes eléctricos y los ‘segways’, tal como habían pedido numerosos ayuntamientos. 
Hasta el momento, consistorios como el de Valladolid se apoyaban en una instrucción de la DGT (16/V-124) de 2016 que simplemente ofrece indicaciones al respecto sobre este tipo de vehículos urbanos. En base a esta instrucción, la Policía Municipal impuso el pasado mes de octubre la primera multa a un joven que circulaba con un patinete eléctrico por el paseo de Zorrilla. En este caso, la infracción era que el vehículo no estaba matriculado y tenía una potencia superior a 30 kilovatios, que le permitía alcanzar los 55 kilómetros por hora. Actualmente este tipo de vehículos, junto con otros como las bicicletas, tienen prohibida su circulación por la acera según el artículo 121.4 del Reglamento General de Circulación.
consulta. Para evitar estas situaciones y regular estos nuevos vehículos, la idea que maneja la Concejalía de Movilidad es abrir «en breve» un proceso de participación ciudadana. Un proceso que ha servido de base para las ordenanzas de ciudades como Sevilla y Zaragoza. «Vamos a hacer una consulta  previa, vía web, y nos reuniremos también con colectivos», detalla Vélez. Aunque no hay fechas concretas en la agenda, lo intención es que se ponga en marcha antes de mayo para poder elaborar el borrador de la nueva normativa.
Además, los técnicos del área están estudiando y analizando las normativas que están aprobando ciudades como Sevilla, Zaragoza, Almería, Cáceres o Cádiz. «Sobre todo tomamos nota de por dónde no se deja circular a los VMP. Buscamos la efectividad y la calma para los distintos tipos de usuarios», reconoce Roberto Riol, jefe del Centro de Movilidad del Ayuntamiento. En este sentido, apunta que en Valladolid se ha conseguido «rebajar el conflicto» entre peatones y bicicletas, pero reconoce que ha crecido el de los peatones y los patinetes. «Hay que conseguir estabilidad y que cada uno vaya por su sitio», argumenta.
El objetivo de «consensuar y negociar» marcará la nueva ordenanza de Movilidad, que tratará de homogeneizar todas las regulaciones independientes que actualmente existen en el área. «Hay que unificarlas y el peatón será el protagonista», adelanta.
categorías. El objetivo de la «pacificación» marcará la regulación que se haga de los VMP. La Concejalía tiene claro que los patinetes no deben «ocupar el espacio» de los peatones y por eso está claro que recogerá que no podrán ir por las aceras y sí por las vías de velocidad «adecuada» a sus características, donde no se puedan superar los 30 kilómetros por hora. «Deberán compartir espacio con la bicicleta y utilizar los carriles bici o los ciclocarriles que hay por toda la ciudad», avanza el concejal.
De hecho, en la regulación de  mínimos propuesta por la DGT se contempla la prohibición de circular por la acera y se aboga por limitar su velocidad a 25 kilómetros por hora. Además, se ofrece una nueva catalogación de estos vehículos, que supone una modificación del reglamento de vehículos y que requiere la aprobación de un Real Decreto para cambiarlo. 
En el borrador se cataloga como juguetes a los patinetes de tracción humana o pequeños dispositivos con motorización eléctrica que no tengan una velocidad superior a 6 kilómetros hora. Otro tipo son los vehículos de movilidad personal (VMP), que se definen como dispositivos con motorización eléctrica y velocidad máxima de 25 kilómetros hora (monociclos eléctricos, patinetes eléctricos, segway,...). en otro categoría estarían las bicicletas y bicicletas eléctricas, con motor o sin motor. Ypor último, se estable la categoría ‘L1e’ para los vehículos motorizados con una velocidad máxima de 45 kilómetros hora.
En la ordenanza de Cáceres, los VMP se clasifican a su vez en tres tipos. Así, la clase A comprende las bicicletas, ruedas, plataformas y patinetes eléctricos que no superen los 25 kg de peso ni los 20 kilómetros por hora. En la clase B se incluyen las plataformas y patinetes eléctricos de hasta 50 kg, con una edad mínima exigida para su uso de 16 años y que no pueden superar los 30 kilómetros por hora. Por último, la clase C engloba los ciclos de más de dos ruedas, también de uso personal, pero generalmente destinados a turismo, transporte u otro fin económico, que no rebasen los 45 kilómetros por hora. En el caso de estos últimos se necesitará una autorización municipal para circular y un carnet urbano para su conducción con un seguro de responsabilidad civil, que al resto de VMP no se exigirá.
Otro punto que se estudiará incluir en la futura ordenanza de Valladolid es si se necesitará un seguro para circular con estos vehículos. En la ordenanza de Valencia es establece la recomendación a las personas usuarias de bicicletas o vehículos de movilidad personal de contratar un seguro para hacer frente a su responsabilidad civil en caso de accidente, y la posibilidad de registrar sus vehículos en caso de abrir un registro el área competente de supervisar su control.
En la normativa de Cádiz se fija que los usuarios de estos vehículos tendrán las mismas condiciones respecto al consumo de alcohol y estupefacientes que al resto de conductores, además de reiterar la prohibición de utilizar el teléfono móvil, auriculares o cualquier otro dispositivo.
Además, el Ayuntamiento de Valladolid tiene la referencia de las aportaciones que ha realizado la Red de Ciudades por la Bicicleta, de la que forma parte.