Los municipios compartirán depuración, transporte y la grúa

R.G. / M.R.I.
-
Los municipios compartirán depuración, transporte y la grúa

El Ayuntamiento de Valladolid recibe peticiones para implantar el servicio de grúa en el alfoz y la mayoría de los consistorios insisten en conectar carriles bici en un gran recorrido

Los 25 consistorios que formarán la Mancomunidad de Interés General (MIG) se han marcado mayo como fecha tope para su constitución definitiva. Será justo antes de las elecciones del 26-M. Por eso habrá que esperar a las tomas de posesión de los nuevos alcaldes y la formación de los equipos de Gobierno para comenzar a negociar los servicios que pretenden tener para cada uno de sus municipios.
No obstante, las demandas actuales de la mayoría son similares. Casi todos solicitan la mejora de la seguridad, algo que será de difícil aplicación teniendo en cuenta la imposibilidad de la puesta en marcha de la Policía Metropolitana. Pero también han hecho especial hincapié desde la creación de la Comunidad Urbana de Valladolid, la desaparecida CUVA, en la implantación del servicio de grúa, la depuración de aguas residuales y la mejora en la frecuencia de las líneas de transporte interurbano. 
Son varios los municipios que disponen de agentes de Policía Local como Arroyo de la Encomienda o Simancas, entre otros. No obstante, aquellos vehículos que se encuentran mal estacionados pueden recibir la pertinente sanción, pero no pueden ser retirados por el servicio de grúa en ningún caso, al carecer todos los municipios de esta prestación Por eso, las localidades de la provincia que tienen más de 5.000 habitantes, que tienen la capacidad legal de tener agentes de Policía Local, han demandado poder prestar el servicio de grúa que tiene Valladolid. 
Otro de los aspectos primordiales en la negociación será la mejora del transporte público. Si bien es cierto que ahora los vecinos del alfoz pueden viajar hasta la capital en sus líneas regulares y luego hacer transbordo con los autobuses de Auvasa, la mayor parte de los municipios considera que se deben aumentar las frecuencias y esperan que llegue una aportación económica de la Junta de Castilla y León para poder llevar a cabo este aumento en el número de viajes. De la misma forma, los consistorios esperar llegar a un acuerdo para fijar las tarifas fijas del taxi entre paradas metropolitanas.  
La recogida de basuras también será otro aspecto a tener en cuenta, ya que actualmente el tratamiento de residuos se realiza mediando un servicio mancomunado  a través de la entidad Tierras de Valladolid. En alguna ocasión se ha solicitado a los municipios una mayor aportación económica por el uso del vertedero de la capital. 
La depuración de las aguas residuales será otro de los asuntos de especial relevancia en las negociaciones. Actualmente, el Ayuntamiento de Valladolid ha llegado a acuerdos con Laguna, Arroyo, La Cistérniga, Simancas y Zaratán para la conexiones a la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de la capital. Todos los pueblos han acordado unos precios por este servicio y más municipios podrían estar interesados en unirse a esta iniciativa.  
carriles bici. También los municipios continuarán las negociaciones para unir los carriles bici tanto con la capital como entre los propios municipios para realizar rutas cicloturísticas por todo el territorio. 

 

La dificultad de llegar a acuerdos se ha reflejado en el sector del taxi

La Mancomunidad de Interés arranca con buenas intenciones y todos los acuerdos se han aprobado por unanimidad hasta el momento. No obstante, hay que reseñar que todavía no se ha alcanzando la parte complicada de las negociaciones, que llegará una vez que se hable de la prestación de servicios. 
Un claro ejemplo de ello es lo que está ocurriendo en el sector del taxi. El Ayuntamiento de Valladolid ha desestimado la aprobación de tarifas fijas este mandado entre la capital y los municipios debido a la dificultad en las negociaciones y la imposibilidad de alcanzar un acuerdo con las partes implicadas.

 

Valladolid sigue los ejemplos de Barcelona y Vigo para fijar organización y competencias

La concejal de Medio Ambiente, María Sánchez, que hace las funciones de coordinara territorial en el Ayuntamiento para la constitución de la Mancomunidad de Interés General (MIG), asegura que el Consistorio se ha fijado en los ejemplos de Vigo y Barcelona a la hora de redactar los estatutos. «Han sido las ciudades en las que nos hemos fijado», aclara. 
Ambas ciudades consiguieron la constitución de un gran área metropolitana ambiciosa donde los municipios que la componen han puesto en común competencias en todos los ámbitos para facilitar la prestación de servicios a los vecinos que viven tanto en las ciudades como en los municipios. 
En el caso de Vigo, la consecución de la prestación conjunta de servicios no está siendo fácil y no ha estado exenta de polémicas e incluso de demandas judiciales. El proceso arrancó en 1986, pero la aprobación definitiva por parte de la Junta de Galicia no llegó hasta 2016. Está compuesta por 14 municipios que cuentan con una población cercana al medio millón de habitantes. 
Las competencias en el caso gallego también son muy extensas y van desde la promoción económica, empleo, servicios sociales, turismo y promoción cultural hasta la principal apuesta de Valladolid, el transporte entre todos los municipios. La financiación la realizan todas las administraciones, ya que aportan fondos tanto la Junta, como la Diputación, la capital y los municipios. 
barcelona. Se podría decir que por tamaño y población, el caso de Barcelona no tendría nada que ver con Valladolid, pero en cuanto a competencias y funcionamiento sí se asemejan y es completamente normal que el Ayuntamiento vallisoletano haya tomado como referencia a la ciudad catalana. Se trata de 36 municipios que han delegado competencias tanto en urbanismo como en ordenación del territorio pasando por servicios básicos y fundamentales para una ciudad con tanta población como lo es el transporte. Los residuos o el ciclo integral del agua, la vivienda o el desarrollo económico son otros de los aspectos en los que trabajan todos juntos.
La organización de todos los municipios se basa en el Consejo Metropolitano y la Junta de Gobierno, que son las dos entidades que gestionan el día a día del área metropolitana. Como podría pasar en Valladolid, no todos los municipios están inmersos en la prestación de todas las competencias, sino que algunos solo se han integrado en el transporte y otros en cuestiones de medio ambiente. 
El Ayuntamiento no solo ha pretendido emular a estas dos ciudades a la hora de poner en marcha la Mancomunidad de Interés General, sino que también quiere seguir este ejemplo una vez que ya esté en marcha.