"En el tema de las fiestas debe primar la salud"

S. González / R. Gris
-

Carpintero de profesión y padre de dos niñas, llegó a la Presidencia de la Diputación hace justo un año. Ejerce como coordinador electoral, aunque de momento asegura que no se plantea presidir el Partido Popular

"En el tema de las fiestas debe primar la salud"

Centrado en el recién aprobado Plan de Choque, no desvela cuál será su futuro político una vez que se abran los congresos provinciales del PP. Ahora no toca. Algunos proyectos de la Diputación con la provincia están pendientes y así seguirán ya que ahora lo primero son las personas más desfavorecidas como consecuencia de la crisis. Eso sí, justo cuando se cumple un año desde que tomara posesión en el cargo, asegura que la mejora de internet, la cobertura telefónica y la TDT «son básicas». Es algo «personal» que se llevará a cabo antes de que finalice el mandato.

¿Qué balance hace de este primer año de mandato?

Fue el día 28 de junio de 2019 y parece que fue ayer. Ha sido un año intenso. Desgraciadamente, hay un antes y un después por la pandemia que nos ha condicionado. Un año donde ha habido muchos cambios dentro de la institución, que se ha trasformado por completo. No ha sido fácil poner en marcha la nueva organización y más teniendo en cuenta que la edad de los trabajadores es elevada, con muchos funcionarios a punto de jubilarse. Alcaldes y vecinos nos solicitan unas necesidades y hemos adaptado servicios que no existían. Un departamento de contratación para integrar todo en uno, o un área para las  nuevas tecnologías. La pandemia ha ayudado a fomentar el teletrabajo, que puede ayudar en la lucha contra la despoblación. Ahora parece que habrá una avalancha en los municipios. Vamos a llevar al pleno de julio una partida de 850.000 euros para todo lo que tiene que ver con la vivienda. También el tema de los cajeros móviles, que se ha demostrado que es necesario durante la pandemia. Los asuntos sociales se han hecho más necesarios que nunca debido  al elevado porcentaje de personas mayores que tenemos en nuestros pueblos. Ha habido que aparcar ideas, pero solo hay una prioridad, junto con todos los grupos políticos, que es ayudar a los vecinos y vecinas de los pueblos. Somos la única administración que alcanzó un acuerdo con todos los grupos políticos para el plan de choque. 
¿Ha sido sencillo trabajar con un grupo de diputados que no eligió usted por las circunstancias del Partido Popular tras las pasadas elecciones?
Así es. Hay un equipo que creo que al 50% o más es nuevo, no habíamos trabajado nunca juntos. Por ejemplo, en mi zona, en Tierra de Pinares, la relación con Tierra de Campos, por muchos motivos, no es tan fluida. Y personas que crees que conoces pues luego debes ponerte a trabajar. Como en todos los ámbitos, al principio ha costado, no ha sido fácil, pero una vez que la maquinaria está en marcha se está trabajando con total normalidad. Y eso sumado a la situación política que tenemos, gobernando con Ciudadanos. Son personas que desconocen la casa, que nunca habían estado en la administración local, pero que con el esfuerzo y la ilusión que tienen después de un año el equipo está unido y ha mejorado. 
Ciudadanos defendía la idea de que debían desaparecer las diputaciones. ¿Ha cambiado de opinión?
Eso lo se lo tendría que preguntar a ellos (risas). No voy a omitir que en alguna ocasión y más ahora con el día a día tan intenso se ha puesto encima de la mesa ese planteamiento de Ciudadanos de esa desaparición de las diputaciones. Pero me consta que, ahora que están dentro y la conocen, su idea de la Diputación es bien diferente.   
¿Estará el resto del mandado marcado por el esfuerzo económico realizado por la pandemia?
Es una pregunta que es fácil y espero equivocarme, pero creo que sí va a marcar. Hay un antes y un después. Espero que a primeros de año, tengamos esa vacuna. Nosotros desde Diputación, arrimar el hombro para facilitar la vida de los vecinos y vecinas y a los ayuntamientos. 
¿Cómo ha conseguido el acuerdo con grupos tan dispares como Vox y Toma la Palabra para lanzar un plan de choque? ¿Qué supondrá para la provincia?
Es un plan de choque de 13 millones de euros. No voy a negar que las conversaciones no han sido fáciles. Cada grupo tenía sus prioridades, pero cuando hay voluntad de entendimiento al final se llega a un acuerdo. El pleno pasado ya aprobábamos unas líneas para los colectivos que lo están pasando peor como el turismo y la hostelería y también reforzar las políticas sociales y dar liquidez a los ayuntamientos. 
¿Qué proyectos se verán afectados este año como consecuencia de las inversiones incluidas en el pacto?
Tenemos proyectos que hemos tenido que aparcar y muchos servicios y programas que se han eliminado porque se ha considerado que no eran tan prioritarios.
Uno de los focos de los últimos días han sido las residencias de la Diputación. ¿Qué papel está ejerciendo el todavía director de los centros residenciales?
Empezando por lo importante, la situación que tenemos en las residencias es estable. Casi todos los residentes han vuelto a su vida. Yo llamo volver a su vida a que están en su habitación. Solo hay tres personas positivas. Como conoce todo el mundo se hizo un comité ante una situación de emergencia cuando los dos directores estaban de baja y hasta nueva orden va a continuar dirigiendo los centros. Los dos directores a día de hoy continúan de baja. 
¿Los va a destituir de su cargo? ¿Continúan de baja por….?
No tengo conocimiento de ello. De personal de residencias podemos tener en torno a una treintena de baja, hay auxiliares y enfermeros y no sé el motivo de la baja. Lo que sí que les digo es que el grupo de Gobierno y el presidente tenemos muy claro que va a continuar la dirección actual en el comité técnico con todos los colectivos representados, incluso los sindicatos.
¿Hay ya resultados de la investigación interna?
Dentro de las reuniones semanales de todos los grupos políticos se preguntó por esta cuestión. Es una investigación interna en la que intentaremos que sea lo más rápida posible. Libertad absoluta a los funcionarios y me costa que dependen de informes de otras administraciones que se han solicitado a las consejerías de Familia y Sanidad y espero que esté ya pronto. 
¿Habrá una comisión pública con la participación de todos los grupos? 
Primero habrá que conocer los resultados de este informe. Mi intención es trasladarlo a los grupos políticos y entre todos por unanimidad tomaremos la decisión que haya que tomar.
¿Y cuál es la voluntad del presidente?
Mi opinión está clara. Quién inicia esa investigación interna es el presidente y es la primera persona que quiere saber todo lo que pasó. 
¿Qué proyectos considera irrenunciables e imprescindibles de aquí al final de mandato?
Estamos en una situación donde prever lo que sucederá es imposible. Tenemos familias vulnerables que lo están pasando muy mal y siempre en esta casa lo primero van a ser las personas. Lo primero es saber cómo salimos de esta crisis y a partir de ahí veremos si continuamos con proyectos o no.
¿La iniciativa Castillo de Castillos que inició su predecesor tendrá continuidad? ¿Cómo está el proceso judicial de Meseta Ski? ¿Hay algún proyecto alternativo para esa zona?
Sobre Meseta Sport, como presidente me mantengo en lo que he dicho muchas veces. Hasta que no conozcamos la decisión de los juzgados no se tomaría ninguna decisión. No voy a negar que el escenario es totalmente distinto a hace cuatro meses. En el Castillo de Fuensaldaña es lo mismo. Hay que esperar a ver el desenlace. Hay muchos cambios que como administración local tenemos que ver cómo lo afrontamos. Vamos a ser prudentes y no podemos decir cuál va a ser el desenlace.
¿Cómo está transcurriendo el pacto con Ciudadanos? Algunas voces apuntan a roces serios entre ustedes. 
Como en cualquier relación humana hay altos y bajos. No deja de ser un equipo nuevo. Personas que no conocen la administración y este salto cuesta. Estamos funcionando y muchas veces en Ciudadanos, si puedo poner un pero, es importante que sepan separar el partido de la institución. Todos los martes tenemos una reunión de grupo de Gobierno y se hace con total normalidad.
¿Existen fricciones entre algunos miembros de su equipo?
El arranque no fue fácil. A día de hoy somos una piña, aunque como conoce todo el mundo el arranque fue complicado. 
¿Sobrevuela la sombra de Jesús Julio Carnero? 
Jesús Julio es un amigo, que eso vaya por delante. A día de hoy además es el presidente del  Partido Popular. No diría que sobrevuela, pero es inevitable el contacto y el diálogo por motivos obvios y como consejero de Agricultura son muchos los temas que debemos hablar y yo lo tacharía de colaboración. 
 Ha apostado por la transformación digital de la provincia e incluso ha dicho que lo acometerá sola la Diputación si no recibe apoyo. ¿Cómo va a afrontarlo o teme que se haya truncado con la pandemia?
A mí me gusta llamarla conexión entre personas. No nos apartamos de la ayuda de otras administraciones, pero el proyecto ya ha echado a andar y va a continuar andando. Desde hace unos meses, aunque con un parón, estamos haciendo un trabajo de campo de análisis de la provincia, aunque es verdad que muchos municipios tienen fibra por empresas que acceden a subvenciones del Gobierno y la Junta. 
¿También incluye la cobertura telefónica?
Sí, también la telefónica y la TDT. Hay muchos municipios que tienen gravísimos problemas. Hace poco me he reunido con una plataforma que existe en Montemayor de Pillilla por este problema. La empresa adjudicataria del informe tiene que cumplir unos plazos, aunque se han interrumpido durante el estado de alarma. 
En el último pleno, la oposición le ha pedido la disolución de Sodeva. Se ha rebajado a la mitad su capital social. ¿Se plantea adoptar esa medida?
Sodeva es algo muy político. Es una herramienta útil que tiene sus frutos. Pero estamos en un escenario diferente al momento de su constitución. Es como el Plan Impulso, que se crea en 2012 y no tiene nada que ver con el que estamos desarrollando ahora. Ahora, es Plan de Choque. Tenemos claro que en Sodeva hay que analizar la realidad y los objetivos no son los mismos. Estamos trabajando y nuestra idea es darle otra forma. La reducción de capital es una muestra de que se debe trasformar, pero en ningún momento nos hemos planteado eliminar la sociedad. 
¿Qué espera para los próximos presupuestos? ¿Serán unas cuentas de guerra para las administraciones?
Van a ser unas cuentas complicadas. Hay muchas administraciones que ya han hablado de ello como el propio alcalde de Valladolid. Volvemos a esa incertidumbre, que durante toda la entrevista es la palabra que más estoy diciendo. Lucharemos por lograr un consenso con todos los grupos políticos, pero va a ser complicado. Estamos en un escenario impredecible. Tenemos claro que vamos a hacer todo lo posible por ayudar a los vecinos. 
¿Trabajan ya en números? 
Ahora estamos centramos en el Plan de Choque. Es verdad que con el PSOE se ofreció para pactar los presupuestos y es algo que está en nuestra intención como hemos hecho en este último año. Si no hay un acuerdo no será porque no tengamos voluntad de ello. 
La provincia continúa perdiendo habitantes ¿Existe una solución viable contra el efecto de la despoblación? ¿Teme un verano con pueblos masificados por el turismo y la tendencia rural tras la pandemia?
No hay una solución mágica a la despoblación. Desde la Diputación aportamos las necesidades que entendemos. Todos los servicios son de lucha contra la despoblación porque todo ayuda. Esa avalancha de personas la habrá, pero no en gran medida. No hay vivienda en el mundo rural. Nos consta que gente está interesada en esa fiebre de buscar vivienda en los pueblos, pero no existe ese mercado. Hay que concienciar a las personas en el mercado del alquiler, que no existe una vez que salimos de la capital y el alfoz.  
¿Comparte la recomendación de suspender las fiestas patronales y romerías hasta final de año?
El tema de las fiestas y las piscinas preocupa a la mayoría de los alcaldes. Es algo que he planteado hace dos meses en varias reuniones. Se ha intentado llegar a un acuerdo. Los alcaldes nos pedían recomendaciones claras y concisas. Desde el servicio de asesoramiento se ha estado en contacto con los ayuntamientos para dar información. En las fiestas debe primar la salud por encima de todo. Hay que hacer un último esfuerzo. La pandemia sigue entre nosotros.
Usted es coordinador de Acción Electoral del PP de Valladolid. ¿Cómo se gestó la moción de censura de Peñafiel? 
El PP siempre respeta la autonomía local. Todo el mundo conoce cómo se constituyó la corporación en Peñafiel. Un grupo político que dio su apoyo al PSOE, después de un año, ha entendido que no se daba cumplimiento a lo acordado. Desde el PP de Peñafiel se trasladó al PP de Valladolid y en su ámbito provincial y regional se autorizó esa moción. Son las reglas, y nos gusten más o menos, Peñafiel Futuro ha retirado la confianza al grupo que se la dio hace un año. 
La Junta Directiva Nacional de su partido ya ha abierto los primeros congresos provinciales. ¿Está previsto que se celebre pronto en Valladolid?
Soy miembro nato de la Junta Directiva Nacional y desde Génova sí se ha tomado la decisión de renovar las juntas directivas y se ha arrancado por la Comunidad Valenciana. Nosotros no tenemos constancia, según nos ha trasladado nuestro presidente Jesús Julio Carnero. No sabemos nada. Hace unos días también se ha trasladado una Junta Directiva Regional y no se ha hablado de congresos en ninguna provincia.
¿Se plantea presentarse?
Ahora mismo solo me planteo luchar por los vecinos y vecinas y sacar adelante la institución y más con lo que estamos viviendo. Sacar adelante el plan de choque con tantas personas que lo necesitan y lo que vaya viniendo se irá viendo en el futuro. 
¿Qué tal están las relaciones del PP de Valladolid con Génova después de los acontecimientos que ocurrieron en la elecciones de diputados provinciales hace un año? 
La relación por lo que nos traslada el presidente y el secretario general a nivel de Valladolid son fluidas y está situación nos ha llevado a las videoconferencias, que con Madrid son muy intensas.