La elección de portavoz divide al PSOE en la Diputación

R.G.R.
-

Los diputados celebraron este martes una confusa reunión que se salda sin un resultado claro y sin un nombre concreto para la Portavocía. En la cita ya estuvo la alcaldesa de Rueda, Dolores Mayo, quien sustituirá a Teresa López tras su dimisión

La elección de portavoz divide al PSOE en la Diputación

La dimisión de Teresa López como portavoz del PSOE en la Diputación tras su elección como senadora y la votación para designar a su sucesor ha servido para visualizar esta mañana la división entre los diputados del Grupo Provincial Socialista. Los diez diputados socialistas se reunieron este martes en Diputación para elegir un portavoz, una cita en la que ya estuvo la alcaldesa de Rueda, Dolores Mayo, quien sustituirá a López como diputada. Se habían postulado para el cargo el concejal de Simancas Francisco Ferreira y el alcalde de Alaejos, Carlos Mangas, aunque, finalmente, no se llegó a ningún acuerdo y, actualmente, sigue en suspenso. 

En un primer momento, López solicitó lealtad a los diputados a la actual Ejecutiva y después se inclinó por la elección de Ferreira, aludiendo a un artículo que imposibilita la elección como portavoces en la Diputación de aquellas personas que ya ocupen el cargo de alcaldes. Algo que no habría sentado bien a algunos diputados, que no entendieron cómo era posible que, en el anterior mandato, ella misma ocupara la Portavocía pese a ser la alcaldesa de Medina del Campo. Y también se puso encima de la mesa la posibilidad de que fuera la Ejecutiva y no los diputados la encargada de elegir el portavoz del PSOE en la Diputación. 

A VOTAR

Ante esta tesitura, los diputados votaron primero sobre si ellos mismos eran los encargados de la elección o dejaban la decisión en manos de la Ejecutiva, con un resultado favorable a la primera opción y dando lugar a una nueva votación para escoger, finalmente, al portavoz. En esta elección, tal como ha podido confirmar El Día de Valladolid en diversas fuentes del partido, el resultado fue favorable a Carlos Mangas por seis votos a favor, frente a cuatro para Ferreira.

Sin embargo, momentos más tarde, y cuando la reunión ya había finalizado, este resultado volvía a quedar en el aire cuando, al parecer, una diputada manifestó que se equivocó y que su intención no era votar a Mangas sino al concejal de Simancas. Entonces, se produjo una situación de desconcierto en la que los diputados desconocían si el resultado inicial de la votación había sido válido o, por el contrario, si se producía un empate a cinco que dejara en el aire una futura elección.  

Este periódico se puso en contacto esta mañana tanto con Teresa López como con Carlos Mangas. Ambos declinaron hacer cualquier tipo de declaraciones, aunque sí indicaron desconocer en qué situación se encontraba realmente el Grupo Provincial Socialista a fecha de hoy tras la confusa votación, con o sin portavoz. 

No se ha fijado por el momento ningún otro encuentro para lograr un acuerdo a pesar de que el próximo 2 de septiembre está fijado un Pleno extraordinario en la Diputación.