scorecardresearch

La Diputación sube la inversión un 55% con sus presupuestos

R.G.R
-

Las cuentas de 2022 son las más altas desde 2008 por la ausencia de limitaciones al gasto. La institución no recurrirá a créditos hasta conocer los proyectos de Europa

Presentación del proyecto de presupuestos de la Diputación, esta semana en el Palacio de Pimentel. - Foto: Ical

La Diputación de Valladolid contará con unos presupuestos para 2022 de 127,8 millones de euros, lo que supone un incremento del ocho por ciento con respecto al presente ejercicio. El mayor aumento de unas cuentas desde 2008. Este incremento se debe a la ausencia de limitaciones al gasto, lo que ha permitido a la institución aumentar de forma considerable sus cuentas. El presidente, Conrado Íscar, manifestó que aprovecharán este aumento para trabajar por «una mejor calidad de vida» de los vecinos de los pueblos. Así, las partidas sociales y en busca de nuevos asentamientos de empresas y autónomos centrarán buena parte del montante total. 

Íscar afirmó que se trata de unas cuentas «coherentes», con flexibilidad, «rigurosas», «comprometidas con la recuperación económica» y decididas «para afrontar las necesidades de los vecinos». Además, añadió que la previsión de deuda cuando acabe este ejercicio es del 13,7 por ciento sobre los ingresos corrientes, lo que demuestra «la fortaleza» de la salud financiera de la institución. 

De los casi 128 millones para el próximo ejercicio, el 35 por ciento (44 millones) irán destinados al pago del personal de la institución provincial, lo que supone un incremento del 4,5%. Llama la atención el hecho de el gasto corriente aumente un 10 por ciento en con respecto al presente ejercicio. Se destina un 25% del total (31 millones).  Las inversiones reales han aumentado un 55 por ciento y se elevan hasta los 9,7 millones, mientras que las trasferencias que hará la institución a los ayuntamientos se elevan hasta los 18,8 millones, un 8,2 por ciento más. 

Dentro del capítulo de inversiones, la institución hará un esfuerzo en la aplicación de su plan de depuración para los municipios de más y menos de 500 habitantes. El plan de mejora contará con dos millones de euros. La Diputación se enfrenta así a uno de los principales problemas de los pueblos durante los últimos años y a una demanda histórica en la provincia. Algo que no podrá hacer en referencia a la llegada de la fibra óptica. Íscar se encargó de dejar bien claro que no pueden desarrollar su plan de expansión debido a que no se lo permiten desde el Gobierno y desde la Junta de Castilla y León. No obstante, sí indicó que se llevará a cabo el programa de TDT y que contará con algo más de un millón. 

Existen pocas novedades en este proyecto de presupuestos. Entre ellas, destaca la puesta en marcha de una nueva web específica de empleo; un nuevo programa específico de apoyo al comercio rural (60.000 euros), y la implantación de la venta online por parte de autónomos y pymes (90.000 euros); o avanzar en la implantación de la economía circular en la provincia, a través de un convenio con la patronal (50.000 euros).

Los presupuestos participativos tendrán continuidad en el tiempo, ya que dispondrán de un millón de euros para el próximo ejercicio. Una apuesta del socio de gobierno, Ciudadanos. La vicepresidenta, Gemma Gómez, señaló que se trata de una forma de hacer llegar a la provincia las cuentas de la Diputación. 

El Plan de Carreteras tendrá casi 3,5 millones para mejorar la red provincial, otros 700.000 irán a parar la mejora de iglesias y ermitas, mientras que 100.000 se gastarán en la rehabilitación de retablos. La compra y rehabilitación de viviendas rurales también contarán con partida. El Plan Provincial de Vivienda supera por tercer año consecutivo el millón de euros. ?

«unas cuentas sociales». Pero donde realmente hizo hincapié el presidente fue en el gasto social de las cuentas. Conrado Íscar aseguró que «una vez más, la mayor partida del nuevo presupuesto la consignan las políticas sociales. A ellas dedicamos 64,88 millones de euros que, como les decía, suponen el 50,73% del presupuesto, superando por primera vez más de la mutad del dinero total». La subida con respecto al presente ejercicio es del 18,37%.

Destaca el importante incremento del servicio de Ayuda a Domicilio, que se sitúa en 10,97 millones de euros, con un crecimiento del 34%, así como el de la partida destinada a Integración Social, que asciende a 939.809 euros, con un incremento del 52,2%. Se incrementan también otras partidas como las destinadas a ayudas a las familias (1,2 millones), con especial atención al incremento del programa Crecemos, que favorece la conciliación laboral y familiar en el medio rural (611.000 euros, +55,61%).